Si eres padre o madre de una adolescente lesbiana

Cómo asumir de forma saludable que tu hija es homosexual

La adolescencia es el momento en el que la mayoría de las personas descubren su identidad sexual. Y eso es así tanto para los heterosexuales como para los homosexuales. Por eso también es el momento en el que muchos padres descubren que tienen una hija lesbiana.

Cuando entre padres e hijas existe una relación estrecha y de confianza mutua, suelen ser las propias chicas las que explican a sus padres que son lesbianas.

Pero hay muchas ocasiones en las que las adolescentes no se atreven a hablarles a sus padres de su tendencia sexual. Esto es así por varias razones. En cualquiera de los casos, los padres de las adolescentes lesbianas suelen sospechar sobre la tendencia sexual de sus hijas antes de que estas les hablen de ella o antes de que la descubran por otros medios.

Hay también algunos casos en los que los padres no aceptan que sus hijas son lesbianas. Cuando las cosas son así, lo más probable es que la vida de la adolescente y de toda la familia sea mucho más difícil y aparezcan problemas, en ocasiones problemas graves.

Algunos padres de adolescentes lesbianas aceptan sin ningún tipo de problema o temor la homosexualidad de sus hijas. Pero en la inmensa mayoría de los casos, los padres de chicos y chicas homosexuales se sienten, por lo menos, un poco perdidos, asustados o preocupados cuando descubren que sus hijos son homosexuales.

Ese sentimiento de miedo ante la sexualidad de los hijos es bastante frecuente, incluso entre los padres de adolescentes heterosexuales.

Si eso te ha pasado a tí, no te preocupes por ello, es una reacción normal. Es muy probable que se deba a que recibiste una educación sexual en la que la homosexualidad era un tabú o que procedas de una cultura que trata la homosexualidad como si fuera una enfermedad.

Pero aunque se trate de una reacción normal, si quieres que tu vida y la de tu hija sea sana, plena, segura y feliz vas a tener que cambiar tu percepción de la homosexualidad.

 

Cómo enfrentarse al hecho de que tu hija es lesbiana

Hay cuatro pasos fundamentales para que tú aceptes la condición sexual de tu hija y que de esa forma puedas ayudarla a desarrollarse plenamente.

  1. Amor. Lo más importante es que no debes olvidar nunca el amor que le tienes a tu hija. Ese amor va a ayudaros a pasar juntos por cualquier dificultad. A los padres, a aceptar y apoyar a su hija lesbiana y a la adolescente a superar la etapa de la adquisición de la identidad sexual de forma saludable.
  2. Información. Muchos padres, y también muchos adolescentes homosexuales, no tienen información suficiente sobre esta condición sexual. O la información que manejan está basada en falsedades o errores. Por eso es imprescindible buscar información. Una buena idea puede ser consultar con el médico de la adolescente, seguro que él podrá ayudaros a desterrar falsos mitos y a enfrentaros al hecho de la sexualidad de vuestra hija con naturalidad. Pero también existen en la mayoría de las ciudades asociaciones de gays y lesbianas que tienen los recursos suficiente para hacer eso. Generalmente cuentan con grupos de padres que pueden dar una ayuda inestimable a los que acaban de descubrir la homosexualidad de sus hijas y no saben cómo enfrentarse a ella. También suelen contar con grupos de apoyo para adolescentes que son muy eficaces para las chicas. Si a la hora de decidir dirigirte a una de estas asociaciones tienen sentimientos de verguenza o de miedo, debes rechazarlos o combatirlos y pensar que la vida y el futuro de tu hija son mucho más importantes y merecen todos tus esfuerzos.
  1. Aceptación. Es muy importante que puedas hablar con tu hija sobre su sexualidad. Y que puedas hacerlo con naturalidad. Eso no quiere decir que no puedas explicarle, si es tu caso, que te cuesta un poco aceptarlo o que es difícil para tí enfrentarte a ello. Si a tu hija lesbiana le explicas cómo te sientes pero le demuestras tu amor y ella siente que la apoyarás, vais a conseguir que las cosas salgan bien.
  2. Tiempo. En algunos casos, los padres de adolescentes lesbianas necesitan un poco de tiempo para aceptarlo o para entender exactamente lo que significa. También eso se puede hablar con las chicas y pedirles que tengan un poco de paciencia con los sentimientos de sus padres.