Sexo consensuado (sexo de mutuo acuerdo)

Asegúrate siempre de practicar sexo de mutuo acuerdo

Sexo consensuado
Es muy importante que el sexo sea de mutuo acuerdo, sin presiones y ambos deseándolo. ©Dream Pictures/Getty Images

¿Qué es el sexo consensuado?

El sexo de mutuo acuerdo, también llamado sexo consensuado, es una situación en la que ambos desean el encuentro sexual. Nadie intenta presionar ni forzar al otro a tener actividad sexual en contra de su voluntad, ni realizar ninguna práctica sexual con la que no se sienta cómodo y seguro.

Tanto si se trata de una nueva pareja, un encuentro sexual casual o de la pareja con la que llevas años conviviendo, es necesario que el sexo sea de mutuo acuerdo siempre.

Es muy importante conocer el límite entre el sexo consensual y el que definitivamente no lo es. porque la actividad sexual no consensuada es un delito penalizado por la ley. Para saberlo, es necesario que le preguntes a la otra persona si desea tener sexo contigo y tú, a la vez debes expresar tu deseo o no de tener sexo con ella.

¿Cómo saber si la otra persona ha dado su consentimiento para tener sexo contigo?

La manera de saberlo es sencilla: simplemente pregúntale a la otra persona si desea tener sexo contigo. Nunca asumas que tu pareja también debe desearte o, peor aún, que debe tener sexo contigo porque están comprometidos en una relación.

Puedes hacer preguntas como las siguientes:

  • ¿Deseas hacer esto (tener sexo)?
  • ¿Deseas seguir avanzando?
  • ¿Está bien para ti hacer esto (por ejemplo, sexo oral o sexo anal)?
  • ¿Deseas que paremos?

Presta también atención a las señales no verbales de tu pareja sexual, especialmente si ha dicho que sí desea tener sexo, pero el lenguaje corporal indica lo contrario.

Veamos algunos ejemplos:

  • No responder a tus caricias
  • Músculos tensos, cuerpo rígido
  • Ojos y rostro que evitan hacer contacto contigo

Hay señales mucho más evidentes de que la persona no desea tener sexo contigo y en este caso debes detenerte de inmediato, porque de lo contrario tu conducta puede ser considerada como asalto sexual o violación:

  • Brazos alrededor de su cuerpo, sujetándolo muy fuertemente
  • Ligera o mediana resistencia a tus avances
  • Empujarte lejos con fuerza

Ten además cuidado con las personas que envían mensajes ambivalentes. Por ejemplo, dicen que sí desean sexo, pero con el cuerpo demuestran otra cosa. O bien, sus palabras y gestos dicen que sí en un momento, pero minutos después el deseo y receptividad no están allí.

Las personas tienen motivaciones que son complejas de comprender, y a veces ni ellas mismas están claras en lo que desean. Como precaución, abstente de tener sexo con tales personas y así evitarás problemas innecesarios.

Debes comunicarle a tu pareja si deseas detenerte o ir más lento

Cuando eres tú quien no desea ir más allá y quieres avanzar paso a paso, es necesario que lo expreses. No es tu deber complacer a tu pareja, sino cuidar de que lo que hagas esté bien para ti y genere placer y bienestar, y no desagrado, incomodidad o sentimientos encontrados. Mucho menos que sea una experiencia traumática.

Algunas maneras de expresarlo son:

  • No deseo seguir más alla (tener sexo contigo), sólo quiero que nos besemos, abracemos y toquemos por ahora.
  • Dejemos el sexo para más adelante, vayamos más despacio.
  • ¿Podríamos mantener nuestra relación así (sin sexo) por un tiempo?

    Si hay alguna práctica sexual con la que te sientes incómodo también debes expresarlo:

    • No me siento a gusto por ahora dando sexo oral.
    • El sexo anal es algo que no disfruto.
    • No estoy a favor del sexo casual.

    Si ya has iniciado el sexo y no te sientes bien puedes también detenerlo

    Es natural que después de iniciado el sexo te des cuenta que hay alguna caricia o práctica que no te gusta, te hace sentir mal o incómodo. Si ése es el caso, pídele a tu pareja sexual que se detenga:

    • No quiero seguir con esto.
    • Paremos por favor.
    • Puedes tener un fuerte motivo en mente si tu pareja no se detiene: Necesito ir al baño, Me siento mareado/a, con ganas de vomitar.

    Nunca tengas sexo con una persona que está inconsciente o bajo los efectos del alcoholo o drogas

    Cuando una persona se encuentra con sus facultades mentales y físicas afectadas por el alcohol o las drogas no podrá tomar ninguna decisión, incluyendo si desea tener sexo con alguien.

    Jamás tengas sexo con una persona en estas condiciones porque equivale a estar cometiendo una violación.

    De igual manera, si la persona se encuentra totalmente inconsciente, es un grave delito tener sexo con ella en ese estado.