Serpiente con tubos de papel de baño.

01
de 05

Serpiente con tubos de papel higiénico

PV

Los tubos de papel higiénico son y siempre serán uno de los materiales más utilizados en proyectos manuales, por su facilidad de obtención, de manejo y por ser a la vez económicos y reciclables.

Enseña a los más pequeños a reciclar y a hacer sus juguetes con estas lindas serpientes hechas con tubos de papel higiénico.

Las serpientes son animales fascinantes que encantan a los chicos, pues ahora puedes usar su atracción por estos animales para realizar unas sencillas pero divertidas serpientes a la vez que les enseñas sobre el reciclaje.

Esta original serpiente es una muy divertida manualidad que entretendrá a los más pequeños por un rato, primero mientras la pintan y después mientras juegan con ella. Es flexible y divertida, sirve para reciclar algunos de esos rollos de papel de baño que tienes por la casa.

02
de 05

Para hacerla sólo necesitas:

PV

Materiales:

Rango de edad: 4 o más años.

Tiempo de realización: 30 minutos.

Grado de dificultad: sencillo.

Esta guía de edad y el tiempo requerido para esta actividad son sólo un estimado. Este proyecto puede ser modificado para adaptarlo a otras edades y podría tomar más o menos tiempo dependiendo de la habilidad de las personas y de los niños.

03
de 05

Corta y pinta los tubos.

PV

Corta los tubos de cartón de forma triangular en cada uno de los extremos y píntalos de la forma y colores que desees. Utiliza los colores que más te gusten y decora los tubos como quieras, puedes usar brillantina o papeles de colores pegados.

En cada uno de los extremos de cada uno de los tubos perfora un hoyo para engancharlos entre sí.

Deja secar completamente la pintura antes de continuar al siguiente paso.

También puedes pintar los tubos de papel higiénico antes de cortarlos y perforarlos así los puedes dejar secar en forma vertical. Una vez secos, corta y perfora para que puedas armar la serpiente.

04
de 05

Arma tu serpiente.

PV

Une los tubos por medio de los agujeros hechos con la perforadora.

Pasa el limpiapipas por los agujeros hechos con la perforadora y dobla sobre si mismos para evitar que se salgan. Esto además de unir los tubos, le dará movimiento al cuerpo de la serpiente.

05
de 05

Termina tu serpiente

PV

Por último pega en uno de los tubos del extremo los ojos de plástico con el pegamento o dibuja unos ojos con un plumón negro.

Utiliza la parte del limpiapipas que sobró o una parte de uno nuevo para formar la lengua de la serpiente y pegarla en la boca con el pegamento blanco.

Por el agujero hecho donde ahora es la nariz de la serpiente, puedes pasar un cordón para que el niño arrastre la serpiente y lo siga a todas partes.

Si deseas puede decorar la serpiente con patas, o con arrugas de papel en el lomo o puedes hacer con la misma técnica un tren con ruedas de corcholatas o un ciempiés o gusano con patas de limpiapipas.

Este es un gran proyecto para realizar en el salón de clases o en una fiesta infantil ya que hasta los más pequeños pueden ayudar pintando los tubos de colores. Después necesitarán un poco de ayuda armando la serpiente pero les encantará el resultado final.