Seis maneras de eliminar la grasa en el cabello

Powder Ballet
Uno de los remedios más antiguos para atacar la grasa en el cabello es sin duda, usar un poco de talco de bebé. Henrik Sorensen / Getty Images

1. Ojo con las pastillas anticonceptivas

Si de un momento a otro notas que tu pelo se ha puesto más grasoso que de costumbre, pregúntale a tu ginecólogo sobre los efectos de las pastillas anticonceptivas que estás adquiriendo. Se ha comprobado que ciertas pastillas tienen efectos hormonales, haciendo que se produzca más sebo en tus glándulas y por consiguiente estás teniendo un cabello más grasoso.

Habla con tu médico para cambiar las pastillas hasta encontrar unas que no te afecten tanto.

2. Evita el calor

No hay cosa que estimule más a la producción de las glándulas sebáceas que el calor, ya sea del agua caliente o tibia, del secador de mano, o de una plancha, por mencionar algunos. Por eso evita ponerte sombreros o bandas apretadas a la cabeza. Lava tu pelo con agua fría y cuando lo seques con el secador de mano hazlo a una larga distancia posible.

3. No lo cepilles tanto

Más allá de desenredarlo y mantenerlo bien cepillado, cada vez que te pasas in cepillo o peine por tu cabeza no haces otra cosa que multiplicar la grasa. Expertos asegura que mujeres con el pelo grasosos no ben peinarse antes de acostarse, por eso limítalo a hacerlo solamente en las mañanas. Se recomiendan los cepillos de cerdas naturales para quienes tienen cabello graso. Y más importante aún, mantén tus cepillos y peines limpios; lávalos como mínimo una vez por semana.

Conoce aquí cómo lavarlos profundamente.

4. Olvídate de los masajes

Mientras más masajees tu cuero cabelludo más producción de grasa conseguirás, por eso cuando laves tu cabello hazlo de forma rápida sin masajes.

5.Visita a un dermatólogo

Por más consejos que sigas y remedios caseros que trates, nada es tan efectivo como la orientación que te pueda ofrecer un especialista en la piel.

Quienes tienen pelo graso necesitan usar medicamentos que contengan ácido retinoico, el cual es un derivado de la vitamina A y que ayuda a regular la secreción de las glándulas sebáceas. Además cuida lo que comes, evita el consumo de carne y de alimentos altos en grasa y conservativos. Reducir tu estrés también puede aliviar la producción de grasa en tu cabello.

6. Usa talco y Dry Shampoo

Uno de los remedios más antiguos para atacar la grasa en el cabello es sin duda, usar un poco de talco de bebé. La manera correcta de aplicarlo es poner un poco en la palma de tu mano, esparcirlo en la raíz y peinar el pelo para evitar el exceso de talco. Este polvo tiene el poder de atrapar la grasa y reducir la apariencia de un cabello grasoso hasta en un 80 por ciento. El talco es tan eficaz, que fue el origen del champú en seco, conocido en inglés como el “dry shampoo”. Si te fijas, hoy día se ha vuelto tan popular este producto, que casi todas las líneas cuentan con uno. Tal como lo dice su nombre el “dry Shampoo”, no es otra cosa que lavar tu pelo en seco. Es decir, puede eliminar la grasa y el olor de tu cabello sin tener que mojarlo y aplicar champú. Este producto viene en forma de aerosol y al aplicarlo notarás que tu pelo se pone blancuzco, el mismo efecto si aplicaras un poco de talco de bebé.

Según las instrucciones de la mayoría de estos “dry shampoos” debes esperar unos 30 segundos antes de cepillar el pelo para desaparecer el talco. Y si vas al gimnasio el champú en seco será tu mejor aliado, pues no tendrás que lavarte el pelo todos los días, aunque te advierto que este producto jamás sustituye a un lavado de cabeza regular. Personalmente lo utilizo entre lavados para para añadir volumen a mi pelo y eliminar algún residuo de grasa.