Sangrado vaginal después del parto: ¿cuánto es normal?

Sangrado después del parto
La lactancia materna agiliza la involución del útero y reduce la duración de tu sangrado después del parto. ©Getty Images/Jamie Grill

Después de dar a luz tendrás sagrado vaginal, ese es uno de los síntomas normales en el posparto, pero la cantidad, apariencia y duración del sangrado pueden ser indicadores de que tu recuperación marcha bien, o de alguna complicación que requiere atención.

El sangrado vaginal después del parto, llamado loquios, contiene sangre, moco y tejido uterino que proviene en su mayoría de vías sanguíneas expuestas en el punto donde la placenta se conectaba al útero.

Conforme tu útero involuciona (se contrae), esas vías se cierran y se reduce el sangrado hasta desaparecer por completo, entre 18 días y seis semanas después.

Cantidad de sangrado posparto

La cantidad total de sangre que pierdes por los loquios es entre 110 y 1.300 mililitros, que se compensa con la acumulación adicional de sangre durante el embarazo (te puede interesar: ¿Cómo se distribuye el peso en el embarazo?). El sangrado es mayor los primeros tres a diez días posparto, y poco a poco reduce su cantidad y cambia su apariencia hasta desaparecer. Según sus características, atraviesa tres etapas:

  • Loquios rubra. Duración de tres a cinco días, color rojo fuerte
  • Loquios serosos.  Dura hasta alcanzar los diez días posparto, color café o rosado, contiene más moco cervical.
  • Loquios alba. Tono cambia a amarillento o blancuzco, puede durar hasta la sexta semana posparto.

Los primeros días el flujo es considerable y requieres toallas sanitarias apropiadas.

En el hospital suelen darte toallas grandes (casi del tamaño de los pañales de tu bebé), y cuando vuelves a casa puedes utilizar toallas nocturnas y reducir su tamaño conforme disminuye el sangrado. Recuerda que no debes utilizar productos femeninos que debas insertar en la vagina, como los tampones o copas menstruales, pues podrías introducir bacterias en tu vagina y causar infecciones.

Duración del sangrado después del parto

El promedio de duración del sangrado después del parto es entre 18 días y seis semanas o más. Su duración puede extenderse si:

  • Tuviste un trabajo de parto prolongado.
  • Requeriste un parto asistido con fórceps o ventosa.
  • Diste a luz por cesárea de emergencia.
  • Realizas actividades extenuantes. Recuerda que en el posparto requieres descanso para darle chance a tu cuerpo de recuperarse tras el increíble esfuerzo de dar a luz. Si el sangrado regresa o empeora una vez que había reducido, puede ser señal de que debes bajar el ritmo.

Por el contrario, la lactancia materna reduce la duración del sangrado posparto, gracias a la liberación de hormonas que agilizan la involución del útero.

Señales de alerta

Llama a tu médico de inmediato si tienes alguno de estos síntomas:

  • Sangrado excesivo (si llenas una toalla sanitaria en un lapso de una hora). La hemorragia posparto sucede en 6% de las madres, ya sea en cuanto se desprende la placenta (hemorragia primaria), o días después (hemorragia secundaria). Por lo general la causa es alguna condición preexistente, como la placenta previa, preclampsia o útero invertido. En otras ocasiones es causada por situaciones que emergen durante el parto, como laceraciones o rupturas en el útero, o restos de placenta. 
  • Los loquios tienen un olor similar al del sangrado por menstruación. Cualquier olor diferente o desagradable requiere atención médica.
  • Si la cantidad del sangrado vuelve a aumentar o su apariencia retorna al rojo vivo cuando ya iba en disminución
  • El sangrado no cambia en apariencia (si se mantiene color rojo vivo) cuatro días después del parto.
  • Tienes fiebre de 100,4°F (38ºC) o más
  • Los loquios pueden contener coágulos sanguíneos pequeños, en especial si has estado acostada mucho tiempo. Tejidos más grandes (del tamaño de una bola de golf) requieren atención médica.
  • Mareos o sensación de debilidad.
  • Anemia
  • La ausencia absoluta de sangrado vaginal en el posparto es también una señal de alerta y podría indicar una infección.
  • Más información en: Qué esperar después del parto: las primeras horas de recuperación posparto y Señales de alerta en el posparto.

    Fuentes:
    Chi, Claudia, MBBS, et al. Puerperal loss (lochia) in women with or without inherited bleeding disorders. En: American Journal of Obstetrics and Gynecology 2010; 203:56. Accedido en línea el 12 de enero del 2016.
    Murray, Sharon, and McKinney Emily. Foundations of Maternal-Newborn and Women’s Health Nursing. Chapter 17: Postpartum Physiologic Adaptations. Saunders; 6 edition (October 2013), pp. 390-420. Accedido en línea 12 de enero del 2016.
    World Health Organization Task Forceo n Methods for the Natural Regulation of Fertility. The World Health Organization multinacional study of Breast-feeding and lactational amenorrhea. IV. Postpartum bleeding and lochia in breast-feeding women. En: Fertility and Sterility. September 1999. Volume 72, Issue 3, pp. 441-447. Accedida en línea el 12 de enero del 2016.