Sangrado en el embarazo: causas, riesgos y cuándo es una emergencia

Sangrado vaginal embarazo
©Getty Images/Ruth Jenkinson

Cierto, un sangrado en el embarazo no es una buena señal, pero tampoco es causa de alarma. Una de cuatro mujeres presentan sangrado durante el embarazo, según los datos del Instituto Nacional de la Salud de EE. UU. A pesar del sangrado, 50% de esos embarazos progresan sin complicaciones adicionales.  

Unas cuantas gotitas por lo general son inofensivas y se les llama "manchado". Cantidades mayores suelen requerir atención urgente.

Todo depende de la razón del sangrado.

Si el sangrado es abundante o sientes dolor intenso en el estómago, espalda o pelvis, dirígete de inmediato a un centro médico o servicio de emergencias. También debes buscar ayuda médica urgente si el sangrado es acompañado de fiebre o tienes un historial de complicaciones en tu embarazo.

Sangrados leves

Los sangrados leves por lo general no implican una condición grave, pero sí ameritan una mención a tu médico en horas de oficina. Si las muestras de sangre persisten por más de 24 horas debes consultarle a tu médico con urgencia. Estas son algunas de las posibles causas:

  • Implantación. Al principio del embarazo puedes experimentar un manchado debido a la implantación del óvulo fecundado en tu útero. El sangrado se da aproximadamente dos semanas después de la concepción, alrededor de la fecha en que tendrías tu período menstrual normal.
  • Manipulación. Un sangrado leve puede también darse por manipulación en tu vagina, como cuando tienes un examen vaginal. El sangrado se da porque el área cervical está más sensible por el flujo sanguíneo adicional en el área.
  • Infección vaginal o de transmisión sexual. Si se tratan a tiempo, las infecciones vaginales no causan mayores problemas. Sin embargo, sí debes hablar con tu médico para encontrar el tratamiento indicado y evitar una complicación. Algunas enfermedades de transmisión sexual también pueden tratarse con facilidad, mientras otras requieren procesos médicos más extensos o nacimiento por cesárea. 
  • Hemorroides. Los hemorroides son venas varicosas que se inflaman, se protruyen en el área del recto y pueden causar dolor, sangrado y picazón. A pesar de que el sangrado no proviene de la vagina, puede causarte un susto si notas sangre cuando vas al baño. Los hemorroides desaparecen o mejoran después del parto. Mientras tanto, este sangrado no afecta a tu embarazo ni el bienestar de tu bebé.

Sangrados que requieren atención urgente

Al principio del embarazo, un sangrado severo -que llene una toalla sanitaria- puede ser señal de una pérdida. Conforme avanza el embarazo un sangrado podría indicar trabajo de parto prematuro u otras complicaciones:

  • Embarazo molar. Una mola hidatiforme o embarazo molar es el resultado de una fecundación defectuosa. Desafortunadamente, se forma un grupo de células en lugar de un bebé, y tu cuerpo necesita expulsarlas (detalles en: Embarazo molar: qué es, síntomas, riesgos y tratamiento).
  • Embarazo ectópico. Cuando el óvulo fecundado se implanta fuera del útero, por lo general en las trompas de falopio, se habla de un embarazo ectópico. Este embarazo no puede progresar, pone en riesgo tu salud y termina en pérdida (más información en: Embarazo ectópico: síntomas, riesgo y tratamiento).
  • Tapón mucoso. A partir de las 37 semanas de embarazo puedes expulsar tu tapón mucoso, que es una tejido que protege tu canal cervical durante tu embarazo. El tapón mucoso puede tener rastros de sangre o ser de tono rosado. En algunos casos, su expulsión implica que las contracciones de parto pronto empezarán; en otras ocasiones tendrás que esperar unos cuantos días más. Aunque este tipo de sangrado sea normal, llama a tu médico para que te dé instrucciones. Lo más probable es que quiera examinarte en persona.
  • Problemas con el cérvix. Durante el embarazo, el cuello uterino, también llamado cérvix, debe mantenerse firme y cerrado para proteger el saco amniótico. Si empieza a abrirse o suavizarse de forma prematura puede llevar a una emergencia médica. 

Fuentes:
American College of Obstetricians and Gynecologists. Bleeding During Pregnancy. Accedido 20 de setiembre del 2015.
American Academy of Family Physicians. Bleeding in Early Pregnancy: What Does It Mean?. En Am Fam Physician. 2009 Jun 1;79(11):993-994. Accedido en línea 20 de setiembre del 2015. 
Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU. Sangrado vaginal a comienzos del embarazo. Accedido 20 de setiembre del 2015. 
Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU. Vaginal bleeding in pregnancy. Accedido 20 de setiembre del 2015. 
Deutchman, Mark, MD, et al. First Trimester Bleeding. En Am Fam Physician. 2009 Jun 1;79(11)985-992. Accedido en línea 20 de setiembre del 2015.
National Health System. Vaginal bleeding in pregnancy. Accedido 20 de setiembre del 2015.