San Martín de Porres

01
de 05

San Martín de Porres

San Martín de Porres
Antonio Camacho/Getty Images

Uno de los santos más milagrosos del mundo, fue también el primer santo de ascendencia africana en América. Su nombre es San Martín de Porres. Su historia y milagros hicieron que este humilde fraile peruano sea conocido por todo el mundo.

¿Quién fue San Martín de Porres y qué milagros lo convirtieron en uno de los seres más admirados de la historia humana? Continúa leyendo para descubrirlo.

02
de 05

La vida de San Martín de Porres

Estampa de San Martín de Porres
Estampa de San Martín de Porres. Dominio publico

Durante los tiempos del Virreinato de Perú, nacer mulato y sin padre legítimo era nacer con una condena a la pobreza y al rechazo. Así comenzó la vida de San Martín de Porres, vida que él transformó en un camino de santidad y milagros.

Martín fue el hijo ilegítimo de un noble español llamado Juan de Porres, con Ana Velásquez, una esclava liberta de Panamá. Martín nació el 9 de diciembre de 1579. Durante sus primeros años de vida no fue reconocido por su padre, pero algunos años más tarde, todavía niño, su padre se lo llevó a estudiar a Guayaquil, Ecuador, donde aprendió a leer y escribir.

Más adelante, el padre llevó a Martín de regreso a Lima. En Lima, Martín se convirtió en aprendiz de barbero, que en aquellos tiempos también implicaba ejercer de cirujano y farmacéutico. De esta manera, Martín comenzó a aprender los rudimentos de la medicina y la devoción al cuidado de los otros seres humanos.

Desde muy joven, Martín pasaba horas rezando ante el Sagrario. A los 15 años quiso entregar su vida a Dios y se ofreció como "donado" al Convento de Nuestra Señora del Rosario de los monjes dominicos.

Con el tiempo, su vocación y extrema dedicación le fueron dando reconocimiento hasta que se convirtió en fraile, a pesar de que en aquellos tiempos existían restricciones raciales que impedían su asenso. Fray Martín, sin embargo, no hacía distinción de raza o condición social en sus labores. Servía a blancos y negros por igual, y por su rectitud y creciente fama como santo, recibía limosnas de personas tan importantes como el Virrey. Las repartía a los necesitados. Así fundó el Asilo y Escuela de Santa Cruz para reunir y ayudar a los desamparados, huérfanos y limosneros.

03
de 05

San Martín y sus milagros

Estampa belga de San Martín de Porres
Esta estampa belga muestra uno de los milagros que se le atribuyen a San Martín de Porres. Se dice que fue capaz de convencer a los ratones del convento de no comerse la comida de la alacena y esperar el alimento que él les llevaría a la huerta. Dominio publico

Durante el proceso de su canonización, se recogieron las historias de los milagros de San Martín de Porres. Entre los milagros mencionados se encuentran:

  • El don de la bilocación
  • Control sobre la naturaleza
  • El don de la curación
  • Levitación
  • Videncia

A pesar de que él nunca salió de Perú después de hacerse fraile, los milagros de San Martín de Porres tuvieron lugar en distintos lugares del mundo.

04
de 05

Oración de San Martín de Porres

Estampa de San Martín de Porres dando limosnas
San Martín de Porres se hizo famoso por la cantidad de gente que alimentaba solo con las donaciones que lograba obtener para este fin. Dominio publico

Hacer la señal de la cruz.

San Martín de Porres,

te ruego que me atiendas y me consueles

en mis penas y tribulaciones.

Intercede por mí.

Defiéndeme de peligros y adversidades.

Protégeme de tristezas y tentaciones.

Socórreme en mis dolencias y enfermedades,

y líbrame de cualquier mal de alma y cuerpo.

Amén.

Rezar tres Padrenuestro y tres Avemaría.

05
de 05

Día de San Martín de Porres

Estampa de San Martín de Porres con los animales, símbolo de su habilidad para comunicarse con todas las criaturas.
Estampa de San Martín de Porres con los animales, símbolo de su habilidad para comunicarse con todas las criaturas. Dominio publico

San Martín murió a los 60 años el 3 de noviembre de 1639 en la Ciudad de los Reyes, capital del Virreinato del Perú. Por eso su día se celebra el 3 de noviembre.

Debido a los prejuicios raciales de la sociedad colonial de aquel tiempo, San Martín de Porres fue beatificado en 1837 por el Papa Gregorio XVI. El Papa Juan XXIII lo canonizó el 6 de mayo de 1962. Desde entonces fue adquiriendo reconocimiento como el Santo Patrono de la Justicia Social.

A San Martín de Porres se le conoce como "el Santo de la escoba" debido a su humildad. Por su vida, obra y milagros es hoy en día:

  • Patrón universal de la paz
  • Patrón de los enfermos
  • Patrón de las personas de ascendencia africana y de razas mezcladas
  • Patrón de los trabajadores sociales
  • Protector de los pobres
  • Patrón de los barberos
  • Patrón de la intercesión de los animales
  • Patrón de los químicos farmacéuticos