San bernardo

Foto: Sloberdog

Historia

El san bernardo es una raza de perro gigante con origen en las Alpes Suizos y el norte de Italia. Es descendiente de varias razas de perros, entre estas el gran danés y el mastín tibetano. Los perros boyeros, como lo es este, tiene como función conducir al ganado bovino.  Su función original, en el siglo XVII, era de perros de guardia y vigilancia y también como perros de rescate de viajeros en un hospicio fundado por unos monjes del Gran Monte St.

Bernhard. De ahí su nombre.

Grupo

Trabajo, según el American Kennel Club.

Aspecto

Pesa de 140 a 264 libras (64-120 kg) y mide de 27.5 a 35.5 pulgadas de altura a la cruz (70-90 cm). Existen dos variaciones de pelaje: suave o de pelo duro y denso, con abundancia de pelo en áreas tales como las piernas. Los colores incluyen el rojo con blanco y el marrón con blanco. Usualmente tiene manchas negras. Es un perro de cuerpo enorme y áspero. La cola la lleva caída y es de gran pelo espeso. La cabeza es grande, de hocico prominente. Tiene ojos y una expresión de gentileza.  Las orejas las lleva caídas.

Temperamento

Pese a su enorme tamaño es muy gentil y tranquilo.

Salud

Para disminuir las probabilidades de tener un san bernardo con problemas de salud o comportamiento, abstente de adquirirlo de una tienda de animaleso por internet. No descartes la posibilidad de adquirir tu san bernardo de un refugio de animales o de un centro de rescate.

Se recomienda que el futuro dueño se informe, ya que estos lugares tienen una gran cantidad de perros en espera de adopción y brindan la posibilidad de salvarle la vida a un animal. Considera no solo perros de pura raza, sino mestizos también. Por su parte, los criaderos responsables se esmeran en tener pocas camadas de perros san bernardo y solamente perros saludables que van de acuerdo con el estándar de la raza.

El san bernardo es susceptible a enfermedades incluyendo:

·      displasia de cadera. Es un desarrollo anormal de la cadera del perro. Esta enfermedad ósea es degenerativa y hereditaria, sobre todo en razas grandes.

·     displasia de codo (DC). Al igual que la displasia de cadera, la displasia de codo es hereditaria. Es una anomalía, una deformación en la articulación del codo y afecta a los perros de razas grandes.

Si obtienes tu san bernardo de un criadero, asegúrate de que haya recibido los exámenes necesarios para descartar posibles enfermedades. Un criador responsable te entregará los resultados de sus exámenes y un certificado de pedigrí. Tendrás que firmar un contrato que te explique tus responsabilidades.

Cuidado

Además del acicalamiento básico, el san bernardo requiere cuidados de cara, ojos o orejas, sobre todo si tiene el pelo largo. Es un perro enorme, por lo que requiere de mucho espacio y acceso al exterior. Aunque se lleva muy bien con los niños, a los menores se les debe enseñar a respetar al san bernardo y viceversa.

Actividad y ejercicio

Este perro es propenso al sobrepeso, por lo que requiere de ejercicio, pero no debes excederte, sobre todo cuando está en pleno crecimiento, ya que puede sufrir de displasia de cadera.

Educación y entrenamiento

Solo el adiestramiento positivo y constante te puede garantizar que tengas un perro feliz y equilibrado. Como todos los perros, necesita socialización. Preséntale tu mundo de manera gradual y de la forma más positiva posible. Para empezar, preséntale a todo tipo de personas de todas las razas, tamaños y edades, incluyendo extraños y niños. Es muy importante que el can también conozca distintos perros y otras mascotas, lugares desconocidos, sonidos e incluso  olores. Esto tiene como objetivo que el perro aprenda a aceptar todo lo que tiene el entorno sin miedo, timidez o agresividad. Debes encargarte de la socialización del perro tan pronto lo obtengas y tener en cuenta que mientras más temprano empiece el proceso de socialización mucho mejor. Las primeras 12 semanas de la vida del perro son primordiales, pero un perro de cualquier edad puede ser socializado si su dueño utiliza el proceso debido.

La obediencia básica también será imprescindible, ya que  establece las reglas para que tu perro pueda navegar una sociedad de humanos sin problemas. Te enseña a ti cómo comunicarte de forma básica con tu can, y le enseña a él que cada acción conlleva una reacción y que cuando se comporta de forma idónea siempre obtiene una recompensa, ya sea una delicia, un paseo, una caricia o palabras alentadoras. Entrenar a tu perro con adiestramiento positivo no solo es recomendable sino necesario si deseas tener un perro feliz, que te respeta y se divierte contigo.

Sobre esta raza

El san bernardo necesita un dueño que tenga experiencia con perros grandes. Se le debe tener atención especial cuando está con otros perros. La socialización desde temprana edad evitará que se coloque de forma muy dominante con otros perros.

Es ideal para ti si…

  • Ya te has informado, comprendes las necesidades de esta raza y tu estilo de vida es perfecto para tener un san bernardo.  
  • Entiendes que este tipo de perro no es para cualquier dueño. Aceptas el desafío, tienes experiencia y estás preparado para aceptarlo.