Salud reproductiva

Planificación familiar, maternidad sana, superviencia del niño y sexo seuro.

Parte de importante de la salud reproductiva es la maternidad segura y la superviviencia del niño. Foto © | cintascotch | Getty Images

La OMS (Organización Mundial de la Salud) define la salud reproductiva como el estado de bienestar general, desde los puntos de vista físico, mental y social de los individuos. Todo lo relacionado con el sistema reproductivo: sus funciones, procesos y no solamente la ausencia de enfermedades o malestares.

Bajo este concepto, la salud reproductiva implica, que el individuo puede tener una vida sexual satisfactoria, así como la capacidad de reproducirse y la libertad de decidir cuándo y qué tan seguido hacerlo.

Debido a esa libertad de decidir si procrear o no y cuándo está el derecho que tanto hombres y mujeres tienen de estar informados y poder elegir métodos efectivos, seguros y económicos de planeación familiar y regulación de fertilidad. Además, está implícito el derecho de la mujer que le permita acceso a servicios médicos que le provean un embarazo y parto seguro y que incremente la probabilidad de las parejas de tener un niño sano.

Como vemos en esta definición de salud reproductiva encontramos cuatro conceptos:
• Planificación familiar
• Maternidad sin riesgos
• Sobrevivencia del niño
• Sexo seguro

Por su parte el Centro de prevención y control de enfermedades de los EEUU (CDC, por sus siglas en inglés) cuenta con la división de salud reproductiva (DRH) y tiene como metas:
• Mejorar la salud reproductiva de la mujer desde la menarca (primer período menstrual) hasta la menopausia.
• Mejorar el cuidado y salud de las mujeres embarazadas.


• Mejorar la salud de los fetos, recién nacidos e infantes.

La DRH plantea que la maternidad segura no inicia antes del momento de la concepción con una alimentación apropiada rica en nutrientes y un estilo de vida sano, continua con el correspondiente cuidado prenatal y con la prevención y tratamiento, en la medida de lo posible, de complicaciones durante el embarazo.

El escenario ideal es que las mujeres tengan un embarazo de 38 a 40 semanas (completo) sin intervenciones innecesarias, que el parto sea seguro que el infante esté sano y que el período de posparto sea sano en un ambiente positivo que envuelva y de apoyo físico y emocional a la madre, el niño y la familia.

Las funciones esenciales de la DRH son:
• Vigilar el paso las enfermedades, sus factores de riesgo, los servicios preventivos y otros factores asociados.
• Apoyar la investigación en el campo de la salud. Esto contribuye en la creación de políticas y programas de salud pública basados en evidencia y conocimiento.
• Desarrollar en implementar estrategias que garanticen la aplicación de la investigación científica en el campo de la salud púbica (programas, políticas y prácticas).
• Establecer alianzas estratégicas para movilizar los hallazgos científicos hacia la práctica
• Cimentar la capacidad, preparación y la respuesta de la salud reproductiva de las mujeres. Apoyar a agencias y organizaciones a desarrollar su capacidad de implementar, vigilar, investigar y respuesta durante desastres y brotes de enfermedades.
• Apoyo técnico y operativo para desarrollar procesos internos eficientes y así servir mejor al público a través de una operación, comunicación y sistemas adecuados.

En resumen, los factores que influyen en la salud reproductiva son varios: Edad, estilo de vida, genética, consumo de medicinas, hábitos y agentes químicos en el ambiente. Es importante resaltar que muchos problemas de los sistemas reproductivos pueden corregirse. Es de suma relevancia el diagnóstico y tratamiento que un doctor puede proveer en caso de tener algún problema de salud reproductiva.