¿Sabes la diferencia entre decapar, decapado y decapé?

Son distintas técnicas: dos de acabado, otra de retirar terminación

Lijando-un-decapado
Lijando un decapado. Foto © GMP

Decapar, decapado y decapé. ¿Quieres saber cuáles son sus diferencias y en qué consisten? Son tres conceptos fáciles de confundir cuando comienzas en el mundo del reciclaje y la renovación de muebles.

1. Decapar (o quitar acabado previo a un mueble)

Decapar es la acción de quitar la terminación de un mueble para dejar la madera, metal u otro material del que esté hecho en su estado original o lo más cerca posible a éste.

El objetivo es tener la pieza lista para aplicar un nuevo acabado.

- Teñir

- Barnizar

- Pintar

- Encerar

Hay varias formas de quitar el barniz o pintura previa de un mueble. Se elige una u otra dependiendo del estado del acabado que tenga la pieza. Habitualmente se utilizan decapantes químicos que se compran en tiendas de pinturas. Se da una mano generosa del producto con una brocha y se retira con espátula cuando la reacción química haga que la pintura o el barniz se "arruguen".

Otra manera de decapar es lijar (en caso de barnices ya muy deteriorados) o utilizar una pistola de calor, que provoca el mismo efecto en la pintura que el decapante químico.

Cómo decapar o quitar el acabado de un mueble

2. Decapado, acabado decorativo de madera y metal

Este es un acabado que, aunque lleva años siendo popular, no deja de estar de moda porque es fácil de aplicar y los muebles resultantes son encajar en varios estilos:

- Rústicos y campestre

- Shabby chic

- Industrial

- Nórdico y

- Vintage en general.

La técnica consiste en pintar un mueble con, al menos, dos tonos de pintura superpuestos y contrastados y retirar parte de la capa de pintura exterior para que aparezca el otro (u otros colores) en zonas estratégicamente "decapadas".

Así se simula el desgaste natural que, gracias al tiempo y el uso, tendría una pieza de mobiliario.

Este acabado puede aplicarse sobre madera, hierro u otro metal, pero también sobre otros materiales como médula o mimbre.

Es sencilla y, la ventaja, es que no es necesario que lijes o que tengas que quitar el acabado previo que tuviera en mueble.

Aquí tienes todo el tutorial para saber cómo pintar un mueble para conseguir el aspecto decapado.

3. Decapé, otra técnica de acabado para madera

El decapé consiste en aplicar sobre la madera una o varias capas de cerusa de las que se elimina el exceso cuando aún está húmeda ayudándose con una espátula.

Así se consigue un efecto característico por el que la veta de la madera se deja ver blanqueada por este producto que se conoce también como "albayalde" o "blanco de España".

El mueble muestra un aspecto muy natural y elegante. Al resaltar la belleza de su veta dependerá del tipo de madera del mueble el que presente más o menos blanco en su superficie.

En las habitaciones infantiles y juveniles, alguna pieza de este tipo, romperá la uniformidad que a veces presenta el mobiliario de los pequeños. Solo tienes que buscar un elemento que contacte la línea decorativa, como los pomos o tiradores, por ejemplo.

En salones y comedores también tienen una presencia decorativa importante, porque el blanco del acabado les proporciona luminosidad y un toque informal.

Los muebles decapé quedan muy bien en distintos estilos decorativos: rústico, campestre,urbano e, incluso, industrial.

Sigue los pasos de este tutorial si quieres aprender a hacer un mueble en estilo decapé