Rosa Parks y los derechos civiles

Una heroína del siglo XX

1200px-Rosa_parks_human_rights_museum_memphis.jpg
Estatua de Rosa parks en el Museo de los Derechos Civiles de Memphis, Tennessee. Wikimedia Commons

Rosa Louise McCauley nació en Tuskegee, Alabama el 4 de febrero de 1913, murió el 24 de octubre de 2005.

Su padre, James McCauley era carpintero, y descendiente de irlandeses-escoceses, africanos e indígenas estadounidenses. Su madre, Leona Edwards McCauley era maestra de escuela. Al separarse sus padres, Rosa y su hermano fueron a vivir con sus abuelos al pueblo de Pine Level, cerca de la ciudad de Montgomery, en Alabama.

A los 11 años, fue enviada estudiar a la escuela privada para niñas Montgomery Industrial School for Girls, donde recibió una esmerada educación. Luego se inscribió en la Alabama State Teachers College pero dejó los studios para cuidar de su abuela.

Casada con Raymond Parks en 1932, obtuvo su diploma de escuela superior en 1934. Trabajaba como costurera, entre otros oficios, y era una activista para la National Association for the Advancement of Colored People (NAACP)

Heroína de los derechos civiles

El 1 de diciembre de 1955, a los 42 años, Rosa Parks se convirtió en la heroína de los derechos civiles cuando rehusó dar el asiento a un hombre blanco en el autobús donde viajaba. Al final de un día de trabajo, Rosa tomó el autobús como de costumbre y se sentó en las filas del medio, justo detrás del área reservada para blancos.

Pronto se ocuparon todos los asientos del frente, y al subir un hombre blanco al bus y no encontrar asiento, el conductor pidió a Rosa que se levantara.

Al negarse, el conductor fue en busca de un policía que procedió a arrestarla en cumplimiento de las leyes de segregación racial que imperaban entonces.

Al conocer el arresto, un amigo y compañero en las labores de activismo, E.D. Nixon, pagó la fianza y Rosa quedó libre. No era la primera vez que una mujer era arrestada por violar las leyes de segregación en un autobús en Montgomery, pero esta vez el caso tuvo mayores e irreversibles consecuencias.

El boicot de autobuses en Montgomery

Pronto los más de 17,000 integrantes de la comunidad afroamericana de Montgomery decidieron tomar acción.

Liderados por Nixon, los líderes comunitarios se reunieron el 2 de diciembre, un día después del incidente, para emprender una campaña con el objetivo de cambiar las leyes respecto a la segregación en los autobuses.

Los líderes deciden realizar un boicot a los autobuses de la ciudad a partir del lunes 5 de diciembre y eligen al Reverendo Martin Luther King Jr. para dirigirlo. El lunes 5 comienzan a pasar los buses por las paradas sin que ningún afroamericano viaje en ellos. Es encontrada culpable, por lo que tiene que pagar una multa de $14. Su abogado, Fred Gray, alega que la ley es injusta y anuncia que apelará la sentencia ante la Corte Suprema de Justicia.

Miles se congregan esa tarde en una iglesia para escuchar a Martin Luther King. El líder arenga a la gente pidiendo que luchen sin violencia.

La comunidad emite tres demandas simples: Que se termine la ley de que hay que dar el asiento a los blancos en los autobuses, que contraten conductores afroamericanos y que los conductores en general traten cortésmente a todos los usuarios. Los comisionados de la ciudad, sin embargo, se oponen a las medidas, al igual que la empresa de transporte.

Mientras tanto, la comunidad se organiza compartiendo autos, montando en bicicleta o caminando para no tomar los buses. La compañía de transporte comienza a perder dinero, pues la mayor parte de sus usuarios son afroamericanos. También pierden dinero las tiendas aledañas a las paradas.

Una ola de violencia se desata contra quines participan en el boicot: sus casas son invadidas, se les envían amenazas. Un día mientras Martin Luther King se encuentra en la iglesia una bomba explota en su casa, donde estaban su esposa, Coretta y su bebé. No hay víctimas pero el hecho da pie a otra reacción del líder quien reitera el no a la violencia.

El 13 de noviembre de 1956, casi un año después del incidente de Rosa Parks, la Corte Suprema declara inconstitucionales las leyes segregacionistas de Montgomery, Alabama.

Ese mismo día Martin Luther King, Nixon y Rosa Parks suben a un autobús de la ciudad. Rosa se sienta en el primer asiento.

Murió en 2005 con pleno reconocimiento de su papel en la lucha por los derechos civiles en Estados Unidos. El Congreso de Estados Unidos le otorgó la Medalla Presidencial de la Libertad, entre otros reconocimientos, el más alto honor otorgado en la nación. Fue velada en la rotonda del Capitolio, la primera mujer y segundo no oficial del gobierno en recibir ese honor.

Antecedentes en la vida de Rosa Parks

La activista no era ajena a las ideas antiracistas.

De niña, veía pasar los autobuses con los niños blancos que iban a la escuela, mientras los negros tenían que caminar hasta la escuela. Su esposo, Raymond Parker, estuvo involucrado en la defensa de casos contra afroamericanos, como el caso de Scottsboro, en el que nueve afroamericanos son condenados a muerte por la violación de dos mujeres blancas, basado en evidencias circunstanciales.

Junto a su esposo, trabajó como secretaria en la National Association for the Advancement of Colored People (NAACP).

El abuelo de Rosa Parks, quien había sido esclavo era seguidos de las ideas del jamaiquino Marcus Garvey, fundador de un movimiento por la justicia, quien propugnaba la vuelta a África para los afroamericanos.

Líderes civiles habían logrado derogar la segregación en los trenes, y había habido un boicot contra autobuses en Baton Rouge, Louisiana en 1953, pero los líderes negociaron antes de derogar las leyes.

No era la primera vez que surgían incidentes de ese tipo en los buses de Montgomery, de hecho, una profesora universitaria, Jo Ann Robinson había propuesto un boicot de autobuses en 1953.