Riesgo de preeclampsia en tu segundo embarazo

preeclampsia segundo embarazo
©Getty Images/Ariel Skelley

Preguntas de lectoras: Padecí preeclampsia en mi primer embarazo. ¿Si vuelvo a quedar embarazada, ocurrirá otra vez?

Padecer preeclampsia en tu primer embarazo te pone en la categoría de alto riesgo de padecerla otra vez, aunque eso no significa que definitivamente así será.

La preeclampsia se produce cuando la placenta no completa su desarrollo y se crea hipertensión arterial. Como resultado, padeces presión arterial elevada (más de 140/90), por lo que tu bebé y tú corren riesgos como desprendimiento de la placenta, insuficiencia en el flujo de oxígeno y alimentos al bebé, nacimiento prematuro y bajo peso al nacer.

Factores de riesgo

En realidad, no hay forma de predecir con certeza si tendrás preeclampsia en tu segundo embarazo, pero sí puedes considerar estos factores importantes antes de decidir si aventurarte a quedar embarazada:

  • Según la Fundación de la Preeclampsia, en términos generales el riesgo de padecer la enfermedad nuevamente es 20%, pero este porcentaje puede oscilar entre 5% y 80% según la duración y gravedad de tu preeclampsia en el primer embarazo. Es decir, entre más severo haya sido tu caso y más temprano haya iniciado, mayores las probabilidades de reincidencia.
  • Considera qué otros factores de riesgo tienes de padecer preeclampsia, como deficiencias alimentarias, obesidad, predisposición genética, diabetes, hipertensión arterial previa al embarazo, síndrome de ovario poliquístico, embarazo después de los 35 años de edad, desórdenes inmunológicos, fecundación in Vitro y posibilidad de embarazos múltiples.

    Prevención y algunas ventajas

    • Aunque tengas mayor riesgo de padecer preeclampsia nuevamente, por lo general la enfermedad es menos severa la segunda vez.
    • Aunque no está 100% comprobado, algunos expertos opinan que tu dieta podría ayudar a prevenir la preeclampsia. Por ejemplo, un estudio de la Universidad de Pittsburgh sugiere que la falta de vitamina D aumenta el riesgo de padecer preeclampsia, e investigaciones similares dicen que la deficiencia de calcio, ácido fólico, magnesio, licopeno, grasas omega 3 y de las vitaminas C y E tiene el mismo efecto. Estas deficiencias las puedes prevenir con una dieta balanceada o tomando vitaminas prenatales antes de quedar embarazada.
    • Debido a que padeciste preeclampsia en tu primer embarazo, tu médico te vigilará de cerca en las citas de control prenatal para que la condición no te tome por sorpresa. Este cuidado adicional puede incluir pruebas de laboratorio para examinar el funcionamiento de tu hígado y riñones, detectar la presencia de proteínas en la orina, y llevar el conteo de glóbulos rojos y plaquetas. Además, el crecimiento de tu bebé será monitoreado con más detalle, y tu pequeño puede ser sometido a algunas pruebas (no invasivas) para verificar su buen estado de salud. De ser necesario, tal vez recibas medicamentos para controlar tu presión arterial.

    Antes de quedar embarazada

    Si aún no estás convencida de cuán seguro sería tu segundo embarazo, puedes consultar a un perinatólogo que se especialice en casos de preeclampsia. Los perinatólogos, también conocidos como médicos materno-fetales, se dedican al cuidado de las mujeres con embarazos de alto riesgo y sus bebés. Durante una consulta previa al embarazo puedes tener pruebas para determinar otras condiciones que te ponen en riesgo, como anormalidades en tu coagulación sanguínea, entre otras.

    En caso de que decidas quedar embarazada nuevamente, recuerda que la preeclampsia suele presentarse después de la semana 20 de embarazo, así que mantente alerta y acude de inmediato al médico si tienes cualquiera de los síntomas de preeclampsia:

    • Presión sanguínea elevada, leve o severa
    • Hinchazón en las manos, pies, tobillos y cara
    • Dolor en la boca del estómago
    • Aumento súbito de peso
    • Dificultad para orinar o poca frecuencia
    • Cambios en la visión
    • Poco crecimiento de tu bebé
    • Dolor de cabeza constante
    • Presencia de proteína en tu orina
    • Confusión mental
    • Cualquier otro síntoma extraño que hayas tenido durante tu primer embarazo

    Fuentes:
    Bodnar, LM, et al. Maternal vitamina D deficiency increases the risk of preeclampsia.. US National Library of Medicine. National Institutes of Health. Accedida 24 de junio del 2012.
    MedlinePlus. Preeclampsia. Accedida 24 de junio del 2012.
    University of Maryland Medical Center. Preeclampsia. Accedida 24 de junio del 2012.