Resumen y comentarios de Quantic Love, de Sonia Fernández-Vidal

La ciencia y el amor se mezclan en esta novela para jóvenes

Quantic Love, de Sonia Fernandez-Vidal
La Galera

Sonia Fernández-Vidal, doctora en Óptica e Información Cuántica, se ha dedicado también a escribir libros para adolescentes, como una forma de difundir la ciencia y de hacerla atractiva a los jóvenes. Su primera novela, La puerta de los tres cerrojos, fue un éxito editorial. En Quantic Love, que resumimos y comentamos a continuación, añade además el amor como ingrediente a una lectura fácil y entretenida.

El argumento de Quantic Love, de Sonia Fernández-Vidal

Una adolescente española (Laila, de Sevilla) que acaba de terminar sus estudios de bachillerato y desea ingresar a la universidad, consigue un trabajo de verano como camarera en la cafetería de la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN, por sus siglas en francés), el prestigioso centro científico ubicado en Suiza.

Pese a sus inseguridades y cierto “complejo de inferioridad” al verse rodeada de jóvenes científicos brillantes, logra adaptarse, gracias a la ayuda de su compañera de cuarto, Angelina (Angie), una extrovertida estudiante, y por Alessio, un galante periodista italiano.

Las cosas se complican cuando conoce a Brian, un científico estadounidense de veintitantos años, por la que se siente atraída de inmediato. Las señales confusas de Brian, y las muy claras expresiones de afecto de Alessio colocan a Laila en una encrucijada.

Para empeorar el asunto, Brian parece esconder un oscuro secreto.

Contar el desenlace de esta historia y, especialmente, cuál termina siendo el amor “cuántico” de Laila sería arruinarles la lectura de esta refrescante novela juvenil.

La ciencia en Quantic Love, de Sonia Fernández-Vidal

La autora aprovecha la trama para explicar en un lenguaje sencillo, los principales proyectos del CERN, como el LHC, el acelerador de partículas más grande del mundo, o el CNGS, para medir la velocidad de los neutrinos.

Adicionalmente, “rocía” la historia con curiosas anécdotas sobre la vida y obra de multitud de científicos, desde desconocidos para el público no especializado, hasta “famosos” como el propio Albert Einstein.

No obstante, en algunos casos las explicaciones son extremadamente sencillas, al punto de que pudiesen hacerse incomprensibles. Creemos que un poco más de detalle hubiese sido más conveniente, sin que ello fuese a desviar a los lectores de la historia principal.

El estilo y la técnica de Quantic Love, de Sonia Fernández-Vidal

Este libro para jóvenes está escrito en un lenguaje sencillo y claro, muy fácil de leer y entender, con una historia que además atrapa al lector. Está narrado en primera persona, en la voz de Laila, su protagonista, y con los términos y giros que usaría, en principio, cualquier adolescente de su edad.

Son 235 páginas dividas en 32 capítulos y un epílogo, en los que se intercalan además los diálogos entre los protagonistas, necesarios para darle agilidad a la narración.

Sobre Sonia Fernádez-Vidal, la autora de Quantic Love

Como explican en la página web del libro, Sonia Fernádez-Vidal nació en 1978 en Barcelona. Luego de licenciarse en Física, se doctoró en Física Cuántica y ha trabajado en diversos proyectos en prestigiosos centros en distintos lugares del mundo, como el propio CERN, el Laboratorio Nacional de los Álamos, en los Estados Unidos, y el Instituto de Ciencias Fotónicas.

En 2011 publicó su primera novela, (compara precios) que se convirtió en un best seller, y que ha sido traducida a 11 idiomas. Quantic Love es su segunda obra, publicada en 2012, a la que ha seguido Desayuno con partículas, en 2013. Todas ellas son relatos dirigidos al público joven, en la que las historias de sus protagonistas adolescentes giran en torno a la ciencia, que Fernández-Vidal trata de difundir entre sus lectores.