Cien años de soledad de Gabriel García Márquez

Argumento y temas principales de esta celebrada novela

Cien años de soledad
Cien años de soledad. Editorial Sudamericana

Sin lugar a dudas, el argumento de Cien años de soledad (1967), obra maestra de Gabriel García Márquez, es complejo, tanto por la cantidad de personajes como por la escasez de nombres. Las generaciones de la familia Buendía, que protagonizan esta novela, tienen la costumbre de repetir los nombres por lo que les puede ser de ayuda a los lectores referirse a un árbol genealógico de la familia para evitar confusiones.

Tan es así que algunas algunas ediciones del libro incluyen un árbol genealógico. Con tantos personajes no sorprende que también abunden los acontecimientos. Este resumen no pretende ser exhaustivo, sino más bien presentar una panorámica del argumento con algunos de los episodios más importantes.

Argumento

La obra cuenta la historia de varias generaciones de la familia Buendía, comenzando con la pareja José Arcadio Buendía y Úrsula Iguarán, un matrimonio de primos. Debido a este parentesco, Úrsula tiene miedo a consumar el matrimonio, dado que hay un mito que sus hijos nacerán con cola de cerdo o iguana por la cercanía sanguínea con su esposo. Así surgen rumores de que Úrsula sigue virgen; este rumor sale a la luz cuando Prudencio Aguilar cuestiona la hombría de José Arcadio, tras perder una pelea de gallos. En el duelo que sigue, José Arcadio mata a su rival, pero no se libera tan fácilmente de su enemigo, cuyo fantasma se le aparecerá constantemente.

Después de este episodio, José Arcadio y un grupo de otras familias deciden dejar el pueblo de Riohacha y atraviesan la sierra en buscando una salida al mar. Úrsula por fin disipa sus temores, y en el trayecto nace su hijo primogénito, también llamado José Arcadio. Una noche durante este viaje, José Arcadio sueña con una "ciudad ruidosa con casas de paredes de espejo" llamada Macondo.

La mañana siguiente ordena derribar los árboles y allí al lado del río fundan la aldea de Macondo. Es en este pueblo nacerán su segundo hijo, Aureliano y su hija Amaranta. Los nombres de estos tres hermanos se repetirán en futuras generaciones.

Cuando los Buendía se establecen en Macondo, el único contacto que la aldea tiene con el exterior es a través de las visitas periódicas de una banda de gitanos que traen inventos y novedades como la lupa, el imán y el hielo. José Arcadio se obsesiona con estas curiosidades y nuevas teorías, y hasta llega a deducir por cuenta propia que la tierra es redonda. Llega a formar una estrecha amistad con Melquíades, el líder de los gitanos, quien le regala un laboratorio de alquimia. Melquíades muere y resucita varias veces en la historia.

Llega al pueblo Rebeca, una prima lejana que trae los huesos de sus padres en un saco y tiene el vicio de comer tierra. En esta misma época también llegan al pueblo la peste del insomnio y la peste del olvido que hace que los habitantes de Macondo pierdan la capacidad de recordar. Melquíades vuelve de la muerte para curar el pueblo con una bebida especial y en agradecimiento, José Arcadio lo invita a quedarse a vivir en su casa.

Durante su estancia escribe unos pergaminos en sánscrito que nadie puede descifrar por casi cien años.

De tanto estudiar, José Arcadio pierde la cordura y muere atado a un árbol. En cambio, Úrsula, la matriarca de la familia, vive por más de cien años. Su hijo José Arcadio tiene relaciones con una mujer que se llama Pilar Ternera y ésta queda embarazada. El hijo se llama Arcadio y se cría en casa de Úrsula. La historia se repite cuando su hermano Aureliano también tiene relaciones sexuales con Pilar Tenera y se entera que va a tener un hijo con ella.

A pesar del embarazo de Pilar Ternera, Aureliano se casa con su comprometida Remedios, la hija menor de Don Apolinar Moscote. Remedios queda embarazada, pero muere antes del parto. Esta es sólo una de muchas historias de amor, desamor y desgracia de la familia Buendía.

Cuando estalla la guerra civil, Aureliano se convierte en coronel y deja Macondo para dirigir un ejército de resistencia. Durante la guerra procrea 17 hijos. En su ausencia, Arcadio es designado jefe civil y militar del pueblo, pero se convierte un dictador brutal, y muere fusilado. Aureliano se cansa de luchar y firma un tratado de paz. Trata de suicidarse pero sobrevive y pasa el resto de sus días encerrado en su casa fabricando pescaditos de oro.

Con la llegada del tren, Macondo se convierte en un centro importante de la región, con un telégrafo, gramófono y un cine. Este progreso atrae extranjeros quienes ponen una plantación bananera cerca del pueblo. Luego de un tiempo los trabajadores se declaran en huelga; la compañía bananera acude al ejército nacional quienes fusilan a todos los trabajadores.

Tras esta masacre, llueve por cuatro años, once meses y dos días. Al terminar las lluvias, Úrsula, la matriarca de la familia fallece. Nace otro Aureliano Buendía, el penúltimo de la familia, aunque eventualmente cuando se puedan leer los pergaminos de Melquíades se descubre que es hijo ilegítimo y que su apellido debe ser Babilonia.

Ya han transcurrido varias generaciones y quedan muy pocos miembros de la familia y ya ni se acuerdan de los Buendía en el pueblo. Llega a Macondo Amaranta Úrsula y tiene un romance con su sobrino Aureliano, quien se ha obsesionado con la tarea de descifrar los pergaminos. Queda embarazada, y por fin los miedos de Úrsula se vuelven realidad: el bebé nace con cola de cerdo.

Amaranta muere en el parto y Aureliano sale de la casa desesperado en busca de ayuda, pero Macondo es ahora un pueblo abandonado. Cuando regresa a su casa descubre que las hormigas están devorando a su hijo recién nacido. Es en ese momento cuando se acuerda del epígrafe de los pergaminos que dice: "El primero de la estirpe está amarrado en un árbol y al último se lo están comiendo las hormigas".

Aureliano por fin entiende que en los pergaminos Melquíades había presentido el destino de la familia que terminaría con él porque "las estirpes condenadas a cien años de soledad no tienen una segunda oportunidad sobre la tierra". Con estas palabras Gabriel García Márquez pone fin a su novela.

Si quieres conocer más, aquí está un artículo que habla de los temas principales de la novela.