Reseña de ¡Despertad, oh jóvenes de la nueva era! De Kenzaburo Oé

El escritor japonés ganador del Premio Nobel de Literatura 1994

Despertad oh jovenes de la nueva era de Kenzaburo Oe
Seix Barral

Dos escritores japoneses han ganado el Premio Nobel de Literatura: Yasunari Kawabata en 1968 y Kenzaburo Oé en 1994. A continuación te presentamos un resumen y comentarios de una de las novelas de éste último, ¡Despertad, oh jóvenes de la nueva era!, en la que destaca tanto su personal estilo narrativo como uno de sus temas recurrentes: su hijo mayor.

Sinopsis de ¡Despertad, oh jóvenes de la nueva era!, de Kenzaburo Oé

La novela gira en torno a la figura del hijo mayor de K, el escritor-narrador.

Eyore es un muchacho a punto de cumplir veinte años que nació con con una deficiencia mental (aunque no se menciona, coincide con los rasgos del autismo), por lo que su relación con los miembros de la familia es difícil y complicada. Aunque acude a una escuela de educación especial, convive con su padre, madre y dos hermanos menores.

La obra comienza con el regreso del escritor de un viaje a Europa; durante su ausencia, Eyore protagoniza un episodio grave, pues llega a amenazar a la madre con un cuchillo. A continuación comienza una etapa en la que K trata de entender el comportamiento de su hijo, y para ello va remontándose al pasado, a determinados acontecimientos,fundamentales. Recuerda, por ejemplo, cuando lo llevaba a aprender a nadar y cómo en una ocasión estuvo a punto de ahogarse debido a un descuido suyo.

También narra cuando Eyore es literalmente secuestrado por unos alumnos de K, con la intención de presionar a éste para que adopte posiciones políticas más definidas.

No obstante, la mayoría de los recuerdos de K se refieren a aspectos más familiares y aparentemente intrascendentes, pero que le dan realmente las pistas para entender a su hijo.

Paralelamente, K se encuentra sumido en el estudio de la obra poética de William Blake, considerado uno de los más grandes artistas británicos de todos los tiempos (en inglés).

Aunque pareciera una forma de evasión, resulta que los poemas de Blake, llenos de mística y filosofía romántica, resultan una inspiración para K y una herramienta para afrontar esa difícil situación familiar. El título de la obra, al igual que de los capítulos, son versos del poeta decimonónico.

Adicionalmente, K narra otros episodios que tienen que ver con la vida política y cultural del Japón en la realidad, como el suicidio de M, que indudablemente identifica a Yukio Mishida, uno de los más destacados escritores japoneses, y que acaparó los titulares de la prensa mundial a comienzos de los años setenta.

La obra culmina cuando Eyore regresa a casa luego de que ha empezado a vivir interno en la escuela (un paso que los educadores consideran indispensable para avanzar en su desarrollo emocional), pero que ha resultado difícil tanto para él como para el resto de la familia. No desvelamos el final para no arruinarles la lectura de esta interesante novela.

El trasfondo de ¡Despertad, oh jóvenes de la nueva era!, de Kenzaburo Oé

La obra es autobiográfica y, de hecho, el tema de la relación del escritor con su hijo discapacitado es un tema recurrente en sus obras. Además de ¡Despertad, oh jóvenes de la nueva era!

, Kenzaburo Oé lo trata también en Una cuestión personal, en Dinos cómo sobrevivir a nuestra locura y en El grito silencioso.

Sin embargo, llama la atención la forma en que el autor enfoca esta relación, pues lejos de un relato melodramático, sorprende su tono aparentemente frío y distante, pero a la vez tan intimista, reflejo tal vez de la discreción en las formas que caracteriza la idiosincrasia de la sociedad japonesa. Aunque no lo dice, la obra evidencia sin duda el profundo amor que tanto él como el resto de la familia sienten por Eyore, sin querer obviar las dificultades que conlleva criar a un hijo con autismo.

Nos llama la atención, además, cómo Oé es de crítico consigo mismo, y cómo muestra sin tapujos sus debilidades, sus dudas, sus equivocaciones. La obra, en general, está cargada de una sinceridad muy profunda, que enaltece al escritor.

El estilo y la técnica en ¡Despertad, oh jóvenes de la nueva era!, de Kenzaburo Oé

La novela está escrita en primera persona, en la voz del escritor-protagonista. Este enfoque parece que se ha enraizado en toda la literatura moderna, dejando atrás la figura del narrador omnisciente en tercera persona; Oé expone la historia en un lenguaje muy cultivado, en el que pareciera no haber ni un adjetivo de más.

La forma en que entrelaza diversos acontecimientos en un mismo hilo narrativo demuestra también la madurez literaria de Kenzaburo Oé. No obstante, esto no significa que sea un libro “divertido” o fácil de leer, sino que, por el contrario, requiere de una “digestión lenta”, pero que al final nos alimenta tanto intelectual como emocionalmente.