Reseña de Cinco esquinas, la novela más reciente de Mario Vargas Llosa

La 18ª obra de ficción del Premio Nobel de Literatura 2010

Cinco esquinas la más reciente novela de Mario Vargas Llosa
Alfaguara

En marzo de 2016 se publicó la más reciente novela del Premio Nobel de Literatura 2010, el escritor peruano-español Mario Vargas Llosa, y que lleva por título Cinco Esquinas. A sus ochenta años y en medio de su comentado romance con Isabel Preysler, su decimoctava obra de ficción no ha sido objeto de las mejores críticas, a diferencia de sus trabajos anteriores, por las razones que explicamos en este conciso resumen y comentarios de la citada obra.

Sinopsis de Cinco esquinas, de Mario Vargas Llosa

La novela comienza con una escena de amor lésbico entre Marisa, la esposa de Enrique (Quique) Cárdenas Sommerville, un rico empresario minero peruano, y Chabela, a su vez esposa de Luciano Casasbellas, reputado abogado y amigo de Cárdenas. Sin embargo, aunque esta relación entre las dos mujeres se desarrolla a lo largo de Cinco esquinas, no es la historia central.

Ésta última gira en torno al chantaje del cual es víctima Quique. En efecto, a instancias de El Doctor (personaje que se asemeja en mucho a Vladimiro Montesinos, el nefasto asesor del presidente Alberto Fujimori), Rolando Garro, director del diario amarillista y del corazón Destapes, trata de extorsionar a Cárdenas, con unas fotos de éste en compañía de unas prostitutas.

Cárdenas se niega a pagar la cantidad solicitada por Garro, por lo cual es expuesto al escarnio público en Destapes, a través de varios reportajes que llevan a cabo periodistas de la revista, entre los que destaca La Retaquita, un personaje que tendrá gran relevancia al final del relato.

Paralelamente, el asesinato de un personaje relacionado con los manejos turbios de Garro y El Doctor, da lugar a un thriller dentro de Cinco esquinas, que termina acaparando la atención del lector. A su vez, entre capítulo y capítulo, Mario Vargas Llosa inserta comentarios sobre los sucesos políticos de los años noventa en Perú, la corrupción imperante entonces y cómo el régimen se aprovecha de los diarios amarillistas, la llamada prensa chicha, para tratar de destruir a sus opositores.

Contar más sería arruinarles la lectura de Cinco esquinas, de Mario Vargas Llosa.

El trasfondo de Cinco esquinas, de Mario Vargas Llosa

Toda la historia, que mezcla erotismo y sexo explícito con novela policiaca y de misterio, en una especie de bestseller con estilo, parece estar dirigida a resaltar cómo los manejos turbios que se hicieron desde la presidencia de la república para mantener el poder influyeron negativamente en el resto de la sociedad.

De hecho, el título de la novela no tiene directamente que ver con la historia. Está referido a un sitio de Lima que ha atravesado periodos de esplendor y de decadencia. Es más una alegoría, entonces, que una referencia concreta a la obra.

No obstante, esta vez el enfoque de Mario Vargas Llosa en Cinco esquinas luce un poco superficial. En efecto, por un lado hace un dibujo de Enrique Cárdenas, el empresario, como un hombre recto, prácticamente sin defectos, muy al estilo de sus protagonistas principales en El héroe discreto, del cual hemos hecho un reseña completa. Por el contrario, sus enemigos son personas no sólo moralmente abyectas sino también físicamente feas.

El estilo y la técnica de Mario Vargas Llosa en Cinco esquinas

No puede decirse que Cinco esquinas esté mal escrita; por el contrario, la experiencia de Vargas Llosa se ve reflejada en una forma de contar la historia que mantiene la atención del lector hasta el final.

Desde el punto de vista del estilo, utiliza, sobre todo al final, sus característicos diálogos superpuestos, que tanto admiramos en Conversación en la catedral, por ejemplo. Aunque tal vez emplea demasiados diálogos, como una forma de ahorrarse descripciones y explicaciones que alargarían más la novela.

Sin embargo, no vemos mucha originalidad en algunas figuras literarias y narrativas; no encontramos frases cuya fuerza o belleza literaria sean dignas de resaltar. La historia en sí resulta algo floja, incluyendo un final poco verosímil. No es precisamente de las mejores obras de uno de los principales exponentes del llamado Boom Latinoamericano.

Repasa todas las obras de ficción de Mario Vargas Llosa