Requisitos de los agentes de bienes raíces

Foto: Justin Sullivan/Getty Images

Si te entusiasma la idea de convertirte en agente de bienes raíces, pregúntate cuál es la motivación. Si te mueve solo el dinero y la búsqueda de una profesión fácil, sigue buscando, esta no es. Pero si te gusta el servicio al cliente, eres trabajador, creativo y perseverante, podrías encontrar una buena opción para ti.

En Estados Unidos, como en muchas otras partes del mundo, hay que estar licenciado y registrado para ser agente de bienes raíces.

En algunos lugares se habla de vendedor, o “salesperson”, y en otros de corredores de bienes raíces en vez de vendedor. Este último término también se aplica a los “Brokers”.

  • Los requisitos pueden variar en algunos estados pero típicamente son los siguientes:
  • Ser mayor de 18 años.

  • Tener diploma de secundaria (escuela superior, “high school”). Depende del lugar podrían pedirte créditos universitarios.

  • Número de seguro social.

  • Tomar un curso requerido por el estado. El número de horas varía, y este requisito podría obviarse en ciertos estados para los graduados de leyes que tengan licencia de abogado o los graduados de bachillerato en bienes raíces.

  • Aprobar el examen de dicho curso.

  • Solicitar una licencia en la agencia reguladora de la profesión en el estado. En muchos lugares te pedirán desde las huellas digitales hasta una verificación de tu record (“background check”) para otorgarte la licencia. Personas con record criminal pueden solicitar licencia en muchos estados, pero si mienten en la solicitud esa es causa suficiente para denegar la licencia, o revocarla, en caso de que ya se haya otorgado.

    Una vez obtenida la licencia puedes trabajar hasta la fecha de vencimiento de la licencia. Dependiendo del estado te requerirán cursos adicionales que varían en cuanto a la cantidad de horas, para renovar tu licencia.

    En la mayoría de los estados si eres “salesperson” no podrás trabajar solo, sino bajo una oficina de Real Estate que tenga su “bróker” o corredor.

    Si ya eres licenciado en algún lugar de Estados y te mudas, pregunta por la reciprocidad de licencias al lugar de tu nueva residencia. En algunos casos no tendrás que tomar el examen nuevamente, pero siempre deberás notificar de tu mudanza al estado donde obtuviste tu licencia originalmente.

    Toma en cuenta que ninguna licencia es permanente, en todas tendrás que completar cursos de educación continua para seguir con los privilegios que te da la licencia. Además trabajes independiente o bajo una compañía, tienes que cumplir con todas las leyes del estado donde vives.

    Agente no es lo mismo que Realtor®

    Hay mucha confusión. Se piensa que todos los agentes de bienes raíces son Realtors® pero no es así. Ser Realtor® quiere decir que se es miembro de la Asociación Nacional de Realtors®, que se siguieron los requisitos de admisión, se pagan las cuotas requeridas anuales y sobre todo, que se sigue un estricto Código de Ética de Realtors®. Además dicha asociación es una proveedora de educación continua de excelencia y otorga diferentes certificaciones dando más opciones profesionales.

    Ser Realtor® te dará derecho a usar un Sistema de Listado Múltiple donde está la información de todas las propiedades en venta o renta de todos los demás agentes de la Asociación.

    Sin embargo la participación en esa asociación es voluntaria, por lo que muchos profesionales de bienes raíces no pertenecen a ella. La membrecía y las cuotas anuales son un disuasivo para que muchos participen de ella. La asociación es la más grande pero no es la única.

    Otra asociación que gana cada día más adeptos es la Asociación Nacional de Profesionales Hispanos de Bienes Raices, NAHREP, por sus siglas en inglés.