Reparaciones ecológicas para el drenaje tapado

tubería baño
Drenaje tapado. Foto © [Henrik Sorensen / Getty Images]

Destapar el drenaje de tu casa, ya sea en el lavabo o en la ducha, puede ser una labor desagradable y en ocasiones costosa. Pero hay ingredientes en tu cocina que pueden, por muy pocos pesos, liberar la mayoría de las tuberías de casa.

Puedes usar estos remedios cuando notes que está tapándose tu drenaje, o los puedes utilizar de vez en cuando, de manera preventiva. Así, evitarás los desafortunados accidentes.

La ventaja de estos métodos es que son ecológicos, pero además que resultan muy económicos; incluso pueden ser gratis, si tienes los ingredientes necesarios en la alacena de tu casa.

 

Destapar cañerías con levadura

La levadura consiste en agentes bacterianos vivos, que desarrollan colonias a gran velocidad. Cuando las cañerías contienen residuos orgánicos, en especial grasas pegadas (o incluso residuos de jabón), la levadura puede alimentarse de éstos, lo que permite que se desprendan del tubo y fluyan por el drenaje.

Una buena manera de utilizar este remedio es verter una porción generosa de levadura en polvo (aproximadamente medio vaso) al drenaje. De preferencia que éste se encuentre lo más seco posible. A continuación, vacía la misma cantidad de vinagre y tapa la salida dela tubería.

El vinagre, al mezclarse con la levadura, la activará, y empezará a actuar sobre los residuos en el tubo.

Deja actuar por 20 minutos, y después agrega agua en ebullición, para que disuelva la mezcla. Bastará con un litro. Prueba los resultados, y si la tubería sigue tapada, repite una vez más.

Si el problema persiste, es probable que tengas algún cuerpo plástico o metálico cubriendo la tubería, que la levadura no puede disolver.

Destapar cañerías con bicarbonato y vinagre

Un tratamiento similar consiste en sustituir la levadura con bicarbonato de sodio y el vinagre común con aceite balsámico. El procedimiento es el mismo pero opera en formas distintas: el bicarbonato de sodio es un elemento altamente alcalino, mientras que el vinagre es ácido.

De esta forma, el cambio de PH puede promover el desprendimiento de partículas, de forma similar a como ocurre en el estómago: primero se acidifican los alimentos en el estómago y luego, al entrar al intestino delgado, los jugos pancreáticos los neutralizan con una fuerte alcalinidad. De esta manera, el bolo alimenticio no daña las paredes intestinales y los componentes de los alimentos (sus nutrientes) quedan expuestos para que las paredes del intestino las absorban.

Consejos para una buena digestión

¿Problemas de acidez estomacal?

Destapa el drenaje con una aspiradora

En ocasiones, el problema en el drenaje es pequeño, pero se encuentra a una distancia inalcanzable. Una aspiradora con capacidad para absorber líquidos puede ser la solución ideal: basta con que la coloques en la boca de la tubería y la actives al máximo.

Asegúrate de quitar primero el agua superficial en el lavabo o tina, si el agua ya se ha estancado.

Esto para evitar un desastre. También puedes usar un empaque o un elástico grueso alrededor del tubo de la aspiradora, para sellar herméticamente el drenaje y maximizar la capacidad de absorción.

Prueba primero aspirando; si esto no funciona, intenta arrojar aire (pero sólo como último recurso, pues podrías empeorar el problema).

Destapa el drenaje con un gancho de ropa

Aunque existen en el mercado aditamentos específicos para esto, un gancho para la ropa funciona a la perfección.

El truco consiste en enderezar el gancho de ropa tanto como sea posible, luego doblar un par de centímetros de la punta como un anzuelo, y empezar a buscar en el drenaje tapado qué es lo que hay.

Cuando llegues a la obstrucción, asegúrate de presionar suavemente. No quieres empujar el problema, sino sacarlo por arriba.

Prepárate para recibir objetos desagradables, como marañas de pelo, o grumos mugrientos de jabón —y tantas cosas más si se trata del lavabo de la cocina—. Unos guantes pueden ser buena idea.