Refrescos naturales de verano que hidratan

Té de limoncillo y jengibre
Refresco natural de limoncillo y jengibre para mantenerte hidratado y alerta en los días de más calor. Fernanda Beccaglia ©

Este año hice una versión distinta del refresco de verano hierba de limón (limoncillo o citronella) que hice el año pasado. Me inspiré con hierbas que tenía en la heladera y no quería que se echaran a perder. Y como sabía que no iba a preparar guisos ni sopas porque las temperaturas no están para prender la cocina, entonces me inspiré para llenar mi heladera de refrescos naturales deliciosos para mantener mi cuerpo hidratado de manera fácil y sana.

Este año es aún más fácil y sin azúcar. Simplemente agrega limoncillo, jengibre, y rodajas de limón en el agua hirviendo. Deja estar unos minutos y sirve como té caliente o refrigera para más tarde para tomar como té frío. Puedes también agregar menta y/o albahaca, o las hierbas frescas (y especias) de tu preferencia. (*La cantidad de ingredientes es a gusto, por eso no te especifiqué. Puedes endulzar con azúcar negra, miel o almíbar de arce orgánico. Personalmente no le agrego nada de endulzantes, cuánto más sencillos los sabores y puros, mejor.)

Para el otro, que es la limonada de aloe vera con jugo fresco de limón, lo que hago es pelar una hoja de aloe vera (si no sabes cómo hacerlo, déjame un comentario abajo que te subo un video de cómo hacerlo), le saco la pulpa gelatinosa de adentro, la coloco en una licuadora o batidora con cuarto tazas de agua (o las que desees, a gusto), agrego el jugo fresco de un limón entero (o más, si te gusta más ácido), licúo todo bien por un minuto y sirvo o coloco en la heladera para más tarde.

Esta limonada es excelente para tomar en ayunas por el super poderoso poder curativo, alcalino y anti-inflamatorio de la aloe vera con el limón. (Para aún más nutrición e hidratación, agrégale sandía.)

La proporción de agua, aloe vera y limón que te di aquí esta perfectamente balanceada para que no necesites ponerle nada de azúcar.

Pero si quieres endulzarla usa formas más naturales como stevia, miel cruda, o almíbar de arce crudo. Pero evita a toda costa el azúcar blanca refinada.

Ingéniatelas con lo que tengas a mano. Comprobado está que las cosas que más disfrutamos y saben mejor son aquellas improvisadas e inspiradas en el momento. Y para darte otro ejemplo, acabo de hacer un batido con lo que tenía a mano para levantar la energía de la tarde con: banana, pera, ciruelas, mango, durazno, fresas, arándanos, zarzamorra, leche de cáñamo, canela, cúrcuma, y una pizca de sal del Himalaya.

Más recetas de estación: Verano

Para más recetas de batidos, haz clic aquí. Si buscas recetas para hacer jugos naturales, haz clic aquí. O si buscas recetas para hacer sopas frías espectaculares, haz clic aquí.

Consejo: Para asegurarte que estés bien hidratado sin pensar mucho, simplemente come más vegetales verdes y frutas frescas. Por su alto contenido de agua, es más fácil mantener a tu cuerpo hidratado con los electrolitos y minerales necesarios.

Si buscas algo específico o tienes preguntas, deja tu comentario abajo para poder responderte, o mándame un email.