Refrescos de verano

Soda de romero y menta
Soda casera de romero y menta. Fernanda Beccaglia

Hace tiempo ya que no tomo sodas o gaseosas. No sólo sé lo malo que son para la salud sino que la dejar de tomar ya no me gustan.

Para muchos beber sólo agua es aburrido, es como si a todo tuviéramos que agregarle azúcar y sabores artificiales. Pero el agua es lo que hidrata al cuerpo, no las gaseosas llenas de azúcar y sal, además de conservantes y químicos.

El agua con limón es una de mis formas favoritas para combatir la sed y mantener el sistema limpio.

El hígado y los riñones aman el agua con limón ya que los ayuda a hacer su trabajo de limpiar el sistema de toxinas y digerir mejor. Lo mejor de todo es que también puedes tomar el agua caliente con limón que de hecho tiene un efecto relajante tanto en los órganos principales sino el cerebro.

Pero este verano he estado probando diferentes sodas caseras a base de hierbas y especias e infusiones frías a base de flores y plantas de estación.

Soda de limoncillo y jengibre

Para hacer soda puedes comprarte un sifón o bien agregarle agua con gas o seltzer a tu preparación básica. Puedes preparar esta receta con hasta dos días de anticipación. Durará por hasta siete días en la heladera.

Rinde 6 vasos

Ingredientes

1/2 taza de jengibre fresco, pelado y en cortados rebanadas

4 palitos de limoncillo (verbena de la India), cortado en pedazos de 2 pulgadas y pisados

6 tazas de agua

1 taza de azúcar, o más

3-4 cucharadas de jugo fresco de limón o lima

Limón o lima en rodajas finas, para servir

Hojas de menta, fresca, para servir

Hielo, para servir

Método

En una olla, sobre fuego alto, combina el jengibre con el limoncillo y 4 tazas de agua. Deja hervir y agrega el azúcar. Cubre y deja que el almíbar empape el limoncillo y el jengibre hasta que se enfríe, alrededor de 2 1/2 horas.

Cuela y bota el jengibre y limoncillo. Agrega el jugo de limón y las 2 tazas de agua restantes. Combina/mezcla bien y guarda en el heladera hasta que se enfríe.

Si vas a usar un sifón, sigue las instrucciones del fabricante o usa seltzer o agua con gas. Sirve en vasos altos con hielo, rodajas de limón, hielo y menta fresca.

•Otra de mis versiones favoritas es soda o té de romero y menta. Delicioso.

Para hacer té

Prepara el almíbar con el limoncillo y jengibre y las 4 tazas de agua y una vez que lo saques del hervor agrega 6 saquitos de té verde y déjalas descansar por unos 5 minutos.

Té frío de frambuesas

Rinde 6-8

Ingredientes

8 tazas de agua, en partes

1 taza de azúcar

6 saquitos de té (negro, verder, blanco o mate)

4 tazas de frambuesas frescas

2 cucharadas jugo de fresco de limón

Menta fresca, opcional

Limón, en rodajas o trozos para servir


Método

En una olla, coloca 4 tazas de agua y deja que hierva. Agrega el azúcar y revuelve bien.

Coloca los saquitos de té y déjalas descansar por 5 minutos.

Mientras tanto, en otra olla, coloca las frambuesas con el resto del agua. Deja que hierva, baja el fuego y deja cocinar en hervor suave por un par de minutos o más hasta que se deshagan. Cuela y bota la pulpa.

Agrega el jugo de frambuesas con el jugo fresco de limón al té, revuelve bien. Deja enfriar. Sirve frío en vasos altos con hielo, menta y limón.

Té frío de hibiscus

Sirve 8

Ingredientes

4 tazas de agua

1 taza de azúcar

5 saquitos de hibiscus té o 8 cucharaditas de flores de hibiscus secas

1 cucharada de jugo fresco de limón

1/2 taza de hojas de menta fresca

Hielo, para servir

Menta, para servir

Limón en rodajas, para servir

Método

Como en los otros tés, haz el almíbar y agrega el té. Deja descansar. Agrega el limón y la menta fresca. Revuelve bien. Deja enfriar. Coloca en la heladera. Sirve frío con hielo, menta fresca y limón.

Lee más: Hierbas y especias