Refrán

Don Quijote y Sancho Panza. Getty Images

Un refrán es un dicho popular y anónimo de carácter sentencioso. Es una forma de sabiduría popular que pertence al género paremiológico, así como las máximas, los aforismos, y los adagios, entre otros. Se emplea tanto en el habla coloquial como en el lenguaje literario. El refrán tiene una larga tradición en la cultura del Medio Oriente, así como en la literatura grecolatina y bíblica. También se halla en las obras más tempranas de la literatura española, como el Cantar del Mio Cid.

Su uso se propaga aún más durante el Renacimiento y aparece en Don Quijote, Lazarillo de Tormes y en obras de erasmistas, como Juan de Valdés, quien dijo que "se ve mucho bien la puridad de la lengua castellana" en los refranes. En el Quijote, los refranes son tan abundantes en el habla de Sancho Panza que llegan a ser un rasgo principal de su personaje.

Ejemplos de refranes:

"Más vale pájaro en la mano que cien volando".

"Quien mucho abraza, poco aprieta".

"Quien siembra vientos recoge tempestades".

"Quien en mal anda, en mal acaba".

"Cuando el arroyo suena, agua lleva".

"Mientras hay vida hay esperanza".

"Agua pasada no mueve molinos".

"De tal palo, tal astilla".

"Más sabe el loco en su casa que el cuerdo en la ajena".

"No hay plazo que no llegue ni deuda que no se pague".

"La palabra es plata y el silencio es oro".

"Dime con quien andas y te diré quien eres".

"El infierno está lleno de buenas intenciones y el cielo de buenas obras".

"Barriga llena, corazón contento".

"Aunque la mona se vista de seda, mona se queda".

"Antes que te cases, mira lo que haces".

"Quien no oye consejo, no llega a viejo".

"El que la sigue la consigue".

"No con quien naces, sino con quien paces".

"La ocasión hace al ladrón".

"Mientras hay vida hay esperanza".

"Hombre prevenido vale por dos".

"A mal tiempo, buena cara".

"A grandes males, grandes remedios".

"En martes, ni te cases ni te embarques".

"Del dicho al hecho hay mucho trecho".

"En boca cerrada no entran moscas".

"El que roba a un ladrón tiene cien años de perdón".

"No hay peor sordo que el que no quiere oír".

"La ociosidad es madre de todos los vicios".

"No se puede pedir peras al olmo".

"Mal de muchos, consuelo de tontos".

"Perro ladrador, poco mordedor".

"Más vale prevenir que curar".

"A quien madruga, Dios le ayuda".

"A palabras necias, oídos sordos".

"Más sabe el diablo por viejo que por diablo".

"No es oro todo lo que reluce".

"A lo hecho, pecho".

"Un clavo saca a otro clavo".

"Más vale tarde que nunca".

"Desnudo nací, desnudo me hallo: ni pierdo ni gano".

"Las cosas de palacio van despacio".

"No hay rosa sin espinas".

"Cría cuervos y te sacarán los ojos".

"Quien todo lo quiere, todo lo pierde".

"Poderoso caballero es don dinero".

"No hay mal que por bien no venga".

"Quien quita la ocasión, quita el pecado".

"No hay peor sordo que el que no quiere oír".

"El que la sigue la consigue".

"No hay rosa sin espinas".

"En el país de los ciegos, el tuerto es rey".

"No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy".

"Al buen pagador no le duelen prendas".

"Cada oveja con su pareja".

"Más vale feo y bueno que guapo y perverso".

"A enemigo que huye, puente de plata".

"A buen hambre no hay pan duro".

"Cada loco con su tema".

"Quien no buscó amigos en la alegría, en la desgracia no los pida".

"El maestro ciruela, que no sabe leer y pone escuela".

"Haz bien y no mires a quien".

"Cuando el río suena, agua lleva".

"Al que al cielo escupe, en la cara le cae".

"A caballo regalado, no le mires el diente".

"El que no llora, no mama".