Recetas vegetarianas con remolachas

ensalada-remolachas.JPG
Una ensalada de remolachas crudas o asadas con jengibre y ajo hacen una ensalada perfecta para toda mesa de verano. Sirve con sus hojas verdes salteaditas. Shuterstock

 (Esta es la continuación de Por qué y Cómo Comer Remolachas. Para leer la primera parte haz clic aquí.)
 

Recetas con remolachas y hojas verdes de remolachas

Receta de remolachas asadas

Rinde 2

Esta receta es una de las favoritas de todos. Es fácil, deliciosa y al asarlas se evelan los azúcares naturales de las remolachas. Si no quisieras prender el horno puedes cocerlas a la parrilla. La clave en este caso es cocerlas al vapor ligeramente y luego darles el último toque en la parrilla.

Recetas destacadas: Vegetales a la parrilla

Ingredientes

  • 2 tazas de remolachas frescas, limpias y cortadas en cubitos de 1 pulgada
  • 1/4 taza de aceite extra virgen de oliva
  • 1/4 taza de jugo fresco de naranjas (naranjas rojas o pomelo)
  • 1 cucharada de jengibre fresco, orgánico, picado
  • 2 dientes de ajo, enteros
  • Cilantro fresco, opcional

Instrucciones

1. Precalienta el horno a 425º grados F.

2. En un bol, mezcla las remolachas con el aceite de oliva, el jugo de naranjas (naranja roja o pomelo), el jengibre picadito y el ajo. Una vez que esté bien combinado y mezclado, coloca en una bandeja para hornear previamente preparada con papel aluminio.

3. Hornea por entre unos 45-60 minutos, moviéndalas de tanto en tanto o cada 15 minutos para asegurarte que se asen de manera balanceada.

4. Saca del horno una vez listas, deja enfriar y sirve como acompañamiento o guarnición o bien sirve en tu ensalada de verano favorita con hojitas frescas de cilantro.

Receta de hojas de remolachas salteadas

Rinde 4 porciones

Esta receta la puedes adaptar usando (como ya te dije) acelga o bien col rizada.

Las hojas verdes de las remolachas son extremadamente versátiles y más tiernas aún que la acelga o el col rizada o cualquier tipo de col. Por lo cual es necesario que tomes en cuenta que el tiempo de cocción será diferente.

La otra diferencia es que se cocinan más (o reducen más en cantidad al ser cocidos) que, por ejemplo, el col rizada. Por lo que lo que te quede como producto final será mucho menos que con lo que empezaste.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aceite de ajonjolí orgánico (o de coco)
  • 1 taza de hongos bella o de tu preferencia, cortados en rebanadas
  • 6 tazas de hojas verdes de remolachas, cortadas en bocados
  • 3-4 dientes de ajo, picaditos
  • pedazo de 2 pulgadas (o más a gusto) jengibre fresco, orgánico, picadito
  • 1 cucacharada de aminoácidos Braggs o Nama Shoya
  • 1 cucharadita de salsa picante o Sriracha, a gusto, opcional
  • jugo fresco de ½ limón o lima verde
  • 1/8 taza de semillas de ajonjolí tostaditas o sin tostar

Instrucciones

1. Calienta una sartén grande sobre fuego medio-alto. Una vez caliente, agrega el aceite, deja que se caliente un poco sin quemarse y agrega los hongos. Cocina hasta que pierdan textura y humedad (unos 5 minutos), y luego agrega las hojas verdes de las remolachas, el ajo, el jengibre, y cocina revolviendo constantemente hasta que las hojas se hayan tornado bien verdes. (Esto sucede muy rápido así que presta atención, no dejes que se te pasen.) Agrega los aminoácidos Braggs y la salsa picante o Sriracha y cocina por unos minutitos más.

3. Pasa a un bol para ensaladas, mezcla todo bien para combinar, agrega el jugo de limón y las semillitas de ajonjolí, vuelve a mezclar bien y sirve enseguida como plato verde principal o como guarnición.

Más recetas relacionadas: Ensalada picante de remolachas y batata