Recetas de chips de col rizada

Aprende 3 maneras deliciosas de agregar más verde a tu dieta

Chips de col rizada
¡Garantizado que tanto chicos como grandes enloquecerán por estos chips de col rizada!. Fernanda Beccaglia

Estas recetas de chips de col rizada son especialmente exitosas entre los más pequeños que evitan los bocados verdes. (Te lo digo por experiencia que con todos los niños que la he probado ha sido un éxito rotundo.)

Ya sea que comas el col en ensaladas de manera cruda o salteada, en jugos, o en batidos, otra manera deliciosa de consumirlo (en especial si quieres que los más pequeños coman vegetales) es hacer chips de col.

Son crocantes y exquisitos. Se parecen a los chips de algas marinas (que son tan famosos entre chicos y grandes) pero con menos sabor a mar y son aún más crocantes.

Si haces jugos, puedes usar lo que queda de la fibra del col para hacer chips en tiritas y agregarlo a tus ensaladas, hummus, babaganoush, o como guarnición de sopas.

Por eso, si es que aún no te has hecho fanático y amante de la col rizada te paso estas tres recetas encantadoras que van de lo salado a lo picante para que uses de snack o bocadito, o para acompañes cualquier menú o plato.

Nachos de col rizada

La sazón de estos chips es especialmente para vegetarianos y veganos. Y si nunca probaste levadura nutricional, después de hoy no podrás vivir sin ella.

Ingredientes

  • 1 ramo de col rizada, limpio, sólo las hojas y cortado en trozos pequeños tipo bocados
  • Aceite extra virgen de oliva, de coco, o ghee (mantequilla clarificada)
  • 2 cdas. de levadura nutricional
  • 1 cdta. de cebolla en polvo
  • 2 cdtas. de chile en polvo

Chips de col rizada picantes

Ingredientes

  • 1 ramo de col rizada, limpio, sólo las hojas y cortado en trozos pequeños tipo bocados
  • Aceite extra virgen de oliva, de coco, o ghee (mantequilla clarificada)
  • ¼ cdta. de cayena
  • 1/4 cdta. de pimienta roja en trozos (optional)
  • Pimienta negra, a gusto, opcional

Chips de col rizada saladitos con limón verde y sal marina

Ingredientes

  • 1 ramo de col rizada, limpio, sólo las hojas y cortado en trozos pequeños tipo bocados
  • Aceite extra virgen de oliva, de coco, o ghee (mantequilla clarificada)
  • ½ limón verde
  • Sal marina gruesa, a gusto

Preparación

No importa cuál tipo de chips elijas, la forma de preparación es la misma, y todas rinden unas 4 tazas o mas, dependiendo del tamaño de la col que consigas.

Precalienta el horno a 320ºF-325ºF.* Prepara una bandeja para horno con papel pergamino o papel aluminio.

En un bol, coloca la col y rocíala con la suficiente aceite como para cubrirla ligeramente. Espolvorea con la sazón que hayas elegido y mezcla para combinar.

Coloca la col en una capa sencilla en la bandeja para hornear, coloca en el horno y hornea por unos 30-40 minutos o hasta que estén crocantes y hayan perdido la textura original. (Revísalo cada 10 minutos porque los chips de col se pueden pasar muy rápidamente.)

Saca del horno y deja enfriar ligeramente. Usa o consume enseguida de la manera que quieras desde ensaladas hasta sopas-¡como snack solos son lo mejor! Pero si sucediera que te contienes y puedes guardar para otro día, asegúrate de guardarlos en un contenedor sellado una vez que se hayan enfriado para que no pierdan la textura crocante.

*Nota de cocina: Puedes elevar la temperatura del horno a 400ºF para disminuir el tiempo de cocción, pero no te los olvides en el horno que como te dije que se pasan rapidísimo.