Razones para no cambiar el iPad3 por el iPad4

Los rumores sobre un iPad5, la más convincente

Apple, Inc.

Aunque Apple sorprendió al mercado lanzando a finales de 2012 una nueva versión de su iPad, el iPad4 o iPad con pantalla retina (como lo ha llamado oficialmente), no se ha producido el revuelo que normalmente genera un nuevo producto de la firma con el logo de la manzana.

Las razones por las cuales el anuncio del iPad4 ha “pasado por debajo de la mesa” pueden resumirse en 2: por un lado la presentación del tan anhelado y rumoreado iPad mini, sobre el que se habían hecho decenas de conjeturas.

Por otro, el hecho de que, como explicaremos, las mejoras frente al modelo anterior no son tan espectaculares como en otras ocasiones. Todo ello nos plantea la duda de si vale la pena realmente hacer un “upgrade” y cambiar nuestro iPad 3 por la nueva versión.

Diferencias entre el iPad3 y el iPad4

  • Sacando cuentas, pudiésemos concluir que sólo hay 4 aspectos en los que el iPad4 presenta mejoras frente al iPad 3:
  • Procesador. El procesador dual A6X con procesador gráfico de 4 núcleos es más potente y rápido que el A5 de la anterior versión. Sin embargo, desde el punto de vista práctico, pocas de las cientos de miles de aplicaciones disponibles para la tableta de Apple aprovechan estas capacidades, pues fueron diseñadas para el iPad3. No será hasta que los desarrolladores de nuevas apps tomen en cuenta estas potencialidades que se notará realmente la diferencia.
  • Cámara. Aunque mantiene la cámara trasera (la principal) con 5 megapíxeles, mejora la delantera, que pasa de tener sólo resolución VGA a 1,2 megapíxeles, con reconocimiento facial e iluminación posterior. En términos prácticos, esto se traduce en una mejora de la aplicación Facetime, el sistema de videollamadas propio de Apple.
  • Wi-Fi y 4G. El iPad 4 (al igual que el mini) viene con capacidad de conexión Wi-Fi de doble banda (802.11n a 2,4 y 5 Ghz), lo que teóricamente duplica la velocidad de navegación y descarga, Asimismo, extiende la tecnología 4G de conexión celular a otros países (antes estaba limitada a los Estados Unidos y unos 2 o 3 más).
  • Conector “Lightning”. Sustituye al conector anterior de 30 pines, más ancho y más pesado. Apple trata así de “estandarizar” todos sus dispositivos con el sistema operativo iOS 6 (además de la tableta, el iPhone y el iPod). Esto tiene frente a las citadas ventajas, el problema de que si tenemos varios accesorios que funcionan con el anterior conector, tendríamos al menos que adquirir un adaptador para el nuevo “lightning”.

iPad3 vs. Ipad4: Qué se mantiene igual

  • Frente a las mejoras que hemos mencionado, varios aspectos del iPad3 siguen siendo los mismos en el iPad4, a saber:
  • Su pantalla retina de 2.048 por 1.536 píxeles, o 264 píxeles por pulgada, que ha sido sin duda uno de sus puntos fuertes frente a la mayoría de las demás tabletas del mercado.
  • Sus dimensiones (aunque el iPad 4 es 6mm más grueso y unos 50 gramos más pesado).
  • La duración de la batería (10 horas de navegación vía Wi-Fi y 9 utilizando las redes de telefonía móvil) y la capacidad de almacenamiento (16, 32 y 64 GB, dependiendo del modelo que se escoja).
  • El sistema operativo iOS6, con sus más de 270.000 aplicaciones propias.
  • El precio, que es exactamente igual, pese a las mejoras introducidas.

En conclusión: ¿cambiamos o no de iPad?

Si se tratase de escoger entre comprar un modelo u otro, no hay duda de que, teniendo el mismo precio, el iPad4 es una mejor opción que el iPad3.

Esto es tan obvio que la misma Apple ha descontinuado el iPad3, aunque mantiene el iPad2, que es unos $100 más económico y posee menos prestaciones.

El problema surge si ya tenemos un iPad3. ¿Deberíamos cambiarlo? Nuestra recomendación sería que no, pues consideramos que las mejoras introducidas no justifican hacer un gasto de entre $499 y $829, dependiendo del modelo (menos lo que pudiésemos conseguir si vendemos nuestro iPad3 en el mercado de segunda mano).

Por otro lado, hay una razón más allá de esta comparación: los rumores según los cuales Apple podría lanzar en unos meses una nueva versión de su tableta, un iPad5 (en inglés). De ser ciertos, lo lógico sería esperar un poco y decidir entonces si vale la pena cambiar el modelo que tenemos por esa (¿novedosa?) versión.