Quieres trabajar en un startup

Startup. Getty Images

Trabajar en una startup se ha convertido en el sueño de muchos recién graduados. Para los que no lo sepan muy bien, un startup es simplemente una empresa en fase de nacimiento, típicamente ligada al sector tecnológico, con fundadores que suelen ser jóvenes y masculinos.

 

Para los que se quieren incorporar a estos startups, la principal ilusión es formar parte de algo que nace, poder aportar ideas y causar un impacto directo en las operaciones de una entidad, a diferencia de trabajar en una gran empresa establecidad con cientos de divisiones, unidades, estancada por la burocracia y la jerarquía reinantes.

Para un startup, todo se siente ágil, fresco, con procesos que permiten sacar productos al mercado en cuestión de meses; con la capacidad de atraer masas a través de redes sociales... Y al final de la aventura, que algún gigante tecnológico compre la empresa por millones de dólares, convirtiéndose así en el próximo Facebook, Instagram, Uber, Airbnb, Twitter... todos startups de la última década.

 

Aunque, como te podrás imaginar, la realidad es que la inmensa mayoría de startups fracasan estrepitosamente durante los primeros meses de operación, en los que se dan cuenta de que o el equipo no funciona, el producto tampoco, o que simplemente no existe un mercado para esa idea. Pero todos esos fracaso no impiden que se hayan convertido en uno de los lugares más atractivos para los jóvenes del país.

 

Después de haber estado en varias ferias de trabajo para startups en Manhattan (Uncubed NYC), he podido comprobar de primera mano que, aparte de buscar principalmente personal en el área tecnológica (ingenieros, programadores, diseñadores gráficos) la mayoría de empleados son hombres apenas salido de la universidad.

Aún así, he decidido incluir algunos consejos que me comentaban algunos de los CEOs de estos startups para ayudar a los lectores de About.com a tener más posibilidades en caso de que quisieran conseguir un trabajo en un startup.

 

  • Saber programar muy bien en por lo menos un lenguage informático ayuda enormemente. En muchos casos, ni siquiera importa el lenguage, ya que cambian constantemente, así que por lo menos especialízate en uno con el que te sientas lo suficientemente cómodo para crear cosas. 
  • Graduarse de la universidad no resulta esencial para muchas de estas empresas, aunque el hecho de graduarse, en la carrera que sea, indica que eres capaz de terminar lo que has empezado, demostrando capacidad de disciplina y sacrificio.
  • Interactúa con otros programadores en eventos, ya sean presenciales u online. Conocer a alguien dentro de un startup es la manera más fiable de contratar y de que te contraten.
  • En una startup que crezca de manera muy rápida, al comenzar con un grupo relativamente pequeño, el riesgo de contratar a la persona equivocada es my alto. En el mundo tecnológico existe el dicho de “hire slow, fire fast” o contrata lentamente, pero despide de forma rápida.
  • Si no conoces a nadie dentro de ninguna startup o no has conocido a nadie en ningún evento, da el primero paso a través de LinkedIn o incluso enviándome un email directamente a uno de los fundadores. Muchas startups, al crear sus direcciones de email, crean siempre la de founders@company.com (sustituye company por el nombre del startup donde vayas a solicitar trabajo). Échale un vistazo a este estudiante, quien envió 8 emails a los fundadores de FourSquare para que lo consideraran como candidato. Aquí puedes ver sus emails, se puede aprender mucho de ellos. Cuando contactes con la startup, resalta el valor que puedas aportar al proyecto, pero no solo con palabras sino con algo que ya hayas completado en el pasado. Desarrolla tu historia personal, una historia que comunique tu forma única de pensar y de crear. Pero no seas demasiado genérico cuando escribas o contactes con la empresa. No digas, “soy alguien muy creativo con ganas a triunfar, dispuesto a hacer lo que haga falta”. En vez de eso, puedes decir, “en mi anterior trabajo creé este proyecto, que resultó en un incremento de ventas de un 22 por ciento”. Cualquier detalle, cuantificado, ayuda a especificar el valor que puedes aportar al equipo. 

     

    También te puede interesar:

    Fortalezas y debilidades

    El análisis DAFO

    Tu primer paso