¿Quiere tener menos cosas en su hogar? La regla del 1

© Cultura RM/David Prinz

Cuando uno vive inmerso en el corre corre de nuestra vida familiar y laboral, es difícil llegar también a mantener la casa lo suficientemente limpia y en orden. O al menos no tanto como que nos gustaría .

 Las madres recibimos la consigna de que durante los primeros años de nuestros hijos debemos relajarnos un poco con este tema. Y sinceramente creo que es un consejo imprescindible para poder sobrevivir.

 Pero obviamente esto nos lleva a que, aunque no seamos unas personas que nos guste acumular demasiadas cosas, día día vamos añadiendo a nuestra casa objetos innecesarios, que no sabemos qué hacer con ellos o que guardamos para regalárselo a alguien algún día.

Camisetas en el pomo de la puerta, tres bolígrafos dentro de un vaso en el fondo de una estantería, ropa que ya no vale a los niños y que dejamos en el fondo del cajón hasta el cambio de temporada: todos estos objetos pueden acumularse por semanas o meses sin que hayamos tomado una decisión sobre ellos.

Para mí todo esto ha cambiado desde hace una semanas y he querido compartirlo con ustedes porque me parece un una idea tan genial y sencilla a la vez que deseo que se expanda (nuestra casa y nuestra mente se liberarán)

La experta en minimalismo Valentina Thorner en su post Minimalismo 101:1 cosa menos (por día) nos sugiere que a lo largo de tres meses empleemos un minuto de nuestro día y escojamos cada día un objeto de nuestra casa que queramos sacar y lo pongamos a la puerta de nuestra casa para tirarlo la próxima vez que salgamos.

 Es más que probable que a la vez que hace esto algunos días acabe arreglando espacios de su casa que llevaban demasiado tiempo sin ordenar. De ahí saldrán objetos para tirar seguro:

  • Siete botecitos con restos de champú
  • 10 sobre de muestra de crema que nunca acabará de utilizar
  • Un paraguas medio roto que guardaba por si acaso

Nuestra casa está llena de tantísimas cosas innecesarias como estas que acabo de nombrarles.

Le adelanto ya que  la habitación donde este reto va a ser más complicado: las habitaciones de sus hijos. Los niños no quieren desprenderse de nada, ellos sí que tienen claro el concepto de guardar por si acaso, pero les recomiendo invitarles a que cada día junto a ustedes saquen de la habitación algo que ya no usen.

Le animo a empezar este reto de tres meses y  apenas una o dos semanas empezarán a notarse. Valentina nos habla de que el cambio auténtico será sobre los tres meses. ¡No puedo esperar para verlo!

¿Se anima a acompañarme?