Quién puede tener un parto en agua

parto en agua
©Getty Images/Science Photo Library/Ian Hooton

Un parto en agua no es para todas las madres. Más allá de tus preferencias, tu estado de salud, el progreso de tu trabajo del parto, la posición de tu bebé y la experiencia de tu equipo médico pueden limitar tus opciones para dar a luz. 

Eres elegible para un parto en agua si cumples con los siguientes criterios:

  • Tienes un embarazo normal, es decir, sin riesgos ni complicaciones conocidas.
  • Has cumplido por lo menos 37 semanas de embarazo.
  • Entras en trabajo de parto de forma natural (sin inducción).
  • Cuentas con una bañera o tina para el nacimiento esterilizada, ya sea en el centro médico o en tu casa, si es el caso.

No debes tener un parto en el agua si:

  • Te ha sido diagnosticada una infección, enfermedad de transmisión sexual o bacteria en el flujo sanguíneo.
  • Si entras en trabajo de parto de forma prematura (antes de alcanzar al menos las 37 semanas de embarazo.
  • Tienes un embarazo múltiple.
  • Has tenido complicaciones durante el embarazo, como preeclampsia, diabetes gestacional, problemas placentarios u otras condiciones que te pueden poner en riesgo.
  • Tu edad te pone en riesgo de complicaciones durante el parto, como una madre adolescente o un embarazo después de los 35 años.
  • El bebé viene en posición fetal de nalgas.
  • Tu médico detecta meconio (heces del bebé) en el líquido amniótico. 

Estas limitaciones aplican para la inmersión en el agua al momento del nacimiento del bebé.

Otra opción es utilizar el agua para el manejo del dolor durante el trabajo de parto, y luego cambiarte a una cama para pujar y dar a luz, en tanto no haya riesgo de infección y tu médico lo apruebe. El agua, ya sea como inmersión (en una bañera) o en una ducha, puede ayudar a relajarte, aliviar el dolor de las contracciones y reducir la necesidad de anestesia epidural u otros medicamentos.

 

Consideraciones importantes

  • La temperatura del agua debe ser regulada y constante: entre 93,2°F y 98,6°F (34°C y 37°C) durante el trabajo de parto, y entre 98,6°F y 99,5°F (37°C y 37,5°C) para el nacimiento.
  • La temperatura de la habitación también debe mantenerse cálida para mayor comodidad de la madre.
  • La bañera o piscina debe llenarse de modo que alcance tu pecho cuando estás sentada.
  • Puedes estar en el agua durante el trabajo de parto y el nacimiento, pero procura no entrar antes de los cinco centímetros de dilatación para no retrasar la labor de parto.
  • Debes salir de la bañera para la etapa final del parto, que es la expulsión de la placenta.
  • El cordón umbilical no se debe prensar ni cortar hasta que el bebé esté fuera del agua.
  • Debes mantenerte bien hidratada durante el parto. En promedio, necesitas un litro de agua por cada hora de labor de parto.
  • Debes estar atenta a las señales de alerta. Sal de la bañera o piscina de inmediato y opta por el cuidado médico convencional si existen problemas con el ritmo cardíaco del bebé, la labor de parto cesa de progresar, la temperatura del agua sube o baja en exceso, aumenta tu presión arterial, tu médico detecta meconio en el agua (líquido amniótico contaminado por heces del bebé), te sientes mareada, el agua se ensucia, o si ya no te sientes cómoda teniendo el parto en el agua.
  • Conversa con tu médico o partera sobre los pasos a tomar en caso de que surjan complicaciones.
  • A pesar de sus posibles beneficios y creciente popularidad, el Colegio Americano de Ginecólogos y Obstetras (ACOG) aún considera que el nacimiento del bebé bajo agua es un "procedimiento experimental y sólo debería realizarse en el contexto de un estudio clínico diseñado apropiadamente y con consentimiento informado".  

Fuentes:
American College of Obstetricians and Gynecologists. Committee Opinion: Immersion in Water During Labor and Delivery. Accedido 27 de marzo del 2016.
Royal College of Obstetricians and Gynaecologists. Birth in Water. Accedido 13 de abril del 2012.
The Royal College of Midwives. Evidence Based Guidelines for Midwifery-Led Care in Labour: Immersion in Water for Labour and Birth. Accedido 27 de marzo del 2016.
Waterbirth International. Waterbirth information. Accedido 13 de abril del 2012.