Qué son y cómo se usan los aceites esenciales en la piel

Para el acné, la piel seca, la celulitis...

Aceites esenciales
La mayoría de los aceites esenciales se tienen que mezclar con un aceite vegetal. William Reavell/Getty Images

Los aceites esenciales se usan desde hace siglos para aportar bienestar y desde hace años para enriquecer cremas, jabones, cosméticos y perfumes de mujeres y hombres. Se usan mucho para aromatizar (el mentol o la lavanda, por ejemplo) pero ¿por qué no aprovechar al máximo sus beneficios usándolos en solitario? A mí me gustan los productos de belleza en aceite pero aún me gustan más los aceites esenciales y si tú los pruebas seguro que te pasará lo mismo.

Una vez que entran en tu set de belleza ya forman parte de tu vida para siempre. Son eficaces, fiables y muy agradables de utilizar. Además tienen ese valor añadido que, en mi opinión, aporta la cosmética sencilla y natural, pero no por ello menos beneficiosa con la piel. Sin olvidar que al no emplear ingredientes químicos, su poder detoxificante es mayor. Y sin rastro de parabenos ni petroquímicos como la vaselina. Por eso más que cosméticos los aceites esenciales son productos terapéuticos que aportan bienestar. Yo a veces creo que abrir un frasco de un aceite esencial de lavanda o de árbol del té es como destapar una botella de champagne: un momento para celebrar. Por eso quiero compartir contigomis consejos de belleza sobre cómo usar los aceites esenciales, cómo sacarles todo el partido en los diferentes tipos de piel, qué precauciones hay que tener, cómo se emplean para tratar el acné, la celulitis o las arrugas…

Antes de lanzarte a aplicarte aceites esenciales sobre la piel debes de saber que es muy importante emplearlos en las dosis justas y que debes buscar los de mejor calidad. ¿Cómo puedes saberlo?  Lee bien la etiqueta antes de comprar uno y asegúrate de que es un aceite 100% puro, natural (y ecológico si es posible) y que no contiene ingredientes sintéticos.

  Busca siempre puntos de venta fiables y cuidado con las marcas que ponen todos sus poductos al mismo precio porque no tiene lógica (hay ingredientes que son más caros que otros).

¿Cómo hay que conservar los aceites esenciales?

Igual que se conservan la mayoría de los cosméticos: lejos de la luz (elige los que tienen la botella marrón), la humedad y el calor ya que como son muy volátiles, se evaporan fácilmente. La buena noticia es que en estas condiciones la mayoría de los aceites esenciales pueden guardarse bien durante 3-5 años. 

¿Qué precauciones hay que tener?

No deben usarse sin consultar a un especialista cuando se trata de embarazadas, lactantes, bebés, personas mayores o enfermos crónicos. Por otro lado, si es la primera vez que vas a probar un aceite esencial te recomiendo que primero te lo apliques en una zona pequeña de tu cuerpo –como en la parte interior del antebrazo- para que te asegures de que no te da reacción. No es frecuente pero pueden provocar irritaciones, alergias… generalmente como consecuencia del uso de una dosis equivocada (¡cuidado con las dosis demasiado altas!). Además los aceites esenciales que contienen anetol (como el de anís) o tuyona (como la de la salvia) deben emplearse con más precaución.

Como pauta general se puede emplear hasta un 5% de aceite esencial al emplearlo como cosmética.

¿Cómo se aplican?

Sólo se pueden aplicar directamente sobre la piel si se usa una gota de modo puntual salvo excepciones, como el aceite de argán por ejemplo que se puede emplear sin estas precauciones. Sin embargo en la mayoría de los casos, como son muy potentes, los más recomendable es diluir el aceite esencial en un aceite vegetal cuando se van a emplear en zonas amplias  pues podría irritarse. ¿Ejemplos? El aceite de almendras dulces es perfecto como aceite vegetal pues añade a la acción del aceite esencial sus propias propiedades calmantes. El de germen de trigo es especialmente nutritivo y los de jojoba y coco son ideales para el cabello. También existe la opción de añadir una gota a la crema hidratante que se esté empleando.

Para cuidar la piel también se pueden emplear diluidos en agua caliente para hacer baños de vapor.

¿Cuáles son los aceites esenciales más útiles para la belleza?

Hay varios pero he elegido cuatro por su gran eficacia en este terreno.

  • El árbol del té (malaleuca alternifolia) es muy conocido por su capacidad para matar y prevenir los piojos pero menos por su utilidad en casos de piel con acné.  Después de limpiar la piel con la rutina diaria, pásate sobre el cutis un algodón mojado en agua templada con una gota (sí, con una es suficiente) de árbol de té. Como es un poderoso antibacteriano, atenúa la inflamación de la piel.  Otra receta es hacer baños de vapor en un bol de agua caliente con 10 gotas de aceite de árbol del té, tapando la cabeza con una toalla. Espera entre 5 y 10 minutos segúnlo sensible que sea la piel. También puedes añadir unas 5 gotas a tu champú o a la de tu novio o marido para combatir la caspa y el cuerpo cabelludo irritado.
  • El palo de rosa (aniba rosaeodora). Por su dulzura este aceite esencial es un gran amigo de tu piel ya que es capaz de mejorarla y encontrar su equilibrio cuando sufre diferentes problemas: piel seca, piel sensible, couperosis, pequeñas cicatrices o marcas, acné y estrías. Además ayuda a disimular las arrugas del cutis y también del escote. Si se va a usar puntualmente y en una zona pequeña se puede aplicar una gota directamente sobre la piel pero cuando se va a usar a modo de tratamiento regular es necesario diluirlo en un aceite vegetal o añadir una gota a la crema habitual.
  • El enebro común (juniperus communis). La preocupación por el exceso de tripa o panza preocupa a miles de mujeres y hombres y la celulitis a otras tantas féminas. Es muy dificil que desaparezcan completamente esos tejidos adiposos situados bajo la piel llamados comunmente celulitis pero sí pueden reducirse considerablemente. Y ahí el aceite esencial de enebro tiene mucho que decir por sus cualidades diuréticas y desintoxicante. Si puedes medirlo, diluye un 5% de aceite de enebro en aceite de almendras o en tu crema hidratante corporal habitual. Si no, añade una gota a tu crema corporal. Aplícatelo con ayuda de un ‘masaje de estrella’: mueve las manos desde un punto central hacia el exterior en diferentes direcciones.
  • El geranio (pelargonium asperum). Para evitar la retención de líquidos y perfeccionar tu silueta, convence a tu pareja que te regale de modo regular un masaje con un ‘brebaje’ muy poderoso: mezcla 50 gotas de aceite de nueces de macadamia con 5 de geranio y aplícatelo por las zonas que más te preocupen.