¿Qué son los lípidos? 15 claves para entenderlos

Los expertos aconsejan que el 30% de las calorías diarias procedan de las grasas

Que son los lipidos
Ilustración por ordenador de bolas de colesterol en un vaso sanguíneo. Cuando hay altos niveles de lipoproteína de baja densidad (LDL) en la sangre se acumula en las paredes de los vasos sanguíneos estrechándolos (aterosclerosis). DAVID MACK | Getty Images

No todas las grasas son iguales, algunas son mejores que otras. Así las grasas saturadas y las grasas trans incrementan los niveles de colesterol LDL (malo) por lo que se consideran perjudiciales, mientras que las grasas monoinsaturadas adquieren la etiqueta de saludables porque disminuyen el colesterol malo y elevan el colesterol HDL (bueno). Tener niveles altos de colesterol y triglicéridos en sangre está asociado a las enfermedades cardiovasculares.

Pero ¿qué son realmente los lípidos?

Los lípidos

También llamadas grasas, los lípidos es un grupo muy heterogéneo de compuestos orgánicos formados por moléculas de carbono, hidrógeno y oxígeno. Este conjunto de moléculas son insolubles en agua pero solubles en disolventes orgánicos como alcohol o acetona y tienen un alto contenido energético.

En función de su estructura molecular, los lípidos pueden clasificarse en tres grupos:

  • Lípidos simples: las grasas y los aceites como el aceite de oliva forman parte de este grupo; mientras que las grasas son sólidas los aceites son líquidos en temperatura ambiente. Los triglicéridos son también lípidos simples. Estos pueden proceder de la dieta o de la síntesis en el hígado.
  • Lípidos compuestos: están compuestos por la combinación de lípidos simples y otras moléculas (proteínas, hidratos de carbono o fósforo).
  • Lípidos derivados: incluye una variedad de compuestos formada por la hidrólisis de lípidos simples y compuestos. Entre los que se encuentran las vitaminas liposolubles (vitaminas A, D, E y K). Se almacenan durante tiempo en eltejido graso corporal y en el hígado. Se encuentran presentes en los componentes grasos de los alimentos. También pertenecen a este grupo los esteroides como el colesterol.

    Te damos 15 claves para que conozcas mejor los lípidos:

    1. Los lípidos son necesarios para el correcto funcionamiento de las células y los tejidos de nuestro cuerpo. El colesterol forma parte de las membranas celulares. Se encuentra en la vaina de la mielina que envuelven las células nerviosas y la bilis.
    1. Las células adiposas o adipocitos son voluminosas y están llenas de lípidos. Forman el tejido adiposo y almacenan energía para los casos de dieta insuficiente. Las calorías ingeridas en exceso se acumulan siempre en forma de grasa.
    2. Protegen nuestros órganos frente a traumatismo y evitan su desplazamiento.
    3. Aportan energía. De hecho, los lípidos son los macronutrientes que más energía aportan por gramo (9 calorías por gramo).
    4. Son precursores de moléculas reguladoras. Facilitan reacciones químicas y actúan como hormonas (esteroides).
    5. Proporcionan nutrientes esenciales: facilitan la absorción de las vitaminas liposolubles.
    6. De ellos obtenemos dos de los ácidos grasos esenciales que se requieren para el crecimiento y la salud: el linoleico y el alfa-linoleico, precursores de los omega 6 y los omega 3 respectivamente.
    7. Mantienen la temperatura corporal frente al frío gracias al tejido adiposo.
    8. La hipercolesterolemia o concentración alta de colesterol total es un trastorno de los niveles de lípidos en la sangre, que está determinados por factores genéticos y ambientales.
    9. La Asociación Americana del Corazón (AHA) aconseja que el 30% de las calorías diarias procedan de las grasas, 15% de las que deberían ser grasas monoinsaturadas (los frutos secos y el pescado son ricos en estos lípidos) y menos del 10% de las saturadas (quesos, carnes rojas, lácteos).
    1. Los expertos aconsejan que es importante controlar la cantidad de grasas que consumimos a diario, pero también hay que controlar la calidad de estos nutrientes.
    2. Un aporte insuficiente de lípidos puede tener consecuencias para la salud (carencia de vitamina A)
    3. Es recomendable conocer los niveles de colesterol y triglicéridosen la sangre para ello necesitarás hacerte un perfil de lípidos. Se trata de un análisis de sangre en el que se miden las concentraciones de estos lípidos.
    4. El mejor tratamiento para bajar el colesterol LDL es reducir las grasas saturadas de la dieta, dejar de fumar, hacer ejercicio de forma regular, perder peso en caso de sobrepeso.
    5. Las estatinas son los medicamentos más efectivos en el control de las alteraciones de las concentraciones de lípidos en sangre. Este tipo de fármacos reducen los niveles de colesterol en la sangre al inhibir una enzima en su síntesis y al mejorar la función endotelial.

      Referencias:

      Enfermedades por almacenamiento de lípidos. Instituto Nacional de Trastornos neurológicos y accidentes cerebrovasculares. Accedido: 18 de enero de 2015 http://espanol.ninds.nih.gov/trastornos/enfermedades_por_almacenamiento_de_lipidos.htm