¿Qué son los estereotipos de género?

Limitan nuestras aspiraciones e imponen modelos rígidos de hombre y mujer

Una escena de 'Tomboy', una buena película para analizar los estereotipos de género.
Una escena de 'Tomboy', una buena película para analizar los estereotipos de género. ©Abordar Distribución

Los estereotipos de género no siempre coinciden de una sociedad a otra, y condicionan nuestra manera de pensar, vivir y prejuzgar a las personas. Limitan y coartan las aspiraciones y deseos propios y ajenos además de establecer modelos rígidos de lo que debe ser un hombre y una mujer, dos categorías rígidas ya de por sí.

Así, influyen tanto la forma en la que expresamos o reprimimos nuestras emociones (la sensualidad, el dolor o la tristeza, en el caso de ellos; o la ira, la competitividad o la valentía, en caso de ellas) como en aspectos tan diversos como nuestra manera de vestir, relacionarnos, elegir una profesión, escoger pareja o hacer deporte.

Para entenderlos, pongamos un sencillo ejercicio propuesto por la guía  'La igualdad, un trabajo en equipo' (Junta de Andalucía):

Con 80 años viajó a una zona inaccesible de Afganistán, a los 84 descendió en balsa por el Éufrates y a los 89 subió las montañas del Himalaya a lomos de una mula”. Si lees esta frase,¿quién crees que es la persona protagonista de la historia? 

Muchas personas habrán pensado en un hombre "fuerte, valiente y decidido", cuando en realidad, los méritos le corresponden a Freya Stark (1893-1993), una exploradora británica que publicó 24 libros de viajes y falleció a los 100 años. Stark participó en la I Guerra Mundial, como voluntaria de Cruz Roja, y en la segunda contienda como informadora del gobierno británico gracias a sus conocimientos sobre Oriente Próximo y La India. Recibió la Cruz del Imperio Británico en 1953.

Este ejercicio es un buen ejemplo de cómo funcionan en nuestra mente los estereotipos de género, que se definen como "los mitos, los hábitos o los rasgos físicos y psíquicos que las culturas determinan como apropiados (virtudes) o inapropiados (defectos)  para cada sexo".

Origen de la discriminación

Los estereotipos se transmiten de generación en generación y su origen es cultural. Pueden modificarse socialmente, pero este proceso requiere de cambios tanto individuales como colectivos ya que son construidos por un grupo social para tratar de controlar o ejercer un poder sobre el resto.

En el caso del género, la sociedad patriarcal y androcéntrica ha creado y alimentado desde el estado arcaico todo un sistema de estereotipos que favorecen a los hombres y perjudican a las mujeres. Y, aunque pueda parecer que hagan que la vida sea más sencilla, al marcar un camino de comportamiento, generan conflictos en las personas que, por sus rasgos biológicos o su autoconocimiento y manera de entender la libertad de pensamiento, se rebelan contra ellos y reivindican su auténtico yo.  En los estereotipos está elorigen de la discriminación.

Desde la educación sexista, se trata de transmitir a los niños y niñas estas diferencias sociales, y por tanto construidas, como si fueses biológicas, ocultando la verdadera naturaleza de las personas. Un hombre o una mujer capaz de librarse de los estereotipos sexistas será más libre y feliz, además de más empático y receptivo con los demás. 

Diez mitos o frases comunes que basan en falsos estereotipos de género

  1. Las mujeres son dependientes y los hombres valientes.
  2. Las mujeres son sensibles y delicadas, y los hombres bruscos y duros.
  3. Ellas son mejores cuidadoras que ellos y son más aptas para las tareas domésticas.
  4. Los hombres sólo piensan en el placer del sexo y las mujeres en el sexo como via para ser madres.
  1. Las mujeres son menos activas sexualmente que los hombres.
  2. Las mujeres no saben negociar porque no son competitivas.
  3. Una mujer que tiene éxito en el mundo empresarial no es competitiva sino ambiciosa o agresiva.
  4. Los niños son más activos y violentos; las niñas más pasivas y reflexivas.
  5. Las mujeres visten para seducir o ser seducidas. Los hombres pensando en su rol profesional o con prendas deportivas.
  6. Las mujeres son más consumidoras que los hombres, y ellos mejores tomando decisiones sobre el dinero.

(Fuentes: Guías 'La igualdad, un trabajo en equipo' y 'Sistema sexo/género' de la Junta de Andalucía).