Qué son las parejas abiertas

Cuando los límites no están dentro de la cama matrimonial

Parejas abiertas
Sean-McGrath.-Flickr.-CC.jpg

   Una pareja abierta es aquella cuyos miembros se dan un permiso consensuado para tener relaciones sexuales fuera de la pareja sin considerarlo infidelidad. Sería algo así como una monogamia con excepciones, que no son deslealtades porque ambos en la relación están de acuerdo. 

   Por supuesto la base de este tipo de relaciones está en la honestidad y la comunicación entre dos personas, aunque suene a priori, un poco rebuscado.

No es un tipo de relación para todo el mundo y hay que estar muy seguro de lo que se está proponiendo y aceptando. Cada día son más las parejas que acuerdan tener una relación abierta sin considerar las escapadas sexuales propias o del compañero como una infidelidad. 

¿Es cuestión de tolerar o no la infidelidad? 

    En este tipo de relaciones la infidelidad es el engaño y ocultamiento, no el hecho sexual con alguien externo a la pareja. El sexo y el amor, si bien sí están relacionados entre los dos miembros de la pareja, dejan de estarlo cuando se trata de relaciones externas. La pareja hace sus acuerdos personales a medida de su relación. Así, algunos no quieren saber los detalles sexuales del otro, algunos se avisan de lo que va a pasar, otros de ponen un plazo de tiempo para contárselo a la pareja (fuera del cual, la aventura sexual es considerada infidelidad). Los permitidos son tan variados como las parejas.

 

Qué debes saber antes de aceptar entrar en una pareja abierta

1. Nunca, pero nunca nunca, aceptes una pareja abiertaporque no quieres perder al otro. Si realmente no es algo de lo que estés absolutamente convencido, no lo hagas.

2. Los celos van a aparecer en algún momento. Son una reacción normal. Háblalo con tu pareja si necesitas rever el tema o hacer una pausa.

3. Si vas a aceptar una relación abierta no puedes fallar en las premisas y acuerdos que hagas. Si alguna de ellas no te agrada o quieres cambiarla, habla con tu pareja. De otro modo estarías faltando a lo prometido y cometiendo una infidelidad, aún estando en una pareja abierta.

4. La pareja abierta permite escapadas sexuales ajenas a la relación, no relaciones sentimentales paralelas. Eso es otra cosa completamente diferente.

5. Cuando estás en una pareja abierta, debes extremar las medidas profilácticas a la hora del sexo. Cualquier error tuyo afectará directamente la salud sexual de tu pareja.

Lo que tienes que cuidar con las terceras personas 

1. Aunque solo vayas a tener una relación sexual con esa persona, trátala con todo respeto. Eso incluye decirle que formas parte de una pareja abierta y que lo único que deseas es una relación sexual esporádica que tu compañero conocerá. 

2. Cuida tu salud sexual. Cuidarte tú significa cuidar a tu pareja y a tus relaciones esporádicas. Hazte chequeos médicos regulares y usa preservativo en tus relaciones fuera de la pareja.

3. Aunque le cuentes a tu pareja que vas a tener o has tenido una relación sexual paralela, si tu compañía casual te pide que no reveles su nombre ni a tu pareja, respétalo.

Una relación sexual es algo privado entre las personas que forman parte de ella en ese momento. Ni los caballeros ni las damas tienen memoria.

 

Las relaciones humanas son tan variadas como los pelos de la cabeza. Hay de todo, todo es respetable desde que son acuerdos personales entre personas unidas por vínculos emocionales y, a veces, legales. Las mujeres y los hombres han evolucionado en sus roles sociales durante los últimos 50 años hasta un punto en que ambos son dueños de sus libertades, absolutamente. Por eso, las personas en parejas abiertas quieren respetar la libertad del otro, incluida su libertad sexual.