¿Qué ropa ponerse para hacer yoga?

yoga clase
Lo más importante es que la ropa que vestimos en yoga nos permita movernos libremente. ©Katrina Huisman/ Getty Images

El principio fundamental que debes tener en cuenta con respecto a la ropa más adecuada para practicar yoga es que prima la comodidad. Cualquier indumentaria que elijas debe ser siempre, por encima de cualquier cosa, cómoda. La ropa que vistas debe permitirte moverte libremente, hacer inversiones, flexiones hacia adelante, hacia atrás, permanecer unos minutos en relajación, sentarte con las piernas cruzadas, levantar los brazos, doblar las piernas y todo lo demás que hacemos en yoga.

El yoga no se rige bajo los principios de la moda, sino bajo los de una tradición filosófica a la que le interesa que puedas llevar a cabo tu práctica de la mejor manera posible. Lo que se busca es sanar y revitalizar el cuerpo, calmar la mente y expandir el espíritu: unos criterios muy distintos a los que rigen el mundo de hoy.

Como el yoga es una disciplina antigua que tiene un trasfondo espiritual, es muy importante tener en cuenta que tiene una serie de fundamentos que debemos respetar en nuestra forma de vestir. Uno de ellos es la limpieza: el yoga nos enseña que la limpieza interna y externa son esenciales. Nuestro cuerpo debe estar desintoxicado para estar sano y fuerte y nuestra mente debe estar lo menos contaminada posible de estímulos externos, pensamientos y energías negativas. Nuestra ropa debe seguir el mismo principio.

Cuidar nuestra ropa es simbólicamente cuidarnos a nosotros mismos, respetarnos y tratarnos con amor e involucra los principios de bhakti (devoción) y ahimsa (traducido como no violencia pero que se extiende al amor y a la compasión).

También da un carácter sublime a la práctica, pues si vestimos ropa bonita y en buen estado nos estamos preparando simbólicamente para sintonizarnos con nuestro espíritu. Nos estamos recordando a nosotros mismos que esa práctica de yoga es una manera de amarnos y de conectarnos con algo más grande.

Uno de los caminos del yoga es el bakhti yoga, que es la devoción. No tiene que tener una naturaleza religiosa pero sí implica una actitud de entrega, compromiso, gratitud y amor. Algunas personas dan un carácter sagrado a su práctica, por lo cual por ejemplo, visten de blanco, eligen colores con vibraciones determinadas o incluyen símbolos espirituales.

No debemos olvidar que el yoga es una práctica meditativa y profunda. Aunque digamos que es deseable que la ropa esté en buen estado, esto no quiere decir nada nuevo o a la moda, pues la sencillez es central en el yoga. A diferencia de otros espacios donde se trabaja el cuerpo, que pueden ser algo frívolos o pretenciosos, el yoga es todo lo contrario, un espacio donde la vestimenta debe ser funcional y debe honrar la práctica con modestia y respeto. Por tanto, es mejor evitar ostentaciones. Si se quiere, podemos darle también con nuestra indumentaria un poco de significado.

Es importante tener en cuenta que no necesitamos salir a comprar nada para comenzar a practicar yoga ni debemos vestir de manera especial para practicarlo. En el comercio venden una ropa lindísima, colorida, cómoda y con diseños preciosos, es verdad, pero acuérdate que con esta tradición queremos practicar el desapego del mundo material, en este caso, de la avidez de poseer más cosas y de consumir.

También queremos ir más allá del ego, que es nuestro sentido de individualidad, del cual forma parte la vanidad. Si el yoga se practica como debe ser, cada persona está concentrada en su propia práctica y no va a una clase a lucirse, a compararse, a ver ni a ser vista. 

Para resumir: utiliza ropa que te permita moverte, que sea cómoda y que esté en buen estado. Lo recomendable es vestir ropa suelta o de materiales suaves y flexibles, como el algodón y la licra. Los leggins, pantalón de sudadera, pantalón stretch o hasta las pantalonetas en el verano cumplen dicha función. La camisetas pueden ser sueltas o ajustadas, sin mangas, de manga larga o corta, da igual. En yoga practicamos las posturas descalzos porque necesitamos un contacto firme con la tierra pero en invierno puedes usar medias.

También en esta época puedes utilizar varias capas de ropa delgadas de manera que puedas acomodarte a la temperatura del ambiente.

Ten en cuenta que como hacemos posturas invertidas, algunas veces es más cómodo que la camisa sea ajustada para que no te deje medio descubierto y pueda incomodarte o quitarte concentración. Algunas escuelas tradicionales recomiendan tener las rodillas descubiertas o vestir ropa al cuerpo para corregir mejor las posturas. Otras piden que la ropa sea suelta, (especialmente en los centros espirituales o ashrams) para evitar distracciones entre los practicantes, pero esto te lo dirán más adelante.

El yoga es una técnica con beneficios físicos y psicológicos maravillosos, pero también es meditativa, espiritual y profunda en su esencia. Requiere concentración y recogimiento de los sentidos, por lo que cada cual está inmerso en su propia práctica, pensando en cada postura, en su respiración, sintiendo el cuerpo y llevando la atención hacia adentro. Si hay una forma de vestir recomendada es por la comodidad de cada uno, por llevar a cabo una práctica segura, sin distracciones ni restricciones, y por respetar la armonía y el espíritu de la práctica. No debe ser complicado.