¿Qué no hacer al comprar un PC?

Foto cortesía PriceGrabber

Comprar un nuevo PC no tiene por qué ser una experiencia traumática. Sigue los siguientes consejos y descubre cuales los son los errores más comunes al adquirir un nuevo equipo:

No tener definido el presupuesto de antemano

Debes de saber cuánto quieres gastar, es la única forma de no acabar comprando algo excesivamente caro. Por suerte, el mundo de las computadoras te ofrece gran diversidad y se puede adaptar a casi cualquier presupuesto.

Pero no olvides que este punto es el primero y quizás el más importante, haz tus cuentas y decide cuanto estas dispuesto a invertir en tu nuevo equipo.

Comprar por comprar

Si haces cuenta y no encuentras lo que necesitas no lo compres, es una tontería gastar dinero en algo que puedes acabar no usando.

Comprar el último modelo

Este es uno de los errores que más se cometen a la hora de la compra de un PC. Sobre todo ocurre si tu presupuesto es alto.

Los PCs de más alta gama no están pensados para todas las necesidades e incluso para algunas es mejor elegir un equipo algo más barato. El caso más claro es el elegir un equipo para jugar, que aunque necesita de un equipo potente, la tarjeta gráfica es la que decide si vas a poder jugar a un determinado juego o no.

Lo mismo te puede ocurrir si lo vas a utilizar para trabajos de edición de vídeo en los cuales el tener un buen disco duro, si es posible SSD puede aumentar las prestaciones sin tener que invertir de más en los otros componentes.

No saber cuáles son tus necesidades

Dependiendo de lo que necesites quizás sea necesario gastar más dinero en un componente que en otro. Por ejemplo:

Si lo vas a usar para jugar. Destina gran parte del presupuesto a la tarjeta gráfica. Además deberías de actualizarla cada dos años.

Si lo vas a usar para trabajos gráficos. Es muy importante tener una pantalla adecuada para no cansarte.

Si lo vas a usar para trabajos con datos. Es muy importante tener sistemas que salvaguarden tu información en caso de fallos como pueden ser los RAID.

Si lo vas a usar para edición de vídeos. Como ya comente es esencial que tu disco duro sea lo más rápido posible.

Si lo vas a usar para internet o para un uso normal. No tienes por qué tener un equipo especial.

No conocer que tipos de PC existen y para qué sirven

No todo PC está pensado para cualquier persona. El ejemplo más claro es la diferencia entre un laptop y un Pc de sobremesa. En concreto, a modo de ejemplo, puedes encontrarte con los siguientes PCs:

HTPC. También conocido como home theater PC o media center, incluso como PCs de salón. Se utilizan para conectarlos a la televisión y ver películas.

AIO. Los All In One PC tienen todo el equipo incluido en la pantalla. Suelen ser táctiles. Se pueden utilizar para reproducir multimedia. Son equipos por tanto muy especializados.

Tablet PC. Los tablets PC son la unión de las tabletas y los PCs. Pueden usarse para todo lo relacionado con Internet. Digamos que son ideales para uso ocasional pero no para trabajar con ellos.

No comparar precios

Existen muchas tiendas en las que puedes adquirir tus productos.

Puedes perderte un poco pero por suerte existen webs especializadas en comparar precios de distintos distribuidores.

No pensar en futuras necesidades

Siempre ten en mente que un PC es una máquina que tiene un uso de unos cuantos años. Además, por desgracia, cualquiera que compres se te va a quedar desactualizado.

Dejar espacio para más memoria RAM, y cambiar tu tarjeta grafica puede dar una vida más prolongada a tu PC. De todas formas existen formas de utilizar un PC anticuado antes de pasarlo a mejor vida.

No estar informado

El mundo del PC cambia continuamente, mantenerte informado es la única manera de saber que te ofrece este mercado tan cambiante.

Una de las mejores maneras de llevar esto a cabo es que me sigas a través de Facebook o Twitter.