¿Qué llevar al hospital el día del parto?

Cuándo las contracciones de parto llegan, lo último que querrás hacer es instalar la silla de auto del bebé, cargar la batería de la cámara o preparar tu maleta para el hospital.

Empacar tu bolsa para el parto es sencillo, pero sí debes recordar los pequeños detalles; después de todo, estás empacando para tres: para ti, tu bebé y tu acompañante.

A continuación te brindamos la descripción completa de todos los artículos que necesitarás para ese día tan importante: el nacimiento de tu hijo.

Visita también nuestra checklist resumida de qué llevar al hospital para asegurarte que no te falte nada a última hora.

Ahora sí, ¿estás lista para empacar la maleta más importante de tu vida?

Para ti:

01
de 20

Bata para dormir o ropa cómoda

Empaca tu bolso para el parto con antelación, entre la semana 35 y 36 de tu embarazo. © Getty images / Anne Ackermann

Los hospitales suelen mantener a las nuevas madres internadas por un mínimo de dos días. Puedes utilizar las batas que te brinda el hospital, pero seguramente querrás bañarte y vestirte como persona normal en cuanto te lo permitan. Eso sí, trata de que las blusas tengan apertura frontal, para que puedas dar de mamar con facilidad. Recuerda también que es probable que recibas visitas durante esos días y querrás verte presentable.

02
de 20

Sandalias cómodas

En el hospital pasarás mucho tiempo en cama y necesitarás zapatos que sean fáciles de quitar y poner cuando te levantes.
03
de 20

Atuendo para irte a casa

Ya diste a luz, pero tu cuerpo está muy lejos de volver a la normalidad. Cuando salgas del hospital lucirás una panza como de cinco meses de embarazo, resultado de tu útero expandido y peso ganado. El atuendo que escojas para volver a casa debe ser flojo y cómodo, sobre todo si tienes puntadas por una cesárea o episiotomía.

04
de 20

Sostenes de lactancia y discos absorbentes

Los sostenes de lactancia tienen solapas que se abren en el frente, así facilitan el acceso de tu bebé al alimento. © Getty images / Stockbyte

Tus senos empezarán a producir calostro y leche materna después del nacimiento. El sostén de lactancia te ofrece el soporte que tus senos inflamados requieren y la facilidad de acceso para alimentar a tu bebé cuando lo solicite. Los discos absorbentes evitan derrames y protegen tus pezones.

05
de 20

Ropa íntima cómoda

Después del parto tendrás sangrado vaginal, mientras tu útero se deshace de sangre y tejido residual. El flujo puede ser bastante pesado, por lo que necesitarás ropa íntima que te proteja y te haga sentir cómoda, sin presionar tu herida.
06
de 20

Artículos de higiene personal

Lleva todas tus necesidades básicas: jabón, champú, cepillo de dientes y desodorante, y también aquellas que suelen hacerte sentir mejor, como maquillaje y cremas. Si usas lentes de contacto, asegúrate de llevar un par adicional y también tus lentes normales, por si tus ojos están cansados después del desvelo por el parto o tu recién nacido.
07
de 20

Toallas sanitarias nocturnas

Después del parto tendrás un sangrado de flujo pesado. El hospital te ofrecerá toallas de absorción adecuada, pero quizá no sea el tipo al que estás acostumbrada o no te sientas cómoda. Algunas mujeres incluso optan por llevar pañales de adulto, para no tener que preocuparse por arruinar su ropa íntima o fugas.
08
de 20

Refrigerios

Traer al mundo a tu bebé requiere todas tus energías y te dejará hambrienta y cansada. Mientras estés en el hospital tendrás acceso a tres comidas diarias, pero los momentos en que te da hambre no siempre concuerdan con las horas del servicio. Mantén tu propia reserva de snacks y bebidas. Puedes encargar a tu acompañante de llevar los refrigerios.
09
de 20

Teléfono celular

¡Y que no se te olvide el cargador! Lleva también los números o información de contacto de las personas a quienes deseas comunicar del nacimiento.
10
de 20

Cualquier objeto que te dé seguridad

Fotografías de tus hijos te brindan confort, y además les hace ver a los hermanos mayores que les extrañas mientras estás en el hospital. © Hildara Araya
En tu etapa post parto, las hormonas suelen hacer de las suyas y es difícil predecir tu estado de ánimo. Asegúrate de tener un objeto que te conforte, ya sea música, un libro, tu almohada o fotografías.
11
de 20

Documentos

Es probable que hayas tramitado todo el papeleo de antemano, pero lleva tus documentos personales o del seguro, por si acaso.

Para el bebé:

La mayoría de las necesidades de tu bebé serán suplidas por el hospital, como pañales, toallitas para limpieza, crema, jabón y ropa de hospital. Concéntrate más bien en los productos de bebé que necesitas para llevarlo a casa:

12
de 20

Silla de auto

© Hildara Araya
Sin una silla de auto apropiada para un recién nacido no te permitirán llevarte a tu bebé del hospital. Antes de que te den la salida, la enfermera debe inspeccionar la silla de auto en que viajará el bebé. Esta debe ser instalada en el asiento trasero del auto y viendo para atrás, de acuerdo a las instrucciones del fabricante.
13
de 20

Atuendo para ir a casa

Toma en cuenta el peso y talla estimado de tu bebé. La ropa de talla para recién nacido suele ser la ideal, aunque si tu bebé es grande puedes utilizar talla de cero a tres meses.
14
de 20

Cobija

Apropiada según el clima: puede ser liviana para los meses calientes, o abrigadora para el invierno.
15
de 20

Cortaúñas o guantes de recién nacido

Las uñas de tu bebé empiezan a formarse en el cuarto mes de embarazo, y para cuando nace ya son casi armas filosas. Para evitar que se rasguñe, puedes cubrir sus manos con guantes para recién nacido o, si tus nervios te lo permiten, cortarle las uñas. El hospital no te brinda un cortaúñas.

Para tu acompañante:

16
de 20

Dos cambios de ropa

La labor de parto puede durar unos minutos o varios días.
17
de 20

Cámara

Ya sea de vídeo o fotográfica, o ambas. Asegúrate de tener suficientes baterías y tarjeta de memoria. ¡Y que no falte el cargador!
18
de 20

Artículos de higiene personal

19
de 20

Dinero en efectivo

Para que pueda satisfacer cualquier necesidad que tengas durante la labor de parto o post parto. Procura tener monedas por si necesitas acudir a máquinas dispensadoras de comida y bebidas.

Para los hermanos:

20
de 20

Un obsequio y entretenimiento

© Hildara Araya

La llegada de un nuevo bebé es un tiempo de incertidumbre para los hermanos mayores. Para apaciguar sus ansiedades, asegúrate de llevar contigo al hospital un obsequio para ellos (de parte del bebé). Cuando vayan a visitarte puedes entregárselos para hacerlos sentir especiales y amados por el nuevo hermanito o hermanita.

Si los hermanos van a pasar tiempo contigo en el hospital, asegúrate de que lleven suficiente entretenimiento, porque tu habitación en el hospital es un espacio pequeño y los niños se aburren con facilidad.