Que la organización te acompañe

mujer-organizando-papeles.jpg
JGI/Jamie Grill/ Getty Images

Puede que de joven, antes de tener familia e incluso de estar en pareja consideraras que ser una persona organzida era ser alguien demasiado estricto, demasiado formal e incapaz de improvisar.

Con la madurez que vamos adquiriendo, pero sobre todo, con las responsabilidades que hemos decidido tener, descubrimos que cuando ya no se trata sólo de nosotras sino de un barco en el que hay más de una persona, o la organización entra en nuestra vida o acabaremos pasándolo mal en muchas situaciones que podrían haberse resuelto con una sencilla previsión.

¿Qué necesitas para poder planificar?

Lo primero que tienes que decidir es si vas hacerlo de manera digital o analógica.

1)Digital: hoy en día casi todos los celulares llevan su propio calendarioque puedes utilizar a modo de agenda con la ventaja de que puedes poner alarmas para aquellas citas o trabajos más importantes.

También puedes buscar en la tienda online de tu celular alguna aplicación que vaya más con lo que tú necesitas concretamente.

Tiene la ventaja de que no necesitas cargar con nada, todo está en tu celular.

 Ten en cuenta que al principio estás solo haciéndote con el mundo de la organización y cuanto más sencillo sea todo lo que utilices, más posibilidades hay de que funcione de que no te agobies por no saber concretar.

2) Analógico (lápiz y papel): este es el método clásico y a la mayoría de las personas es el que mejor le funciona, aunque tienes que tener en cuenta que vas a tener que llevar encima o buscar un sitio a el material que utilices para organizarte.

Para ello puedes utilizar diversos materiales:

  • Agenda: una buena agenda que tenga una hoja para cada día planificar casi hora por hora el tiempo del que dispones. Antes de decidir cuál es el tamaño ideal para ti, piensa si vas a querer llevarla en el bolso y cuál es el tamaño que más sueles usar o la vas a dejar en casa
  • Calendario mensual: puedes tener uno o varios calendarios para temas concretos especialmente para asuntos de familia. Por ejemplo: calendarios de este tipo diseñados por una bloguera que lo ofrece gratuitamente mes a mes y que puedes dedicar a las clases extraescolares de tu hijo otra al ejercicio que haces durante el mes, a la comida o cena de cada día
  • Agenda del bolso: un pequeño cuaderno en tu bolso va a permitirte un sitio donde apuntar todo aquello que se te ocurra a lo largo del día y que no necesites clasificarlo en el mismo momento que se te ocurre. Lo que sí que es necesario es que cada día o como mucho cada dos días hagas una revisión de lo que tienes escrito y no re escribas en el sitio correspondiente de la agenda principal o en el calendario mensual.

 

Por último quiero darte dos tips muy importantes para conseguir que de verdad se instale en tu vida este método de organización personal, laboral y familiar.

  1. Revisa todas las mañanas todos aquellos sitios en los que escribas tu lista de pendientes: Agenda principal, cuaderno, calendarios, agenda del teléfono… corremos el riesgo de que algo que se nos despista en alguna de ellas y tener esta disciplina matinalva a evitar que esto ocurra.
  1. No corras ni te exijas perfección: este es un proceso lento, tu cabeza necesita ir aceptando esta disciplina que tu misma has elegido. Son muchos años de improvisación y va a resistirse. No importa que esto ocurra, lo importante es volver a nuestra planificación cada vez que pase.