¿Qué hacer para la tensión baja?

Los líquidos y otros alimentos pueden evitar los mareos

Cómo evitar las bajadas de tensión
Para evitar los mareos por bajada de tensión, bebe agua durante todo el día para estar bien hidratada. Frank P wartenberg / Getty Images

Si tienes la tensión baja debes cuidar tu dieta, beber mucho líquido y evitar temperaturas muy altas. De lo contrario, puedes sufrir dolores de cabeza, mareos, vértigos y, en situaciones más graves, síncope o desvanecimiento.

A continuación os sugerimos algunas pautas alimenticias que pueden ayudar a mejorar la tensión arterial baja crónica, así como subirla cuando se produce por un calor sofocante, si vas a permanecer muchas horas en pie o si se produce una bajada de tensión por un disgusto o una emoción fuerte.

Beber abundante líquido

Sobre todo agua, zumos, batidos (mira en este enlace cómo preparar tres deliciosos smoothies) y sopas frías como el gazpacho. En las épocas de calor se produce una mayor pérdida de líquido que podría propiciar una bajada de tensión. Las personas mayores tienen que tener especial cuidado y evitar la deshidratación. Asimismo, las mujeres embarazadas también tienen que prestar atención a la correcta hidratación.

Incluir la sal como parte de la dieta

Quienes tienen una tensión arterial baja pueden permitirse incluir este mineral en su alimentación diaria. En vez de condimentar las comidas con sal de mesa, es preferible que se tomen algunos alimentos como los frutos secos salados, aceitunas, anchoas o jamón ibérico. Es conveniente evitar los precocinados que suelen contener un porcentaje considerable de sal en su preparación.También te puede interesar: ¿Consumes demasiada sal?

Tomar café o té

Estas bebidas ayudan a elevar la tensión arterial. Están especialmente indicados cuando se sienten los síntomas de una bajada de tensión: mareo o debilidad, vértigo, fatiga. Deben evitarse las bebidas alcohólicas.

Comer pocas cantidades y frecuentemente

La dieta equilibrada y las ingestadas repartidas en cinco o incluso seis comidas son hábitos muy beneficiosos para toda la población.

Pero es especialmente recomendable para las personas con la tensión baja.

Introducir alimentos antioxidantes

Algunos alimentos tienen propiedadades antioxidantes que benefician la salud general y repercuten en la tensión arterial. Es el caso de los germinados como la soja, los vegetales de hojas verdes, semillas o el germen de trigo. También es muy importante comer alrededor de siete alimentos verdes(verduras, hortalizas y frutas) ya que, según las recientes investigaciones, contribuyen a disminuir hasta en un 40 por ciento el riesgo de muerte por enfermedad. Especialmente en verano, son aconsejables los batidos y zumos naturales por su contenido en agua, vitaminas, minerales y azúcar y siempre que no haya una enfermedad que lo contraindique.

Otras medidas adicionales:

También es conveniente tomar otras medidas de precaución. Por ejemplo, la Asociación Americana para el Corazón aconseja evitar los movimientos bruscos, las exposiciones largas al sol, sobre todo en verano, así como levantarse suavemente tras estar acostados o hacer ejercicio físico regular ya que mejora la circulación sanguínea y normaliza los niveles de presión en general.

Si se produce una bajada brusca es importante mantenerse en posición horizontal y elevar las piernas procurando que la cabeza se sitúe en una posición más baja para que la sangre llegue al cerebro con mayor facilidad.