¿Qué factores producen las alergias en los tatuajes?

Liza-Roderick.png
Cuida de tu tatuaje en verano. Foto Flickr (copyright Liza Roderick)

Muchas personas que tienen tatuajes sufren algún tipo de alergia en ciertas épocas del año. Suele ser en verano y de manera esporádica, y hasta ven que su tatuaje se inflama notando las líneas en relieve.

Hay muchas razones probables a todo esto. Te indicaré las más comunes además de las que no tienen relación solamente con la estación del año.

Reacción alérgica

Las reacciones alérgicas a la tinta del tatuaje es lo primero que piensa la persona que se ha tatuado.

Te advierto de entrada que es lo menos probable. Los casos de alergia a los pigmentos del tatuaje suelen aparecer casi de inmediato, y las alarmas que la declaran son: hinchazón y granitos u urticaria, que deberán ser tratados por tu médico con el tratamiento adecuado.

No debería ser así, pero algunos colores de tintas para tatuajes contienen elementos nocivos para la salud. Entre esos elementos o ingredientes químicos nocivos se pueden encontrar plásticos, formaldehído o sales metálicas.

Más que el pigmento que pueda contener la tinta, hay que prestar especial cuidado en el agente portador. El color rojo, por ejemplo, es el que más reacciones alérgicas produce, ya que está hecho a base de mercurio.

Si se trata de tu primer tatuaje, debes someterte a una prueba de alergia. Es como harías cuando te vas a teñir el pelo por primera vez.

Para que no ocurran estas cosas, en el caso del tatuaje es lo mismo, el tatuador probará en una zona de tu cuerpo, como puede ser el cuello, e inyectará un poco de tinta al menos tres días antes de someterte a una sesión de tatuajes.

Si tu duda está en si la tinta roja es especialmente perjudicial, no debería ser así, porque no hay científicamente nada escrito sobre ello. Al igual que otros colores, la tinta roja lleva agentes químicos como el resto. Todo depende de los tipos de pieles y el organismo de la persona.

Cambios en el cuerpo

El aumento en la presión arterial, el nerviosismo, estados sometidos a mucha presión e incluso los cambios hormonales (embarazo, menopausia, periodo) o emocionales pueden afectar a tu tatuaje, sobre todo si este se ha realizado recientemente. Si notas que estas reacciones suceden en episodios como los que te he nombrado, acude a tu médico pata que te recete alguna pomada o loción.

Enfermedades de la piel

Si crees que sufres algún tipo de afección en la piel que podría perjudicarte, es mejor que te leas afecciones en la piel que permiten o no hacerte un tatuaje. En ese enlace podrás ver qué debes hacer y tener en cuenta para que acudas al estudio sin ninguna duda o temor a un posible rechazo o empeoramiento de tu afección. Si se trata de tu primer tatuaje, lee consejos antes de realizarte tu primer tatuaje.

El Tiempo

El tiempo es la causa más probable cuando se trata de la irritación ocasional. Y la época de verano es la más propicia a las reacciones. El exceso de humedad en el cuerpo, la playa, la piscina o el sol pueden hacer que el tatuaje se hinche ligeramente. Esta inflamación provoca un ligero estiramiento de la piel, que también se traduce en una condición de picazón.

Incluso el propio sudor hará que ciertas partes del cuerpo sean propensas a picar más de la cuenta.

Como el cuello, la zona interior de los codos, pies o espalda.

Una crema aliviante, hielo o agua fría puede ayudar a sobrellevar este malestar. También llevar ropa holgada y de tejidos naturales, así como calzado que dejen tus pies al descubierto te ayudarán a evitar posibles irritaciones o comezones.

Ten especial cuidado con el sol y utiliza cremas protectoras solares especiales para tatuajes.

El invierno es otra estación que puede llegar a causar alergias. La piel se reseca con las temperaturas bajas extremas, produciendo erupciones y eczemas. Trata de mantener la piel humectada con lociones y evita las subidas y bajadas extremas en la temperatura.

Te recomiendo que leas 10 cuidados del tatuaje que seguro te servirán de ayuda.