Qué es y para qué sirve la respiración abdominal

respiración abdominal
La respiración abdominal es una de las mejores herramientas de relajación. ©FotoAlto/John Downland/ Getty Images

La respiración abdominal es uno de los ejercicios más recomendados en yoga, para promover una respiración consciente y para darnos calma interior en unos pocos segundos. Sólo con esta forma de respiración podemos generar cambios físicos y mentales significativos. Por ejemplo, es una excelente herramienta para llenarnos de energía y para regresar a nuestro centro. Es útil para controlar la ansiedad y se recomienda con frecuencia como una técnica de relajación.

Podemos volver a ella varias veces al día de forma cotidiana, mientras realizamos cualquier actividad. 

Además, algunos de sus beneficios son mayor cantidad de oxígeno en la sangre y en las células; por el movimiento del diafragma, da un masaje al corazón, mejora circulación, y ayuda en los procesos digestivos; es además una herramienta para la estabilidad emocional y el sosiego.

La respiración abdominal involucra totalmente el uso de diafragma, el músculo que separa la cavidad torácica de la cavidad abdominal. Al ejercer presión hacia abajo, hace que el abdomen se expanda y permite que entre aire a los pulmones, (haciendo presión en los órganos digestivos) y de la misma manera, al salir el aire, el diafragma se relaja y el abdomen se contrae (haciendo un masaje estimulante al corazón).

A la mayoría nos sorprende que nuestro abdomen se infle si respiramos adecuadamente, pero es lo que debemos permitir para respirar de forma completa y natural.

Esto es debido al diafragma que, al hacer presión hacia abajo cuando inhalamos desde la parte baja de nuestros pulmones, lleva a que el abdomen se expanda. El diafragma es un músculo interno del que poco conocimiento tenemos y que es fundamental para el buen funcionamiento de nuestros órganos y para una respiración óptima, con todos los beneficios que esto conlleva.

Los músculos más importantes involucrados en la respiración son aquellos en la pared abdominal, los pequeños músculos entre las costillas y el diafragma. Este está ubicado en la parte media del torso y separa el pecho de la cavidad abdominal. Cuando inhalamos, el diafragma se expande, moviéndose hacia abajo y creando así más espacio en el pecho, y permitiendo que los pulmones tomen aire del exterior. Cuando exhalamos el diafragma se contrae, disminuyendo el espacio en el tórax y así permitiendo que salga el aire.

El yoga se inspira en los bebés recién nacidos, que todavía tienen su respiración natural. Cuando están acostados puedes ver cómo respiran con total libertad, inflando y desinflando su barriguita. También lo puedes ver en un perrito pequeño. Ambos están integrados con el universo, confiados y abiertos a la vida, siendo quienes son, viviendo el momento presente. Expanden la totalidad de sus pulmones al tomar aire y luego exhalan profundamente, respirando rítmica y profundamente, y luego vaciándolos completamente una y otra vez. Se dice que por esto los niños tienen tanta energía e irradian magnetismo y vitalidad. Las personas que conocen el manejo del prana y que tienen una presencia extraordinaria lo saben.

Cómo se hace la respiración abdominal

Con el objetivo de aprender a respirar completamente, y como complemento a las prácticas de pranayama, es común que en yoga comenzamos por familiarizarnos con la respiración abdominal. Para practicarla, comienza tumbado sobre la espalda, cómodamente. Pon las manos sobre el abdomen (por donde está el ombligo) y respira por la nariz, lentamente y con consciencia. Haz uso de toda tu capacidad pulmonar cuando inhalas, haz una pausa, y luego exhala todo el aire hasta vaciar tus pulmones.

¿Sientes cómo se eleva el abdomen completamente al inhalar y cómo se desinfla y se contrae ligeramente al exhalar? Si el movimiento se origina en otra parte, puedes concentrarte en hacer que tus manos se eleven al inhalar y bajen al exhalar. Para ver con mayor claridad el movimiento, puedes utilizar un libro o un cojín sobre tu abdomen.

La respiración abdominal te hará sentir en calma, con la mente más enfocada y con más energía. Incluso puede hacernos sentir más positivos. 

Cuando tengamos consciente nuestra capacidad pulmonar, involucrando la parte baja de los pulmones y, por tanto, la utilización completa del diafragma, podemos pasar a la respiración completa. Estos ejercicios de exploración de nuestra respiración son muy fáciles. Estimulan el cerebro, nos llenan de prana, estimulan nuestros órganos y nuestros cuerpos sutiles, rápidamente nos traen al momento presente y calman el pensamiento.

Fuentes:

-Parragon Books Ltd., The book of yoga, the Bridgewaterboo Company Limited, Bath, 2010.

-The Sivananda Yoga Vedanta Center, The Sivananda Yoga Training Manual, Chenani, 1991

-Suami Vishnu Devananda, El libro de yoga, Alianza Editorial, Madrid, 2001.

-The Sivananda Yoga Center, The Sivananda Companion to Yoga, Gaia Books Limited, New York, 2000.