¿Qué es una trombosis?

01
de 03

La trombosis

que es una trombosis, coagulo de sangre, derrame cerebral, infarto
Una trombosis es un coágulo de sangre en el interior de un vaso sanguíneo. Science Photo Library/STEVE GSCHMEISSNER/Getty Images

Una trombosis es un coágulo de sangre, es decir, una masa de sangre coagulada en el interior de un vaso sanguíneo. Técnicamente, un trombo es un fenómeno activo, que empieza por el depósito de plaquetas, generalmente sobre una arteria lesionada o sobre una placa ulcerada, y cuyos productos químicos han activado a las plaquetas que van a “reparar” un problema.

El trombo está adherido a la pared vascular o el corazón, y al obstruir en mayor o menor grado la luz del vaso, hace que la sangre se remanse y pierda velocidad. Este estancamiento favorece la coagulación, por lo que acaba formándose un coágulo alrededor del trombo.

Coágulos y trombos

Los coágulos se desprenden fácilmente y viajan a través del torrente sanguíneo hasta un vaso sanguíneo estrecho donde se encalla, lo que se denomina embolia, produciendo una zona en la que se reduce el riego sanguíneo porque la sangre deja de circular a partir de la obstrucción.

Los trombos también pueden desprenderse. Pero si se detectan precozmente, a veces, da tiempo a iniciar un tratamiento anticoagulante. Son característicos de las arterias y venas profundas, mientras que los coágulos son más comunes en los vasos más superficiales.

Siempre se suspende la circulación sanguínea cuando los trombos obstruyen los vasos. Cuando ocurre en las arterias, se suspende la alimentación de las células dando lugar a una muerte celular o gangrena, siendo muy doloroso, de hecho son “anginas”, aunque el término se aplica en general solo al corazón.

Embolia pulmonar

Cuando el coágulo ocurre en las venas, la sangre no puede volver al corazón, lo que produce hinchazón. El peligro estriba en que las venas se van haciendo cada vez más grandes. Si se suelta el coágulo y viaja hasta la aurícula derecha, pasa al ventrículo derecho, y a través de las arterias pulmonares, va hacia los vasos pequeños del pulmón, puede acabar produciendo un embolia pulmonar. Los coágulos producidos en las venas tienden a producir embolias pulmonares, los trombos arteriales causan infartos en el corazón, el cerebro, o los ojos, etc...

02
de 03

¿Cómo se forma un trombo?

trobo, trombosis, vasos sanguineos, embolia, accidente cerebrovascular, infarto
Cuando el coágulo que se desprende y viaja por todo el cuerpo se conoce como embolia. Science Photo Library/SCIEPRO/Getty Images

Desde temprana edad, las paredes internas de nuestras arterias acumulan depósitos de sustancias grasas, colesterol, residuos celulares, calcio y fibrina formándose placas de ateroma (aterosclerosis).

Es posible que estas placas de grasa se mantengan estables y en principio, no ocasionen trombos debido a que están rodeados por una fina película, que permite que la sangre se deslice sin dificultad. Pero cuando se lesiona un vaso o se rompe una de estas placas de ateroma, en la sangre se vierten sustancias extrañas y se activa un mecanismo de coagulación que intenta “tapar” el daño. Primero, acuden las plaquetas para repararlo formando un trombo, cuyo tamaño dependerá del tamaño de la placa ulcerada. Este es el mecanismo que se produce en la formación de trombos en otras arterias del organismo.

Trombo en venas y arterias

Para el organismo es más difícil reparar las arterias que las venas, porque tienen una pared más gruesa y porque además la sangre circula en ellas a mayor presión (120-140 mmHg) que en las venas (10-15 mmHg). Por este motivo, la sangre es más propensa a coagular en las venas y bloquear el flujo saguíneo.

Cuando se forma el coágulo, tapa la herida y previene la pérdida de sangre (hemorragia). Los coágulos de sangre se pueden formar en el cuerpo también por otras causas. De hecho, en la capa interna de los vasos sanguíneos (endotelio) se van produciendo pequeñas erosiones que son reparadas sin mayor problema.

03
de 03

Tipos de trombosis

Trombosis en una vena de la pierna
Trombosis en una vena de la pierna. Image Source/Getty Images

La trombosis puede afectar a distintas partes del sistema circulatorio, pero las zonas más frecuentes son el corazón, las extremidades (piernas y brazos) y el cerebro.

  • Trombosis de las arterias coronarias: cuando se forma un trombo en la zona coronaria, normalmente causado por la arteriosclerosis, puede desencadenar una angina de pecho.

La gravedad depende del diámetro de la arteria afectada, de la zona del corazón y del tamaño del área afectada. El trombo puede ocluir la luz de la arteria. Si se produce lentamente da tiempo a que se abran nuevas conexiones y se revascularice la zona. De esta manera, hay pacientes con procesos crónicos que viven con obstrucciones del 80-90% de la luz.

La obstrucción rápida produce los síntomas clásicos del infarto, desde el dolor a la muerte celular. Con el cateterismo cardíaco se consigue extraer el trombo y colocar un stent coronario si procede. En ocasiones, si la obstrucción es crónica se utiliza un Rotablator o arterioctomía rotacional coronaria, que hace un pequeño túnel dentro del trombo por donde puede colocarse un stent.

  • Trombosis venosa profunda (TVP) es un coágulo de sangre que se produce en una vena profunda en el cuerpo (flebotrombosis), como las piernas -en el 90% de los casos y en el 60% de enfermos hospitalizados- o los muslos, produciendo la inflamación de la pared de la vena. Si se deprende puede causar un problema grave en los pulmones (embolia pulmonar), un derrame cerebral o un infarto.
  • Trombosis cerebral: se produce cuando el trombo se forma en el cerebro.

Referencias:

Stuart Ira Fox. Editorial McGraw Hill.Interamericana. 2003. Lo esencial en Sistema cardiovascular-Curso Crash. Toby Fagan, Romeshan Suntharreswaran

Trombosis venosa profunda. Medline Plus. Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos. Accedido: 25 de octubre de 2013.