¿Qué es una tomografía computarizada o TAC?

Es una prueba diagnóstica que usa rayos X combinados con análisis por ordenador

tomografia computarizada, TAC, tomografia axial computada
La tomografía computarizada se utiliza también para el diagnóstico de enfermedades del corazón. Phil Boorman | Getty Images

La tomografía axial computarizada (TAC) es una prueba de diagnóstico que utiliza rayos X para crear imágenes transversales del cuerpo en forma de cortes o secciones.

Permite obtener imágenes en tres dimensiones que luego se procesan por ordenador. Pueden visualizarse en una pantalla o imprimirse. La tomografía también se puede utilizar para realizar una angiografía después de inyectar un líquido de contraste para estudiar los vasos sanguíneos.

Es útil para detectar hemorragias, tumores, trombosis y otras afecciones, entre ellas las enfermedades cardíacas.

¿En qué consiste un TAC?

Deberás introducirte en una máquina de rayos X, tumbado en una camilla móvil, que se deslizará hacia un aparato con forma de rosca gigante. Es importante que te mantengas quieto durante el escáner para que se puedan obtener buenas imágenes. Si crees que te pondrás muy nervioso, pide que te den un tranquilizante.

En algunos casos, te pedirán que tomes un tinte de contraste (yodo), que permitirá una visión mejor de algunas partes del cuerpo mientras la máquina escanea.

La tomografía puede durar entre cinco minutos hasta media hora, por lo que es muy importante que estés inmóvil para obtener imágenes de alta calidad.

Imágenes en blanco y negro

Como en el caso de la radiografía, los rayos X que se utilizan en la tomografía son absorbidos por diferentes partes del cuerpo en intensidades distintas.

Los huesos, al ser más densos, absorben gran parte de la radiación mientras que los tejidos blandos absorben menos radiación, como los músculos, la grasa o los órganos, lo que permite que pasen más rayos X a través de ellos, y como resultado aparece el color negro.

En consecuencia, los huesos aparecen blancos como en la radiografía, mientras que los tejidos blandos en la tomografía se muestran con muchos más grados intermedios de gris que en la radiografía, y el aire o la grasa aparecen en color negro.

Así las estructuras digestivas (intestinos, estómago o duodeno) aparecen en blanco, lo que permite un diagnóstico más preciso.

Preparación antes de la prueba

No necesitas una preparación especial para someterte a esta prueba. Si tienes que hacerte un examen con contraste, debes ayunar dos o tres horas antes.

Usos de la tomografía axial computarizada

Con este tipo de prueba, las estructuras anatómicas quedan bien delimitadas y es posible estudiarlas en detalle y afinar el tratamiento. La tomografía ayuda a ver con más claridad órganos como el bazo, los riñones e hígado, se utiliza principalmente para el diagnóstico de:

Riesgos de la tomografía

Aunque la tomografía computarizada es un procedimiento muy seguro, podrían haber riesgos y complicaciones, aunque son muy raros. Debido al riesgo a la exposición de radiación, es aconsejable no repetir este tipo de pruebas, a menos que sea estrictamente necesario.

El uso de rayos X para la realización de la tomogafía se considera seguro, aunque no está recomendada para niños ni mujeres embarazadas, ya que puede causar malformaciones en el feto.

El líquido de contraste que se utiliza es yodo, si eres alérgico a este tipo de sustancias debes comunicárselo a tu médico. En algunas personas, el colorante puede causar insuficiencia renal, especialmente si el paciente está tomando glucófago, un medicamento para la diabetes.

Referencias:

Achenbach S, Daniel WG. Computed tomography of the heart. In: Libby P, Bonow RO, Mann DL, Zipes DP. Braunwalds Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 8th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier;2007:chap 18.

Huntzinger A. AHA guidelines on cardiac CT for assessing coronary artery disease. Am Fam Physician. 2008;77.