¿Qué es una Rat Bike?

01
de 01

Rat Bikes: Motos exclusivas con mucha personalidad

Rat Bike
Foto © Glen Abbott (www.travelingringo.com)

Las Rat Bikes son toda una subcultura entre los amantes de las motos, una filosofía, un estilo de vida cuyos frutos son las motos más peculiares y personales que puedas imaginar. De todos los tipos de motos que puedas imaginar, las Rat Bike están un paso más allás.

Las Rat Bikes comenzaron como una manera de mantener la moto con vida sin gastar dinero en ella, es decir, motos en las que no se emplean recambios originales, ni si quiera recambios de la industria auxiliar, sino cualquier elemento que no signifique una inversión, todo ha de ser gratis.

En las Rat Bikes lo importante es la gasolina que nos lleva de un sitio a otro, es toda la inversión que se hace en una Rat, y por supuesto en estos casos el esfuerzo que supone lavar la moto es totalmente impensable e innecesario. A una buena Rat Bike no le ha de caer agua encima, a no ser que sea la de la lluvia.
 

Cómo nace una Rat Bike


Normalmente suelen ser motos de gran cilindrada, las motos cruiser o las grandes motos naked son muy populares, con motores que aguantan bien el paso de los kilómetros y el transcurso de los años. El mero hecho de hacer el gasto para comprar una moto ya es suficiente, de hecho será el único gasto que se ha de hacer para tener una Rat Bike. El estado inicial de la moto no ha preocupar lo más mínimo porque la moto pronto estará mucho peor.


Una Rat Bike nace cuando comienza a necesitar piezas de recambio y en vez de utilizar recambios originales se recurre a cualquier objeto que pueda cumplir con la función de esa pieza, todo vale antes de gastar dinero en un recambio original. Si es algo que se encuentra en la basura será aún mejor, así será completamente gratis.

La moto siempre ha de mantener unas condiciones mínimas que garanticen su funcionamiento, pero eso es todo, la estética, la limpieza o incluso el olor no importan.

El estado de la pintura no importa, y si una lata, un trozo de neumático, un bidón, un tubo, un bote de plástico, un cable o cualquier elemento sacado de la basura puede sustituir alguna pieza que necesite la moto bienvenidos serán. El límite lo pone la imaginación del dueño de una Rat Bike, todo vale. Si algo se rompe se repone con lo primero que se tenga a mano. No importa la suciedad, no importa el óxido, sólo que la mecánica y el motor reciba los cuidados que necesite, con sus cambios de aceite, filtros y demás revisiones que requiera su motor.
 

Survival Bikes


Las Survival Bikes son una variante de las Rat Bikes. Mientras que en una Rat Bike la estética es lo de menos, en una Survival Bike la imagen es lo primero. En apariencia se hacen pasar por motos olvidadas por sus dueños, en un aparente y avanzado estado de decadencia, pero nada es casualidad. ¿Recuerdas las motos de Mad Max? Pues esas son su inspiración. Motos pintadas en negro mate o verde militar, transformadas, diferentes a todas las demás, pero donde nada está puesto al azar y todo tiene su función.


En las Survival Bikes no vale coger lo primero que te encuentras en la basura, si se hace al menos hay que preocuparse por cuidar la estética de la moto. Que mantenga una armonía, que se note el buen gusto y que todo añada algo a la imagen que se busque en la moto.

 

Rat Bikes extremas


Quizá son las más populares, aunque las menos numerosas. Son las Rat Bikes que acumulan objetos sobre ellas, cosas que tienen un significado para su propietario, que recogen de aquí y allá, recuerdos de sus viajes en moto, regalos de amigos o simplemente objetos aleatorios sin más. En definitiva, una pila de elementos que a los ojos de los no entendidos hacen que una Rat Bike parecerza una montaña de basura sobre ruedas.

No encontrarás dos motos iguales, cada una está minuciosamente personalizada por su dueño porque cada elemento tiene un significado personal en cada caso. Multitud de objetos adheridos, recuerdos colgantes que van allá donde quiera que vaya su dueño. Pero para ellos son objetos de deseo, obras de arte que llevan años construir y que nunca dejan de crecer. Unas Rat Bikes que siempre están vivas y en constate evolución.