¿Qué es un router?

WRT54G Linksys router
WRT54G Linksys router. I, Jonathan Zander [ GFDL, CC-BY-SA-3.0 or CC BY-SA 2.5], via Wikimedia Commons

Un router es un dispositivo de red que se encarga de llevar por la ruta adecuada el tráfico. En tu casa seguramente tendrás uno que es el que te conecta con Internet.

Los routers funcionan utilizando direcciones IP para saber a donde tienen que ir los paquetes de datos no como ocurre en los switches. Gracias a estas direcciones, que son únicas para cada máquina, este dispositivo puede conocer por donde debe enviar el paquete.

¿Cuál es la diferencia con un switch?

Un switch actúa dentro de una red de área local. Su trabajo, consiste en enviar el trafico a aquella máquina que lo tiene que recibir. Para ello utiliza la MAC, o dirección física y no su IP. De esta forma se evita que dentro de una red de área local existan colisiones entre los datos de máquinas que no están dialogando entre ellas.

Un router conecta subredes las cuales pueden contener miles de equipos en potencia y estar alejadas cientos de kilómetros. Como puedes ver sus funcionalidades no son parecidas.

Algunas características especiales

Como los routers se encargan de conectarnos a otras redes, como Internet, deben de incluir la tecnología que estemos usando de acceso como por ejemplo ADSL.

Wifi. Es muy común encontrarnos con routers con el añadido de la conexión inalámbrica que permita conectar a tu laptop, PC de escritorio, portátil o tableta.

PoE. PoE es el acrónimo de Power over Ethernet.

De esta forma puedes alimentar un dispositivo a través de uno de sus puertos.

Detección de intrusos y firewall. No esta demás añadir algo de seguridad a tu red a través de tu router. En este caso existen modelos muy avanzados capaces de por ejemplo analizar los correos electrónicos durante el trayecto para impedir que lleguen a su destino lleno de virus.

Aspectos a tener en cuenta a la hora de comprar un router

Velocidad. Por una parte tenemos la velocidad que nos dará nuestro proveedor de accesos a Internet y por otra normalmente los router tendrán más de una boca. La conexión entre esas bocas estará limitada a la velocidad máxima que sea capaz de darnos el router.

Esto no es una cuestión menor, puedes tener tarjetas capaces de funcionar a 1 Gigabit por segundo en tus PCs de escritorio y que la red interna de tu casa sólo sea capaz de llegar a 10 Megabits y acabar funcionando a unas tasas de transferencia 100 veces más lentas.