¿Qué es un niño especial?

Por Kevin

Todos los niños son especiales, pero en Estados Unidos el término "niños especiales" tiene dos acepciones una médica y otra legal.

Origen:

La primera definición es médica y tanto la Asociación Americana de Psiquiatría, en su Manual de Diagnósticos y Estadísticas, así Clasificación Internacional de enfermedades en su novena edición de la Organización Mundial de la Salud, responsables de definir las enfermedades usan el término para describir a los niños que han sido diagnosticados con una discapacidad tanto física, psicológica, o mental, ya sean leves o graves.

La segunda es una definición legal utilizada por el gobierno de Estados Unidos que abarca a todo aquel niño que requiere de atención adicional para desenvolverse óptimamente en la sociedad, ya sea en su entorno familiar, en la escuela o en su comunidad. El término se derivó del Acto de Adopción y Familias de 1997, mejor conocido como ASFA, el cual se modificó para corregir la legislación que impedía la adopción de niños con discapacidades colocados en adopción y cuyo lenguaje describió a los niños, como niños con necesidades adicionales o especiales. La definición se basa en los resultados de evaluaciones hechas al comportamiento, la niñez y la historia familiar del niño. Usualmente, la evaluación para definir legalmente a un "niño especial" la hace un profesional de la salud.

Según el Centro de Control para la Prevención de Enfermedades (CDC), en el país 1 de cada 5 estadounidenses viven con alguna discapacidad y en la actualidad existen unos 50 millones de estadounidenses con discapacidades.

Alcances de la definición:

La combinación de la definición médica y legal de "necesidades especiales" es tan amplia que ya que abarca no sólo a los niños que padecen y han recibido un diagnóstico de alguna enfermedad, ya sea de retraso mental, enfermedades terminales, o que están impedidos físicamente, sino que también incluye a los niños que tienen trastornos en su proceso de aprendizaje, padecen de alergias a ciertos alimentos, son asmáticos, tienen problemas psiquiátricos serios o leves, o sencillamente son disléxicos.

Lo importante es recordar que en su definición más amplia la definición es relevante para poder atender al niño y a su familia no sólo con el tratamiento médico que requieren, sino con los servicios y la educación que necesitan para desenvolverse a su máximo potencial, pese a cuál sea su situación especial. http://www.pbs.org/newshour/indepth_coverage/education/no_child/impact.html

Categorías:

Debido la definición de "necesidades especiales" es tan amplia y que en Estados Unidos la misión del gobierno es garantizar la educación gratuita e integrar a los niños con necesidades especiales a la sociedad, con el propósito de simplificar los alcances de la definición la vamos a dividir en categorías, tales como las necesidades especiales en relacionadas a trastornos médicos, del comportamiento, del desarrollo, en el aprendizaje, y en la salud mental, tal como la clasifica en su definición la Organización Mundial de Salud (OMS).

Necesidades especiales por razones médicas:

Es posible que los niños con problemas médicos requieran de más exámenes de lo normal, deban permanecer en el hospital de forma prolongada o permanente, requieran y dependan de equipo costoso para preservar su salud, y además, necesiten de hospedaje, lugares o sitios de aprendizaje aptos para personas con discapacidad para que ellos puedan funcionar.

Algunas de las condiciones médicas graves que afectan a los niños incluyen el cáncer, la distrofia muscular, defectos en el corazón, fibrosis quística, así como condiciones crónicas, tales como el asma y la diabetes. Igualmente abarca condiciones congénitas tales como la parálisis cerebral, enanismo y otros padecimientos como la obesidad o alergias alimenticias entre otros.

Necesidades especiales por el comportamiento:

Las familias con niños con trastornos en el comportamiento requieren de estrategias especializadas que se adaptan a sus habilidades. Entre las enfermedades más comunes que afectan el comportamiento de los niños se encuentra el Trastorno de Deficiencia de Atención e Hiperactividad, la Disfuncionalidad de Integración Sensorial, el Síndrome de Tuorette, todos padecimientos que requieren de atención adicional y especializada para lograr un desarrollo saludable de los niños y sus familias.

Necesidades por el desarrollo:

Desde el retraso metal, hasta diagnósticos como el Síndrome de Down y el autismo son ejemplos de las enfermedades que evitan a los niños que la padecen participen y sean integrados a la educación convencional. En Estados Unidos existen leyes como No Child Left Behind que integran a dichos niños al sistema educativo y además, garantizan que dicha población infantil puede beneficiarse de los servicios, terapias, educación e integración que tanto necesitan.

Necesidades especiales por el aprendizaje:

Los trastornos de aprendizaje son problemas que afectan la habilidad del cerebro de recibir, procesar, analizar y almacenar información. La mayoría de los niños afectados por dicho trastorno, normalmente les cuesta cumplir con la tareas escolares, a pesar a su capacidad intelectual. Estos niños requieren de estrategias de aprendizaje especializadas para lograr su máxima capacidad y evitar problemas de baja autoestima y problemas de conducta. Entre los trastornos de aprendizaje más comunes están: la dislexia y el Trastorno Centrales de Percepción Auditiva o (conocido por sus siglas en inglés como (DPAC ) el cual abarca varios trastorno relacionados a la manera que el cerebro procesa la información auditiva. Algunas escuelas desarrollan programas llamados Programa de Educación individualizado o (IEP) para definirlas fortalezas y debilidades de aprendizaje de los niños y trabajan conjuntamente con las familias para garantizar el avance académico de los niños que padecen de estostrastornos.

Necesidades por trastornos psicológicos:

Enfermedades como la depresión y la ansiedad entre otras son enfermedades habituales entre los niños. Cuando la depresión no desaparece y comienza a afectar el rendimiento escolar y la conducta del niño, es importante que se les pueda ofrecer la terapia, medicamentos y en ocasiones, la hospitalización necesaria para que se recupere y retome su cotidianidad.

Fuentes: Centro de Control y Prevención de Enfermedades, Organización Mundial de la Salud, Departamento de Educación, la Asociación Americana de Psiquiatría, Insituto Nacional de Salud Mental.