¿Qué es un meme?

De la tradición a la reinvención en Internet

Chico con la boca abierta de perfil, sobre fondo de estanteria llena de libros
Foto © Vibragiel. Flickr

Boca a boca, de generación en generación, de unos individuos a otros… Todas estas son formas de explicar lo que es un meme, una información que va de una persona a otra sin que importe el tiempo o el lugar.

Los memes han existido siempre, pero gracias a Internet y la facilidad para que los contenidos proliferen, ha hecho posible que se distribuyan con facilidad y puedan hacerse populares en cuestión de horas.

Memes en la historia

El origen del término se le debe a "Richard Dawkins", denominación que utilizó por la similitud con la palabra "genes", una unidad de transmisión de herencia aunque en este caso biológica.

Y es que, además de que ambas palabras suenan parecido, su significado también tiene aspectos en común. Los genes guardan información que pasa de generación en generación, al igual que la cultura humana, que pasa a través del recuerdo o la imitación, la enseñanza o la asimilación.

Otros autores han hecho referencia a la misma idea, dado que negarla es imposible. En el caso de E.O Wilson y C.J Lumsden, utilizaron el término culturgen, un híbrido entre los dos conceptos de transmisión humana. A pesar de las diferentes denominaciones, la de memes parece que ha calado con más fuerza, a pesar de que no todos los autores defiendan el total de la teoría propuesta por Dawkins.

Este autor diferencia dos tipos de procesadores de información: el genoma, que determina un genotipo, y el cerebro y sistema nervioso, que hacen posible la transmisión de información cultural.

Para Dawkins, esta transmisión de información funciona de forma parecida a los genes. Según él, los rasgos culturales también se replican, con la diferencia en que las estructuras culturales son construidas por cada individuo, frente a los cromosomas, construidos de forma natural.

Las ideas se conciben, persisten durante el tiempo en muchos casos y se replican, al igual que otra parte viva de la genética.

Y es que, para Dawkins, los memes también son estructuras vivas, transformándose y recibiendo influencia de otros meses estructurados.

Tan solo hace falta pensar en los trovadores de la Edad Media, que contaban historias de generación en generación por diferentes países, transmitiendo su conocimiento y alimentando la fantasía, la "educación".

Memes en Internet y publicidad

Los memes de la actualidad, a pesar de que han existido siempre, están en un canal más: Internet. Este ha revolucionado la forma en la que esta cultura de transmisión se ha desarrollado, sobre todo porque acelera cada una de sus fases. Un meme puede crearse, difundirse y popularizarse en cuestión de horas y después, puede que superviva durante generaciones, quizás solo durante unos años o puede que solo durante unas semanas. En cualquiera de los casos cumplirá el objetivo de producir un efecto en sus receptores y transmisores.

Precisamente esta implicación es la que busca la publicidad, de modo que los memes se usan a menudo en las campañas virales o publicitarias que existen en Internet. Crear un fenómeno que pueda despertar la atención de la audiencia, que les anime a participar en él y transformarlo, mientras que lo comparten y se difunde haciéndose popular, significa entrar en contacto con una marca y producto y que pase a formar parte de las personas que llegan a saber de él.

Los memes cobran mucha importancia en "marketing" y publicidad, donde ya ha quedado patente que lo importante no es comunicar en una dirección, sino conseguir bidireccionalidad e interacción. Ahora, lo que importa, es crear una comunicación que interese al destinatario y que le anime a participar. Esto conseguirá una mayor difusión y una mayor valoración por parte del receptor, que asimilará la información con mayor aceptación que contenidos impersonales o irrelevantes para él.

Un ejemplo de memes es a href="http://lyingdowngame.net/">"The Lying Down Game", un juego en el que todo el mundo puede participar y que consiste en enviar fotografías en una misma posición: tumbados boca abajo con los brazos en los lados y las puntas de los pies apoyadas en el suelo. La creatividad es la mejor arma de la iniciativa, de modo que los usuarios deben trabajar de la forma más original posible sus fotografías.

Con años en la red y miles de seguidores, este meme se ha convertido en uno de los más famosos de la web.