¿Qué es un ecocardiograma?

Permite detectar trastornos que afectan al funcionamiento del corazón

Qué es un ecocargiograma
Un ecocardiograma permite ver una imagen en movimiento de la actividad cardíaca. BSIP/UIG | Getty Images

Un ecocardiograma, también llamado ecocardiografía, es una ecografía del corazón. Permite  obtener imágenes de alta calidad de la anatomía del corazón,  además de la actividad cardíaca y de los flujos sanguíneos. La prueba se realiza en reposo. También se puede hacer antes o después de someter al corazón a un test de esfuerzo o tras una inyección con un medicamento que acelera los latidos del corazón.

Tipos de ecocardiogramas:

Existen varias pruebas diagnósticas para calibrar el funcionamiento del corazón.

  • Ecocardiografía transtorácica (ETT): es la que más se utiliza. Ayuda a visualizar el corazón mediante el desplazamiento de la sonda sobre el tórax y la pared abdominal superior. Permite obtener imágenes del corazón desde distintos ángulos, que varían según la posición de la sonda.
  • Ecocardiografía transesofágica (ETE): está técnica ofrece una calidad mejor de imágenes debido a la proximidad del corazón. Se realiza insertando un endoscopio en el esófago.

¿Para qué sirve un examen ecocardiograma?

Se utiliza para estudiar el tamaño del corazón y su función como bomba para enviar la sangre al resto del cuerpo. También para detectar alteraciones de las paredes del corazón y su movimiento, así como la forma y funcionamiento de las válvulas cardíacas.

La ecocardiografía se usa cada vez más para detectar o descartar síntomas que podrían tener un origen cardíaco como el ahogo (disnea).

Es un elemento básico para el control y seguimiento médico o después de una operación quirúrgica.

  • Diagnosticar y vigilar el funcionamiento de las válvulas cardíacas. Puede ayudar a estimar la cantidad de sangre que bombea el corazón a partir del ventrículo izquierdo y detectar enfermedades valvulares.
  • Descubrir la causa de una insuficiencia cardíaca.
  • Investigar una endocarditis infecciosa.
  • Detectar derrames del pericardio.
  • Determinar una miocardiopatía o cardiomiopatía.
  • Detectar coágulos de sangre y tumores en el corazón.
  • Evaluar la función cardíaca después de un infarto agudo de miocardio y hacer un seguimiento.
  • Esencial en el estudio de cardiopatías congénitas.
  • El ecocardiograma también se utiliza para aclarar y explicar la gravedad de soplos (ruidos cardíacos añadidos causados por variaciones en las estructuras de las válvulas).

¿Cómo se realiza una ecocardiografía transtorácica?

La ecocardiografía utiliza ultrasonidos que envía sonidos -inaudibles para el oído humano- hacia las estructuras del corazón. Se coloca un transductor –un dispositivo que transmite ondas sonoras de alta frecuencia- en las costillas cerca del esternón, apuntando hacia el corazón.

Cuando los ecos de las ondas sonoras rebotan son transmitidos como impulsos eléctricos, y recibidos por un monitor de vídeo, que los convierte en imágenes del movimiento del corazón.  También permite visualizar las estructuras del músculo cardíaco. Las imágenes, -que pueden ser bimensionales o tridimensionales dependiendo de la máquina y de la parte del corazón evaluada-, se pueden imprimir o grabar.

Funciona como el sónar de los submarinos.

¿Cómo se realiza una ecocardiografía transesofágica?

Una vez anestesiada la parte posterior de la garganta, se introduce una sonda provista de un transductor ecocardiográfico que puede acercarse hasta el esófago y estómago. Esta técnica permite estudiar casos que requieren mucha precisión diagnóstica, por ejemplo en pacientes que necesitan cirugía cardíaca (mejor detalle de las válvulas dañadas).

¿Qué es un ecocardiograma Doppler?

Un ecocardiograma con Doppler se usa para estudiar el flujo sanguíneo en los vasos periféricos y en el corazón. Se emplea para analizar la dirección, sentido, velocidad y aceleración de la sangre. Esta prueba permite valorar si una válvula no cierra bien, si es más estrecha, e incluso detalles del movimiento de las estructuras cardíacas.

Preparación para un ecocardiograma

  • No se necesita ninguna preparación para someterte a un ecocardiografía transtorácica.
  • Si tienes que hacerte un ecocardiograma transesofágico, no debes tomar líquidos ni sólidos durante al menos seis horas anteriores a la prueba.

¿Qué ocurre durante un ecocardiograma?

Esta prueba puede durar entre diez a treinta minutos. Se aplica una pequeña cantidad de gel en el lado izquierdo del tórax antes de pasar el transductor para ayudar a la transmisión de los ultrasonidos. Se colocan electrodos en el tórax. Sentirás una ligera presión sobre el pecho a causa del transductor. Es posible que te pidan que respires profundamente para coger aire y llenar los pulmones o que gires hacia su lado izquierdo.

Riesgos de un ecocardiograma

Es una prueba no invasiva, que no produce dolor y que no daña. No existen riesgos conocidos asociados con este examen. Someterse a un ecocardiograma no implica exposición a la radiación, ya que no utiliza rayos X.

Referencias:

Ecocardiografía. Medline Plus. Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU. Accedido: 28  de septiembre de 2015. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003869.htm

Connolly HM, Oh JK. Echocardiography. In: Bonow RO, Mann DL, Zipes DP, Libby P, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 9th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier;2011: chap 15.