¿Qué es un disco duro PCIe SSD?

Foto cortesía PriceGrabber

Consultar precios discos SSD

Consultar precios discos PCIe SSD

Los discos duros SSD han sido toda una revolución para el almacenamiento. Estos, al contrario que ocurre con los discos duros tradicionales, están formados por memorias de estado solido en lugar de discos rígidos.

Debido a esto son capaces de dar una mayor velocidad, tienen mayor resistencia a golpes, menor consumo, menor ruido, respecto a las tecnologías usadas anteriormente.

Otra de las mejoras, que a veces puede pasarse por alto, es su mayor velocidad accediendo a datos aleatorios. En los discos duros convencionales necesitamos rotar todo el disco duro buscando la información que queremos leer, su funcionamiento es muy parecido a los tocadiscos. Esto hace que si la información esta muy distribuida por el almacenamiento la velocidad de acceso desciende dramáticamente. Es una de las razones por las que los discos necesitan desfragmentarse de vez en cuando. Esto no ocurre en un disco SSD ya que el acceso a cualquier celda se realiza a la misma velocidad.

Sin embargo, estos se encuentran con un problema, están fabricados con memorias NAND de las cuales se podría sacar una velocidad aún mayor pero están limitados por la conexión del disco duro tradicional, en estos momentos los discos duros se conectan utilizando la conexión SATA, en su versión 3 nos ofrece 6 Gb/s o 600 MB/s de datos reales ya que utiliza 2 bits por cada 10 para reducir los errores.

En los discos duros PCIe SSD se inserta el dispositivo en un puerto PCI Express consiguiéndose una mayor velocidad. Es decir tu disco duro se convierte en otro elemento, como ocurre por ejemplo con la tarjeta gráfica, que se inserta de forma directa a la placa base.

Debido a esto podemos conseguir una mayor velocidad.

Por ejemplo un PCI Express 2.0 tiene 500 MB por línea, existiendo configuraciones de x1, x4, x8 o x16.

Un dispositivo de 4 líneas PCI Express 2.0 puede llegar a 1.6 GB/s de datos virtuales casi el triple que SATA 3.

¿De qué mejoras hablamos?

Podemos estar hablando de mejoras de tres veces en velocidad la que tienen los discos duros SSDs aunque a 10 veces el precio.

Dentro de este precio existe una mejora en la durabilidad de estos discos duros. Por ejemplo en una memoria de 100 GB puedes tener realmente 400 GB y el propio dispositivo se encarga de distribuir los datos para que dure más y sea más rápido.

¿A quién van dirigidos?

Pensados para entornos servidor en los cuales el acceso a los datos se realice por muchos usuarios al mismo tiempo. Por ejemplo servidores WEB, y los dedicados a computación científica o a trabajar con grandes bases de datos en entornos empresariales.