¿Qué es un bloguero? ¿De que se escribe?

Il conte di Luna via PhotoPin

En la actualidad muchos quieren tener un blog y tantos otros ya lo tienen, sin embargo no todos realmente comprenden el concepto de ser bloguero ¿qué es? ¿de que se escribe? ¿cómo se escribe? ¿es necesario ser escritor, experto o periodista? ¿que se necesita?

Estás y otras preguntas son aclaradas a continuación.

El nombre de bloguero, lo adquiere en realidad cualquier persona, que podríamos decir, de manera relativamente profesional, se dedica a desarrollar un blog, cualquier persona que lo desee puede comenzar uno, basta tan solo sentir ganas de comunicar algo, ideas o ser apasionados por algún tema en especial.

No necesitas ser experto, ni periodista o escritor, tampoco necesitas estudios concretos, aunque si necesitas tener conocimiento básico sobre como utilizar plataformas digitales como email, redes sociales, subir fotos a la red y por último la plataforma donde vayas a escribir, que entre las más populares de blogging se encuentran Blogger, Wordpress y Tumblr ¡no te preocupes, que ninguno de estos aspectos es complicado!

Sin embargo llevar un blog adelante tampoco es tan sencillo, por algo millones se abren por día y sólo un mínimo porcentaje se mantienen con vida a través de los meses y años. Por esto, es que resulta imprescindible elegir un tema que nos apasione, para no aburrirnos y encontrar siempre nuevas inspiraciones y energía para actualizarlo.

Y aquí viene lo mejor, y el aspecto que considero fundamental, aspecto que define y destaca a los blogs, entre el resto de los medios de comunicación, y responde algunas de las preguntas que realizábamos al principio.

El secreto de un blog, reside en la manera de comunicarse que tiene el bloguero con su público, y para ello los siguientes puntos son los que hay que tener en cuenta:

La esencia de un blog

Un blog se escribe siempre desde el punto de vista personal, un blog significa diario o bitácora, y ese es el formato que tiene (por eso, por más bonitos que se vean no me gustan las plantillas estilo magazine y otras por el estilo, que hacen que se pierda la esencia del blogging).

Y aunque en él no tienes que necesariamente hablar de tu vida privada si no lo deseas, pero cualquiera sea el tema en el que te enfoques, deberá tener siempre, insisto ¡siempre! tu percepción de lo que estés escribiendo ¡y esto es maravilloso!!

Un blog no es revista, no es periódico, no es enciclopedia, no es radio ni televisión, tampoco es libro, es una bitácora personal, que aunque escribas sobre comida, tejido a crochet, cine o los astros, en los escritos deberá verse reflejada tu alma y la pasión que sientes por el tema, que quienes te leen, percibirán como por tu público también.

Sácale provecho, por más que te mueras del terror por lo que vaya a pensar tu vecina, tu mamá o tus amigos, haz uso de la democracia que permite internet y cuéntale al mundo entero como tu lo percibes. Comparte, exprésate y genera lazos con tu comunidad.

El blogging como filosofía de vida

Quien les escribe lleva ya casi 4 años en la blogósfera, puede parecer mucho o poco, depende, pero desde que por allá en el 2009 comencé tímidamente a transmitir mis humildes ideas, reflexiones y otros en mi blog personal, de apoco mi manera de ver el mundo que me rodeaba se fue transformando. Uno comienza a escuchar y observar con más detalle, sobre todo aquellos aspectos de la vida diaria que estén relacionados con lo que escribimos en el blog, también comenzamos a observar con ojos de artista para tomar fotografías, y a inspirarnos en aquellos detalles, que tal vez antes se nos pasaban de largo como intrascendentes.

Un bloguero es autodidacta

El universo de la blogósfera aunque en todo su esplendor, todavía se encuentra en pleno desarrollo, todos los días salen nuevas actualizaciones, y además en el camino y seguramente en base a prueba y error, irás encontrando tu voz, tu manera de expresarte, irás desarrollando, definiendo y puliendo tu personalidad bloguera, y cuando eso suceda ¡seguramente tendrás mucho más que aprender!! Todos los días hay alguna novedad ¡no te puedes aburrir!

Y para ello, como habrás podido deducir con lo expuesto hasta el momento, vas a necesitar tiempo, no sólo para tus creaciones (escribir el post, editar las fotos, editar el texto) sino para investigar, actualizarte, participar en las redes sociales, y por otro lado constancia para mantener un ritmo saludable de entradas subidas a tu blog.

Y ya para ir cerrando este artículo, por más tentador que suene copiar y pegar una nota super chula de una revista, un comunicado de prensa o porque piensas que lo que tu tienes para decir no es tan interesante como lo que publicaron en X muy famoso sitio, eso no es bloguear, y creéme cuando te digo que nadie se interesará en hacerse seguidor de un blog que repite notas de otros sitios.

Si quieres hablar de los mismo que todo el mundo, está bien, ese no es el problema, pero hazlo desde tu interior, con tus palabras, haz de cuenta que te encontraste con un amigo en la esquina y se pusieron a hablar ¡esa es la esencia de un blog! Escribir en un tono coloquial, tus ideas, tus pensamientos, tus reflexiones, tu manera de ver la vida.

Sigue estos consejos y verás los resultados.

El mundo nos sorprendió, cuando pensábamos que a nadie le interesaba lo que el hombre común tenía para decir, surgieron las redes sociales...

¿Te animas a comenzar? Lee a continuación:

¡Éxitos y feliz blogging!!