¿Qué es Spotify y cómo funciona?

Los secretos de la plataforma musical más conocida

Spotify ejecutado en un ordenador, donde se ve su interfaz
Foto © magerleagues. Flickr

Spotify se ha convertido en la plataforma musical más conocida. A pesar de que han ido apareciendo otras alternativas más económicas, incluso gratuitas, que se aproximan a su servicio, esta sigue estando a la cabeza con diversos planes que ofrecer a los amantes de la música.

Con más de 10 millones de canciones en su base de datos, el usuario puede escuchar tanto a sus artistas favoritos como descubrir nuevos talentos de la música a través de las recomendaciones de la red.

Además, su conexión con las redes sociales permite interactuar con amigos que utilizan el mismo servicio.

Funcionamiento y planes para cada usuario

Acceder al servicio de Spotify es tan sencillo como descargar la aplicación desde su página web y registrarse tras ello. Accediendo con el usuario y contraseña, se podrán guardar todas las preferencias al utilizar la plataforma y administrar el plan del usuario.

Una vez se instala la aplicación, al ejecutarla, el usuario ingresa su usuario y contraseña. Según el plan al que cada usuario acceda, podrá disfrutar de más o menos beneficios. Los diferentes planes que existen son:

  • Open: servicio gratuito que permite disfrutar de 20 horas al mes de música en el país de registro y 14 días al viajar al extranjero. También permite compartir lo que se está escuchando con amigos.
  • Free: es gratuito y se accede por invitación, añadiendo emisoras de radio para escuchar además de las bases de datos de artistas.
  • Unlimited: por 4,99 euros al mes, Spotify permite escuchar música sin límite en el extranjero y disfrutar de este arte sin publicidad (característica común de las opciones gratuitas).
  • Premium: toda la música sin restricciones y también en el móvil.

El funcionamiento de Spotify no existe en todos los países, ya que solo está disponible en aquellos en los que ha llegado a acuerdos en las discográficas, teniendo en cuenta que la reproducción de la música de los artistas que existen en las plataformas respeta los derechos correspondientes de copyright.

A diferencia de otros servicios de streaming, Spotify transmite la información a través del protocolo P2P. De este modo, los usuarios no solo reciben la información que solicitan sino que a su vez, también envían información de sus equipos. Gracias a la disposición de memoria caché por parte de la aplicación, el usuario obtiene algunas ventajas, como por ejemplo, no tener que descargar totalmente cada canción que quiera volver a escuchar (se recomienda reservar aproximadamente 1GB de caché para esta aplicación para un funcionamiento óptimo). Además de esto, la información del caché se intercambia entre los usuarios para no se realicen nuevas descargas, el secreto del éxito de su radio y de la plataforma en general.

Spotify y las redes sociales

Spotify puede integrarse con la redes sociales Facebook. De este modo, se muestra en el muro del usuario lo que se está escuchando, pero también es posible ver lo que los contactos de dicho usuario en Facebook están escuchando. Así, se puede interactuar con ellos, comentar sus escuchas y obtener nuevas pistas de las que disfrutar gracias a lo que están reproduciendo los amigos de Facebook, todo con un solo clic.

A pesar de las ventajas que esto supone a la hora de escuchar nueva música o saber qué suena en los ordenadores de los amigos de un usuario, la privacidad termina sacrificada con esta ventaja, de modo que el usuario tiene la opción de elegir si quiere utilizar esta funcionalidad o no.

Spotify integra la opción Escuchar en privado, desde la primera pestaña llamada Spotify. De este modo, el usuario puede utilizar este servicio de streaming sin tener que rendir cuentas a