¿Qué es sánscrito y por qué es importante en el yoga?

sánscrito
El sánscrito es esencial para el yoga y otras tradiciones espirituales de India. ©Anton Jankovoy/ Getty Images

El sánscrito es la lengua más antigua de las lenguas indoeuropeas y, según el hinduismo, es la lengua más antigua de la humanidad. Sam se traduce como bien y kritam como hecho. La palabra sánscrito viene de samskritam, que quiere decir perfecto, pulido, completo. No se puede pensar en el yoga sin pensar en el sánscrito. Se dice que es yoga en forma lingüística porque es energía divina en una estructura de sonido y porque nos conecta con el absoluto.

Además, en esta lengua fueron escritos los textos más importante de la tradición del yoga. 

Se considera que el sánscrito es una lengua sagrada que fue revelada a la humanidad por los sabios y videntes, quienes pusieron en sonidos su experiencia mística. Ha sido considerada una lengua sagrada durante milenios porque contiene las escrituras antiguas de la India, que son repetidas una y otra vez por su conocimiento y sabiduría pero también por su poder vibracional. En la actualidad, el sánscrito se considera como una lengua filosófica para el hinduismo, el budismo, el jainismo y otras tradiciones espirituales originadas en el subcontinente indio. Cada una de las 51 letra del sánscrito tiene una vibración bella y cósmica, que resuena en consonancia con la realidad suprema. A cada letra se le llama una bijakshara, semilla de esta realidad. 

También porque, se ha dicho, sus vibraciones son las mismas que las vibraciones naturales de las células de nuestro cuerpo y de nuestros cuerpos sutiles.

Son las vibraciones esenciales de todo lo que existe y tienen un poder de sintonizarnos con la inteligencia cósmica y, de esta manera, de sanar, equilibrar y elevar la conciencia. Algunos van más allá, afirmando que el sánscrito es también pranayama (las prácticas de control de la respiración) y que por la frecuente utilización de la forma pasiva, trasciende el ego.

Lo que sí es claro es que ha sido un vehículo en de la civilización india y de su búsqueda de la realización espiritual. De ser una lengua hablada pasó a ser una devabashan, una lengua sagrada que sigue siendo estudiada por propósitos académicos o espirituales, y transmitida de generación en generación dentro la cultura tradicional india como constitutiva de sus fundamentos culturales. Se ha mantenido intacta durante miles de años, aseguran autoridades de la disciplina, a diferencia de otras lenguas que tienen un origen histórico, y evolucionan y se transforman.

Es el lenguaje de las escrituras sagradas de la India antigua y de textos médicos, astronómicos, matemáticos, jurídicos, científicos. En esta lengua fueron compuestos los Vedas, los Upanishads, el Ramayana, el Mahabharata (de esta épica forma parte el Bhagavad Gita), de donde viene la tradición filosófica del yoga. También en sánscrito están textos centrales de la cultura india como sus fábulas e historias y los textos centrales de sus filosofías como el sankhya, el yoga o la tradición del vedanta, y escritos científicos como la gramática de Panini. Algunos de los textos específicos de la tradición del yoga son los Yoga Sutras, el Yoga Vasishta y el Hatha Yoga Pradipika.

 

Se dice que cada nombre en sánscrito describe una cualidad y que vibra con esa cualidad. Para la tradición filosófica india, el mundo fue originado a partir de un sonido primordial: el mantra OM. En el mismo orden de ideas, las vibraciones construyen el mundo, le dan forma, lo determinan y transforman. La materia no es sino la manifestación gruesa de formas de energía más sutiles. Por esto la importancia que se le da a la palabra, a los sonidos, a los cantos, a los rezos, a los pensamientos, emociones y hasta a los estímulos y la alimentación. Todos son considerados formas de energía que vibra en una frecuencia determinada y, que según su nivel de vibración elevado o bajo, tienen un impacto en el mundo.

El yoga como diferentes prácticas y estilo de vida busca siempre un nivel de vibraciones positivas, armoniosas y más cercanas a la trascendencia.

Por ejemplo, el nada yoga, el yoga de sonidos sagrados, es una manera de armonizar y estimular los chakrasy demás cuerpos sutiles. Los mantras son una de las formas más directas de alcanzar un estado meditativo donde la mente alcanza el silencio necesario para lograr el balance. El sánscrito no solo ha transmitido el conocimiento: sus sonidos mismos constituyen una herramienta del yoga para elevar el estado de conciencia y de armonizarlo con el universo.

Fuentes:

-Abeleira Juan Manuel, Bhagavad Gita, Debolsillo, Barcelona, 2010.

-Integral Yoga Institute, Dictionary of Sanskrit Names, Integral Yoga Publications, Buckingham, Virginia, 1989.