¿ Qué es Overclocking ?

Overclocking
Foto cortesía PriceGrabber

¿Qué significa?

La técnica Overclock permite aumentar las prestaciones de tu PC jugando con la velocidad de funcionamiento de ciertos componentes. El equipo, gracias a estas modificaciones, es capaz de realizar más operaciones por segundo, haciendo su comportamiento más ágil. Sí por ejemplo tienes un procesador funcionando a 2Ghz y le cambias su velocidad a 4Ghz el PC podrá realizar el doble de tareas en el mismo tiempo.

¿Puede crear problemas?

El consumo o lo que es lo mismo la potencia que necesita cualquier dispositivo electrónico es proporcional a su velocidad de funcionamiento. En el caso anterior ese procesador consumiría el doble de potencia y eso significa que para no quemarse necesitara tener algún sistema que pueda disiparla. Si no lo hace la temperatura aumentara.

Existen en el mercado múltiples soluciones para esto incluso la refrigeración por agua que te permiten poder usar velocidades de funcionamiento altas.

De todas formas la posibilidad de que un procesador moderno se queme es bastante remota. Los actuales tienen protecciones monitorizan las temperaturas que alcanzan las distintas partes del sistema y desconectan la corriente si es necesario.

Sin embargo el overclock tiene que ser usado con precauciones, aunque no vayas a quemar el componente sobre el que lo hagas otra cuestión es si se disminuye el tiempo de vida.

Debes de tener en cuenta que una mayor temperatura de trabajo significa acortar su periodo de funcionamiento lo cual hace que sea muy importante la calidad del sistema de refrigeración que uses.

¿Cómo se suele hacer?

Gracias a la placa base que en su BIOS te incluyen opciones para hacerlo. Según el modelo puedes encontrar incluso algunas placas bases que con solo pulsar un botón ajustan la velocidad de tu procesador de manera automática.

¿Qué se puede acelerar?

El procesador es la pieza a la que de forma más común se asocia al termino overclock. Sin embargo también puedes realizarlo a los siguientes dispositivos:

RAM. Se puede aumentar la velocidad, existiendo incluso en el mercado memorias que incluyen sus propios disipadores. Yo no te aconsejaría hacerla a menos que supieras muy bien que estás haciendo ya que las mejoras que vas a obtener son muy modestas en relación a los riesgos. Vamos que desde el punto de vista de las prestaciones es mejor tener mucha más RAM que menos y más rápida.

Tarjeta gráfica. Se puede acelerar tanto sus procesadores, como la memoria que llevan incluidas.

En definitiva una opción que se puede pensar en caso de que tu PC no sea capaz de trabajar con los programas actuales pero como siempre sin abusar.